04 de agosto de 2020
|
Buscar
EDICIÓN VERANO

Da un plazo de una semana al experto de PwC para que aporte esta documentación a pesar de que el banco lo había prohibido

La Audiencia Nacional pide los 223 mails del BBVA que pueden salpicar a la cúpula directiva del banco en el caso Villarejo

El caso BBVA es investigado en la Audiencia Nacional.
El caso BBVA es investigado en la Audiencia Nacional.
El juez, la Fiscalía Anticorrupción y las acusaciones del caso del espionaje del BBVA han pedido al responsable del 'forensic', auditoría interna, que entregue los 223 correos electrónicos que PwC se negó a enviar a la Audiencia Nacional ante la prohibición de su cliente, el banco que contrató a la consultora para realizar este informe interno.

El juez Manuel García-Castellón ha pedido al socio de PwC, Javier López Andreo, encargado de realizar un "forensic" o informe de auditoría interna al BBVA que entregue toda la información de la que dispone, entre ello todos los mails cruzados entre la cúpula del banco.

Durante el interrogatorio del lunes el perito, que acude en calidad de testigo, reconoció que se borró toda la información que recogía al cruzar el nombre de Carlos Torres Vila, actual presidente, con el resto de items.

El magistrado hizo varias preguntas a López Andreo que no supo responder, segú algunas fuentes jurídicas por desconocimiento, como por ejemplo si en su contrato constaba defender el peritaje realizado para el banco. 

De la declaración se deduce que López Andreo habría tenido varias reuniones con BBVA y el despacho de abogados Garrigues en las que se habría preparado su "defensa".

Francisco González, expresidente del BBVA, que encargó los informes presuntamente a Villarejo.

El juez, fiscalía Anticorrupción y acusaciones particulares han pedido al responsable del "forensic" que entregue los 223 correos electrónicos que PwC se negó a enviar a la Audiencia Nacional ante la prohibición de BBVA. El magistrado ha dado un plazo de una semana para que los entregue o será acusado de desobediencia. 

El perito se escuda en el derecho al secreto profesional, al igual que BBVA, pero el magistrado le ha advertido ya en varias ocasiones de que en su caso no le ampara este derecho y que su deber es aportar al caso todo el trabajo que ha realizado hasta el momento.

En su primera declaración, Andreo reconoció que el informe realizado sólo había analizado el 10% de la información con la que cuenta el banco. Al inicio de la investigación, PwC ofreció a los abogados de Garrigues y Uría un mapa de calor con todas las líneas de investigación que proponían realizar y que suponía la revisión de un total de 2,3 millones de archivos a revisar.

Según las estimaciones proporcionadas por la consultora, el tiempo de ejecución de esta revisión ascendía a dos años. En este contexto y ante la necesidad de dar respuesta a los requerimientos judiciales, los abogados de la defensa proporcionaron a la firma unos criterios de priorización que "maximizaban la posibilidad de obtener información relevante para el caso", explicaron entonces fuentes de BBVA.

Durante la primera comparecencia, los fiscales del "caso Villarejo" sacaron a relucir un documento excel depositado en Google Drive en el que el banco recogía las cuentas de Luis Pineda y familiares cercanos. La Fiscalía preguntó al experto de la consultora por este archivo al entender que existen indicios de que este fichero podría ser otro encargo del banco al excomisario Villarejo. Pero el BBVA explicó que ese documento provendría de la instrucción del caso Ausbanc, causa en la que BBVA formó parte de la acusación particular y cuyo juicio está teniendo lugar esta semana.

COMPARTIR: