17 de abril de 2024
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Si s cumplen determinadas condiciones, la cadena de distribución se embolsará 40 millones de euros pese a que el pasado año cerró su venta por 60

Las urgencias económicas de DIA la empujan a 'malvender' Clarel por un 30 por ciento de lo que pretendía

Tienda Clarel.
Tienda Clarel.
Las urgencias económicas están condicionando a DIA, que ha decidido cerrar la venta de Clarel por 42,5 millones de euros, que podrían rebajarse por debajo de 40 si no se dan determinadas condiciones. La distribuidora alimentaria se embolsará el próximo año más de 15 millones y, de paso, se desprende de su deficitaria filial de cosmética y perfumería.

La tercera red de supermercados de España, Distribuidora Internacional de Alimentación (DIA), sigue asfixiada por una deuda superior a 800 millones de euros que le está empujando a emprender drásticas decisiones. Entre ellas, vender su negocio en Portugal a la compañía francesa Auchan, desprenderse de 233 tiendas en España que han ido a parar a Alcampo y hacer caja con Clarel

DIA ya intentó el pasado año vender su filial de cosmética y perfumería, que cuenta con 3.300 trabajadores en alrededor de 1.000 establecimientos. Lo hizo a través de un acuerdo con el fondo de capital riesgo español C2 Private Capital, que prometió abonar 60 millones de euros. 

Pero DIA aseguró este verano que el grupo comprador había incumplido algunas promesas, de forma que le permitían romper el acuerdo (y con bastante probabilidad acabar en los tribunales) y poner en venta Clarel, que finalmente ha ido a parar al grupo colombiano Trinity. 

Trinity

Esta empresa, presidida por el inversor Omar González, abonará una cantidad máxima de 42,2 millones de euros entre 2024 y 2029. Es cierto que si no se dan determinadas condiciones DIA podría recibir menos de 40 millones, pero es seguro que en 2024 recibirá más de 15. 

Con esta operación DIA hace caja, poca en comparación con los 60 millones en los que valoró Clarel en 2022, y se desprende de una filial que le estaba granjeando problemas, ya que el pasado año perdió 19,5 millones de euros, el doble que en el ejercicio anterior

Inquietud

Omar González pretende que Clarel gane cuota de mercado en España y promete que no realizará despidos ya que, según sus palabras, las 3.300 trabajadoras son el "mayor activo" de la empresa. Pero fuentes sindicales consultadas por Elcierredigital.com dan "por descontado" que en 2024 se van a acometer "como mínimo, decenas de despidos". 

Tienda de DIA. 

Hay recelos dentro de la cadena Clarel en relación a Trinity, dedicada a la siderurgia, hostelería o turismo, principalmente porque el grupo colombiano no tiene experiencia alguna en el mercado del retail (venta al por menor). 

El consejero delegado de DIA, Martín Tolcachir, afirma que "en esta nueva etapa de consolidación del crecimiento", su compañía se centrará "en lo que sabe hacer mejor: la distribución alimentaria de proximidad".

Consolidación del crecimiento

DIA intenta recuperar la cuota de mercado perdida en los últimos tiempos bajo la presidencia de Benjamin Babcock, que relevó en el cargo a Stephan DuCharme. Esta operación fue tutelada por Mijail Fridman, ausente en la compañía a cuenta de los embargos que ha sufrido de la UE por su cercanía con el presidente ruso Vladímir Putin. 

La distribuidora alimentaria española, que en 2024 cumplirá 45 años de vida, ha reforzado su red de tiendas en Madrid y ha cerrado alianzas con Glovo, Uber Eats y Just Eat para intentar llevar la compra a casa en grandes ciudades en menos de una hora. 

DIA quiere potenciar su venta online, que apenas ronda el 3,5% de su facturación, pese a que hace pocos meses desde la compañía desconfiaban de este canal por la infidelidad de los clientes, que se mueven a golpe de oferta

Mientras, parece descuidar su línea emblemática de precios low cost, ya que el reciente informe de OCU sobre precios en cadenas alimentarias cerciora que la compañía no está entre las más baratas. El coste medio de una cesta anual diseñada por OCU dice que la de Dia cuesta 6.021 euros, lo que le sitúa por debajo de rivales directos como Eroski (5.940), Aldi (5.870), Carrefour (5.839) o  Alcampo (5.738). 

DIA también ha cambiado de estrategia desde que estuvo a punto de quebrar en 2018 al reducir su catálogo de producción e intentar primar la calidad por encima del precio. Y los frutos están llegando, ya que ha obtenido más de 6 millones de beneficios en el primer semestre de 2023 tras varios ejercicios en pérdidas. 

Lastrada por la deuda pese a haber vendido más de 1.200 tiendas 

DIA sigue lastrada con más de 800 millones de euros de una deuda que minoró tras la venta de 235 tiendas a Alcampo por 267 millones, de los cuales 108 fueron para amortizar deuda. Sobre la venta a Alcampo, Dia señaló que "habiéndose cumplido las condiciones suspensivas, el cierre de la operación se llevará a cabo mediante entregas sucesivas de lotes de establecimientos, que está previsto que tengan lugar a lo largo de los próximos meses conforme al calendario de entregas que acuerden las partes". 

La distribuidora cerró 2022 con unas pérdidas de 124 millones de euros, lo cual supone la mitad que el en ejercicio anterior. Además, elevó su facturación hasta casi 7.300 millones de euros, lo cual supuso una mejora de casi el 10%

COMPARTIR: