20 de septiembre de 2019
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Su hijo Julio José fue seguido por dos detectives que reunieron hasta 14 restos dejados en una playa

Así se consiguieron las pruebas de ADN de Julio Iglesias en el caso de la paternidad de Javier Santos

Exclusiva Julio Iglesias
Julio Iglesias
Los detectives contratados por el hijo del cantante, después de seguir al hijo mayor del cantante por varios lugares de Miami, pudieron dar con varios objetos que había dejado Julio José Iglesias Preysler en una playa, entre ellos chicles, botellas vacías y así, hasta catorce pruebas con restos biológicos del primogénito del artista.

El caso estaba a punto de abandonarse, Javier Santos no tenía el suficiente dinero para poder costearlo. Pero gracias a la ayuda de su familia y amigos, pudo reunir el dinero suficiente para contratar a dos detectives que fueron en busca de pruebas hasta Miami. Los dos hombres intentaron primero durante un año obtener pruebas de familiares pero no llegaban a tiempo a seguirlos o fue imposible acercarse a ellos.

Fue entonces cuando los dos detectives decidieron viajar hasta Estados Unidos donde reside el hijo mayor del artista, para encontrar cualquier rastro de ADN que relacionara a ambos hermanos, Javier Santos y Julio José Iglesias.

Pero los detectives no conseguían dar con él ni en salas, ni en hoteles, ni en demás sitios que solía frecuentar Julio José Iglesias en esta ciudad de Estados Unidos. Otro plan era conseguir el ADN a través de otros familiares como Enrique e incluso la misma Chabelita, hija mayor del cantante, que vive en Canada, pero no pudieron dar con ellos, por lo que no consiguieron alguna prueba que les relacionara con el presunto hijo del compositor español.

Finalmente, en mayo de 2017, pudieron localizar al cantante en una playa y, nada más, marcharse pudieron rescatar varios objetos como chicles o botellas vacías y así hasta catorce objetos que había usado. Después de encontrar el ADN y realizadas las pruebas, la coincidencia entre Julio Iglesias y Javier Santos fue del 99 por ciento.

El caso puede reabrirse debido a nuevas pruebas

Hace veinte años comenzó el caso en demanda de paternidad y la situación ha dado un giro gracias a la obtención del ADN. La situación actual difiere de la acaecida en el momento de interposición de la anterior demanda, ya que en aquel momento no existía una prueba nueva que pudiese volver a ser valorada dado que el cantante no quería realizar la prueba biológica que pudiera dilucidar si era el padre de Javier.

Uno de los grandes problemas fue enfrentarse a la cadena de custodia de las pruebas y a la legislación de Estados Unidos en esta materia, que pide que no se vulnere la intimidad de Julio José en la obtención de pruebas ni del perfil de ADN, algo en lo que tuvieron exquisito cuidado los investigadores.

Actualmente sí existen nuevos elementos, como los que encontraron los detectives en la playa, que permiten una nueva valoración de todos los datos aportados con anterioridad y que no pudieron ser objeto de examen a la hora de dictaminar la sentencia.

La nueva valoración no puede realizarse sobre pruebas que ya se encontrasen en poder del tribunal, pero sí podría realizarse sobre nuevas pruebas como es el caso actual al disponer de una prueba de ADN coincidente.

Julio_Iglesias_padre_2

Julio Iglesias en Miami.

Como recoge la propia legislación, un caso con sentencia firme se puede reabrir, siempre que haya nuevos hechos o pruebas, algo que podría traer de vuelta a España a Julio Iglesias, para que se le haga la prueba biológica.

De hecho, El Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH), ha defendido en multitud de ocasiones el derecho que tiene un niño a conocer quién es su padre, en base a The Children Act al determinar el derecho que tiene un hijo a conocer la identidad de su padre por encima de la normativa nacional.

Un claro ejemplo es el caso de “Jaggi contra Suiza” en el Tribunal reitera que el fundamento esencial del artículo 8 de la Convención es la protección lo individual frente a interferencias arbitrarias de las autoridades públicas: se establece que ante la negativa de la toma de acciones, hay una positiva obligación inherente al respeto del ámbito privado y de la vida familiar. Es por ello, que debe establecerse un balance entre el interés general y el interés individual, y en ambos contextos el Estado debe tener un cierto margen de apreciación.

Otro fue el caso “RL and Others VS Denmark”, donde se alegaba una vulneración del artículo 8 The Children Act al determinar que “la reapertura del caso se produjo debido a que nueva información y circunstancias habían permitido creer que quizás se cometió un error cuando se decidió registrar la paternidad y que si se hubiesen analizado mejor las circunstancias se habría obtenido otro resultado”.

La prueba del padre registral da negativo

Rafael Sánchez Sánchez, hombre que figura como padre registral de Javier Santos, se tuvo que hacer la prueba biológica para dejar evidente que no era el padre de Javier, aunque figure como tal.

Javier_Santos_junto_a_su_madre

Javier Santos junto a su madre María Edite

La muestra dió resultado negativo, por lo que se demostró que Rafael no es el padre de Javier. Algo que refuerza el testimonio de que Julio Iglesias tuvo un affaire con María Edite, la madre del denunciante, ya que ella era bailarina y coincidieron durante la semana que actuó el artista madrileño en San Feliú de Grixols (Gerona) en junio de 1975, nueve meses antes de que naciera Javier, en abril de 1976, tal y como hemos explicado en numerosas ocasiones en elcierredigital.com.

COMPARTIR: