16 de julio de 2019
|
Buscar
FIN DE SEMANA

El trámite para su regreso a España está muy avanzado para que abandone el hospital argentino en el que se encuentra recluida

La asturiana confundida en Argentina con la madre de Luis Miguel será repatriada a España en las próximas fechas

Honorina a la izquierda, y Marcela Basteri con su cinta en la cabeza
Honorina a la izquierda, y Marcela Basteri con su cinta en la cabeza
Honorina Montes llevaba desaparecida desde 1992. En su pueblo, Bimenes, en la Asturias profunda, no había ni rastro de ella. Hasta que un día una fan de Luis Miguel vio a través de YouTube una entrevista a una indigente de las calles de Buenos Aires a la que presentaban como la madre de Luis Miguel, desaparecida desde 1986, uno de los asuntos mediáticos más importantes en América Latina en los últimos tiempos.

Pero a la fan asturiana no se le escapó el acento de aquella señora y sus balbuceos en bable. Y ahí empezó todo, muy pronto se atarían cabos, y antes de tener pruebas contundentes, el sentido común llamó la atención del alcalde de Bimenes, familiar a su vez de Nori, como se la conoce en el pueblo, y supo que la señora del vídeo era Honorina.  

El alcalde de Bimenes, Aitor García Corte, conoce bien el caso de Honorina.

Una de las personas que más saben sobre este tema es precisamente este alcalde de la localidad asturiana de Bimenes, Aitor García Corte, quien fue investido tras ser elegido por el PAS en 2015. En aquella ocasión, el alcalde de Bimenes protagonizó una anécdota que fue muy sonada en campaña y que daba a entender que, como coloquialmente se dice, “le iba la marcha”, algo que han comprobado recientemente a través de Twitter muchas fans del cantante Luis Miguel. Aitor García, cuando fue a retratarse para las fotos oficiales de la propaganda electoral, tuvo la ocurrencia de colocarse un sombrero que encontró en el estudio y coger una pistola de juguete para bromear posando como un gángster. 

Es curioso que las críticas y los insultos han estado a la orden del día durante los últimos meses en multitud de trinos agrupados en dos bandos muy diferenciados, a raíz de un episodio que cabe catalogarse como uno de los más grandes “show fake” de la televisión argentina durante el pasado 2018. Un escándalo mediático que tiene secuelas todavía, surgido desde el momento que se dio con una indigente en las calles de Buenos Aires en abril del pasado año, cuyo parecido físico con la madre del cantante Luis Miguel era notorio a simple vista.

Los dos bandos en las redes sociales quedaron establecidos, por un lado quienes defendían la verdad, que no era otra que la de la identificación positiva de Honorina Montes, y del otro la de quienes querían creer a las primas de Luis Miguel que sostenían la teoría de que aquella señora era Marcela Basteri. 

La realidad desdijo muy pronto la teoría de que esa señora fuera la desaparecida Marcela Basteri, sin embargo eso no importó al programa que la impulsó ni a los cientos de fans que creyeron la historia y que alimentaron la guerra en internet contra el bando de Aitor Bimenes por un lado, que sacó todo su lado beligerante para encender más si cabe a las enfervorecidas fans de Luis Miguel que defendían la teoría de que esa señora sí era Marcela Basteri. 

El cantante, de pequeño, con su madre, Marcela Basteri.

Pero, ¿cómo se da pie a que un simple rumor se convierta en una bola de nieve mediática? Un avispado y controvertido periodista argentino, Luis Ventura, vio en la señora un filón mediático de consecuencias imprevisibles desde el momento que la entrevistó cuando todavía estaba mendigando en las calles de la capital argentina antes de ser recluida en el Hospital Moyano bajo la tutela de los servicios sociales de dicho país. 

Apoyado en el testimonio de tres primas, Ada, Ivana y Flavia Basteri, parientes lejanas del cantante Luis Miguel en la Argentina, Ventura puso el ventilador del "show fake" a toda velocidad apoyado en la figura de un abogado, encargado de elaborar un proceso legal que no iría a ninguna parte y que parecía más sustentado en justificar el show mediático que en esperar un resultado favorable, a través del cual se pretendía solicitar una prueba de ADN y cotejarla con las familiares de Marcela Basteri. La vía judicial no prosperó pero la vía mediática, a través del programa Secretos Verdaderos, al estilo de los programas del corazón de máxima audiencia en España, fue todo un fenómeno nacional e internacional, por el posicionamiento de los diferentes clubs de fans de Luis Miguel.  

Era Nori, no Marcela

El biógrafo de Luis Miguel, Javier León Herrera, señaló que “obvio que esa señora no era Marcela Basteri, antes de ahondar en quién podría ser,  lo que tuvimos claro en todo momento es que no era la mamá de Luis Miguel, y yo se lo hice saber a las primas, puesto que desafortunadamente, sabemos sin resquicio de duda alguna, que Marcela falleció en 1986. Luego nos interesamos en el asunto, ya que seguimos todo aquello que surge en torno a Luis Miguel, ahí fue donde pudimos constatar que esa señora era Honorina Montes, una mujer que estaba desaparecida hace muchos años, que la daban por muerta en Asturias y que precisamente merced a la intervención de una fan pudo ser encontrada”.  

A la izquierda, Honorina Montes, a la derecha, la madre de Luis Miguel, en una secuencia del programa mexicano Ventaneando.

Honorina Montes García es el verdadero nombre y la verdadera entidad de la señora, positivamente identificada por Interpol, de la que se poseen su partida de nacimiento, registrada con el número 65 en el Registro Civil de Bimenes. Además de eso, el hermano de Honorina, Rubén Montes, difundió fotografías de su hermana desde el mismo momento en que el caso saltó a los medios que no dejan lugar a duda sobre la identidad de la persona que espera en el Hospital Moyano su repatriación a España.  

Honorina de joven,  y a la derecha, con las famiiares de Marcela, Ivana y Flavia Basteri en el Hospital Moyano de Buenos Aires.

¿Acabará con la llegada a España el "show fake" de Argentina? Para el biógrafo del cantante existen todavía dudas, “debería ser así, las fans de Luis Miguel, la gran mayoría, por los mensajes que me llegan a mí, están dolidas con esto, creen y no les falta razón, que todo esto se ha alargado por interés de Ventura y su canal y les duele que en el fondo se esté poniendo el dedo en algo que es de gran dolor para el propio Luis Miguel. El fenómeno se propagó en redes sociales a base de flagrantes mentiras, canales de youtube grotescos generando especulaciones amarillistas sin fundamento alguno y perfiles falsos de Twitter desde donde no faltaban cruce de insultos de toda naturaleza, a mí me llegaron de hecho algunos, en los que también participó el propio alcalde de la localidad de Bimenes, que atónito ante lo que estaba sucediendo llegó a tomar el asunto como algo personal poniendo incluso en riesgo su propio cargo debido al tono subido de los trinos.

Todas estas falsedades llegaron a convertirse en un fenómeno digno de mencionar en sí mismo por cuanto el poder de la manipulación y del interés de terceros es capaz de convertir una mentira convenientemente repetida en una presunta verdad, al punto de que en septiembre del año pasado un grupo de fans argentinas llegaron incluso a convocar una marcha al Hospital Moyano en apoyo a Marcela. Un disparate absoluto”.

COMPARTIR: