22 de agosto de 2019
|
Buscar
EDICIÓN VERANO

Lucía Bosé fue denunciada por los herederos de su 'tata' Remedios, tras vender "La Chumbera" por casi 200.000 euros

Miguel Bosé declara este jueves en el juicio contra su madre por apropiación indebida de un dibujo de Picasso

Lucia y Miguel Bosé.
Lucia y Miguel Bosé.
El cantante Miguel Bosé testificará este jueves en el juicio que celebrará la Audiencia Provincial de Madrid contra su madre Lucía por un delito de apropiación indebida, al quedarse con un dibujo de Pablo Picasso que pertenecía a una empleada suya que falleció y que posteriormente vendió en una subasta por 198.607 euros. El cantante declarará como testigo por videoconferencia desde México, donde reside actualmente.

El pasado 5 de noviembre tuvo lugar la vista oral donde tuvo que acudir Lucía Bosé, pero se suspendió al aceptar la Sala la petición de una de las partes de la declaración en calidad de testigo de Miguel Bosé. Entonces, uno de los hermanos de la denunciante afirmó que el dibujo se lo regaló la 'tata' Remedios a Miguel Bosé. Sin embargo, su madre sostiene que era suyo y no de su hijo.

El cantante participará en la vista oral desde México a través de videoconferencia, presumiblemente en horario de tarde debido a la diferencia horaria con su país actual de residencia. La Fiscalía de Madrid solicita en su escrito de acusación una pena de dos años de prisión y una multa de ocho meses con cuota diaria de 20 euros para Lucía Bosé, además de la correspondiente indemnización a la persona perjudicada.

Pablo Picasso y Lucía Bosé en una foto de los años 60.

El fiscal considera probado que la procesada mantuvo conviviendo en su domicilio de Madrid a su empleada doméstica Remedios, la "tata", hasta el fallecimiento de ésta. Tras cincuenta años a su servicio, y como quiera que dicho domicilio era su lugar de residencia, Remedios tenía todas sus pertenencias en él, entre las que se encontraba un dibujo realizado a la misma por Pablo Ruiz Picasso.

En la parte posterior del dibujo hay una dedicatoria del pintor en la que se puede leer 16-2-63, la fecha de regalo, y "para Reme". La acusada hizo suyo el dibujo, disponiendo del mismo para su venta en una subasta el 25 de junio de 2008, en la que alcanzó el precio de 198.607 euros y nunca entregó dicho dinero a los herederos de Remedios tras su fallecimiento.

Según Lucía Bosé, la "tata", como llamaban cariñosamente a Remedios, cedió en vida a Miguel Bosé el dibujo de Picasso “La Chumbera”, fechado en 1963. Según este mismo relato, que hizo la acusada ante la Audiencia Provincial de Madrid en noviembre del año pasado, Miguel Bosé regaló a su madre esta obra ante los problemas económicos que atravesaba la matriarca del clan tras el fracaso de su Museo de los Ángeles de Segovia.

COMPARTIR: