18 de octubre de 2019
|
Buscar
FIN DE SEMANA

A pesar de la dimisión de José María Llanos como presidente de la formación en Valencia, desde Madrid le han vuelto a situar al frente de la gestora

Graves problemas para Vox en Valencia: la militancia exige a Santiago Abascal el cese de la gestora que dirige el partido

José María Llanos y Santiago Abascal.
José María Llanos y Santiago Abascal.
A pocas semanas de la próxima convocatoria electoral crecen los problemas para Vox. La formación de Santiago Abascal en Valencia se rebela contra la decisión del Comité Ejecutivo Nacional de poner al frente de la delegación provincial una gestora presidida por José María Llanos, dirigente provincial que dimitió el pasó seis de septiembre. La militancia ha realizado un escrito para impugnar esta decisión desde Madrid, mientras el CEN da la callada por respuesta ante las polémicas.

Las cosas están revueltas para Vox en la provincia de Valencia. De cara a las elecciones del próximo diez de noviembre la militancia del partido de Santiago Abascal, la militancia de esta provincia se revuelve contra el Comité Ejecutivo Nacional (CEN) del partido tras tomar la determinación de poner al frente del partido en la provincia levantina una gestora.

El CEN de Vox llegó a tomar esta decisión tras la dimisión el pasado seis de septiembre del que fuera presidente de la formación en Valencia, José María Llanos. Sin embargo, nada cambió para el partido ultraderechista en la capital del Turia. La Gestora nombrada desde Madrid tiene a su frente al propio Llanos. “El objetivo será la continuidad del proyecto en la provincia. Tanto los estatutos de Vox como el reglamento interno del partido dejan claro el procedimiento que descarta la celebración de primarias para estos casos” anunciaron desde el partido en ese momento.

La militancia valenciana no se ha quedado callada y ha reaccionado ante la decisión de Madrid, emitiendo una carta entre todos los afiliados para impugnar esta decisión del Comité Ejecutivo Nacional.

“No buscamos romper el partido. Todo lo contrario. En los estatutos del afiliado está el derecho a manifestar al CEN su disconformidad ante algunas decisiones”, aseguran fuentes de Vox Valencia a elcierredigital.com. “Además, se han duplicado cargos. En la comisión gestora, aparte del propio Llanos, hay tres disputados en las Cortes Valencianas y siempre hemos creído que para ser más efectivos hay que separar la labor institucional de la orgánica”, añaden.

José María Llanos. 

Según señalan los estatutos del partido político que tras establecerse una gestora al frente de alguna de las delegaciones de Vox se deberían convocar elecciones “posteriormente” para elegir una nueva directiva. Sin embargo, en Valencia no se han cumplido esta exigencia sin que la dirección a nivel nacional se haya manifestado. Algunos militantes del partido creen que Santiago Abascal pretende evitar ningún cambio antes de unas elecciones generales cercanas y marcadas por la polarización política.

Por el momento, la militancia descontenta ya ha anunciado que declaran persona “non grata” al actual presidente de la gestora, José María Llanos, y que no aceptar como “interlocutores válidos a ningún miembro” de la misma.

Entre las exigencias de la militancia destacan que “se proceda a dejar sin efecto el nombramiento de la gestora” y que “de inmediato se dejen sin efectos los nombramientos y ceses efectuados” por Llanos o “el propio CEN”.

En lo que no hay tanto acuerdo es en otra de sus advertencias. Si bien en el documento de impugnación aseguran que “ninguno de los firmantes colaborará con la gestora en ningún acto o actividad” en la campaña electoral, fuentes cercanas al partido de Abascal aseguran que “el enemigo de Vox en esta campaña no es Llanos sino otros partidos” y que harán campaña por el partido ya que se tratan de unas elecciones “a nivel nacional”.

Estrategias de cara a las urnas a parte, Valencia se ha convertido en otro foco de problemas para Santiago Abascal y de un Vox que da la callada por respuesta ante los evidentes signos de división dentro de su formación.

COMPARTIR: