25 de enero de 2020
|
Buscar
FIN DE SEMANA

La Unión Federal de Policías (UFP) ha presentado una queja formal en la Secretaría de Estado de Seguridad por los contínuos enfrentamientos

Un sindicato denuncia la guerra soterrada entre Policía y Guardia Civil por la seguridad en los ministerios

Ésta no es la imagen habitual en nuestros ministerios, al parecer.
Ésta no es la imagen habitual en nuestros ministerios, al parecer.
Un sindicato de Policía Nacional, la Unión Federal de Policia (UFP), se ha quejado formalmente ante sus superiores en Interior de los problemas que tienen a diario los mandos de policía en los ministerios, donde chocan constantemente con los guardias civiles que prestan servicio de seguridad en los edificios que albergan organismo oficiales. Es la cara pública de una guerra soterrada que se libra desde hace meses entre policías y guardias civiles.

La pelea no es nueva, pero raramente se hace de manera pública. La búsqueda de Blanca Fernández Ochoa o de Marta Calvo han sido algunos de los últimos episodios de confrontación entre ambos Cuerpos que en numerosas ocasiones compiten por ver quien es mejor que el otro. Ahora ha sido un sindicato, la UFP, el que ha destapado el problema y lo han elevado a la opinión pública.

"La Guardia Civil invade las competencias de la Policía Nacional desafiando y amenazando a los jefes de seguridad de varios ministerios, puestos ocupados por inspectores e inspectores jefes de la Policía Nacional en activo sin que la Secretaría de Estado de Seguridad haga nada al respecto", denuncia en un comunicado el sindicato Unión Federal de la Policía (UFP).

La UFP ya se quejó en noviembre de 2019 de la existencia de esta invasión competencias "y desafío de la guardia civil bajo la orden del coronel jefe de la UPROSE, a estos mandos policiales", aseguran. La Uprose es la Unidad de Protección y Seguridad dedicada a proteger instalaciones y edificios públicos.

El motivo de la queja presentada por la UFP ante la Secretaría de Estado es que la "Guardia Civil va por libre, hace caso omiso y desafía reiteradamente las instrucciones de los jefes de seguridad de los respectivos ministerios", dice este sindicato. Para solucionar este grave conflicto la UFP solicitaba en noviembre del año pasado una reunión con la Secretaría de Estado de Seguridad al objeto de que se dé cumplimiento a la órdenes interministeriales de 1988 y 1989 vigentes, que otorga plenas competencias de seguridad a los jefes de seguridad y "que reiteradamente mandos de la Guardia Civil incumplen, sin olvidar la Ley Orgánica 2/86 que da las competencias en materia de orden público, investigación de delitos y seguridad a la Policía Nacional", añaden.

A esta petición de reunión, la Secretaria de Estado de Seguridad (SES) nunca contestó, aunque el tema afecta a la seguridad de los respectivos ministros y de los funcionarios que trabajan en los diferentes ministerios. Como ejemplo, el último hecho grave, se produjo en el Ministerio de Sanidad, nueva sede de la vicepresidencia de Pablo Iglesias, "donde un mando de la guardia civil desobedeció y cuestionó las instrucciones del jefe de seguridad de ese ministerio, inspector de la policía nacional, incidente que provoco una queja formal a la Secretaria de Estado de Seguridad sin que se adoptase medida alguna contra el desafío y desobediencia abierta del capitán de la guardia civil de la UPROSE, alegando seguir instrucciones de sus mandos", explican desde la UFP. "El mismo capitán y sus tenientes han seguido la misma línea de conflicto, desafío y ninguneo en algunos de los ministerios, a pesar de la evidente brecha de seguridad que esto provoca pues deja a los jefes de seguridad sin la autoridad y coordinación suficiente para desarrollar óptimamente y eficientemente la misión encomendada", añaden.

Policía Nacional y Guardia Civil.

Según denuncia el sindicato policial, "este desafío de la Guardia Civil se ha extendido a los ministerios del complejo de Nuevos Ministerios y de Cuzco, donde se ha escapado un tiro a un guardia civil y ésta ha hecho caso omiso del requerimiento por escrito realizado por los jefes de seguridad para conocer como se ha podido producir un hecho tan grave y de las medidas adoptadas para que se evite en un futuro. La seguridad en el interior de los ministerios es competencia de los jefes de seguridad, y de tal peligrosidad ya fueron advertidos esos mandos de la guardia civil y autoridades de diferentes ministerios".

Hasta ahora la seguridad en el interior de los ministerios la desarrolla seguridad privada sin armas y el ministro respectivo ya cuenta con su propio servicio de seguridad armado, la escolta de Policía Nacional. "Y estos hechos ocurren por las pretensiones de la Guardia Civil de prestar servicio armado en el interior de los ministerios en contra de los criterios de los mandos policiales que ostentan la jefatura de seguridad de los respectivos ministerios".

De continuar de esta manera, sin que la Secretaría de Estado de Seguridad ponga orden, "no es descartable que vivamos en un futuro próximo incidentes de gravedad y transcendencia que no son deseables y que son fácilmente evitables, simplemente con el cumplimiento de las Órdenes Ministeriales que regulan estas competencias en materia de seguridad", concluye el comunicado de la UFP.

COMPARTIR: