06 de diciembre de 2019
|
Buscar
FIN DE SEMANA

EL suegro trabaja en la fundación Fiadelso que impulsó el ministro de Fomento y su esposa Carolina en la Delegación del Gobierno en Madrid

El clan familiar del ministro José Luis Ábalos: su mujer y el suegro, todos contentos y bien colocados

El matrimonio Ábalos.
El matrimonio Ábalos.
El ministro de Fomento y secretario de organización del PSOE, José Luis Ábalos, ha iniciado una ronda por los medios de comunicación como inicio de campaña electoral. Al ministro le están recordando los lazos familiares que mantiene con la fundación Fiadelso, con su esposa y su suegro. Esta fundación la lanzó en Valencia y después la abandonó para comenzar a trabajar junto a Pedro Sánchez en 2008.

La Fundación Internacional para el Desarrollo Local y Social (Fiadelso) es, según los Estatutos, una “entidad privada sin ánimo de lucro que nació en 1992 fruto de la inquietud de sus fundadores por los problemas que afectan a los ciudadanos, y en especial en los países en desarrollo, en el marco de la interdependencia mundial”.

Desde el año 2011, el suegro de José Luis Ábalos, Mario Perles Belenguer, es secretario del patronato de la fundación. El ministro de Fomento fue uno de los grandes promotores de la fundación, aunque en 2008 tomó la decisión de desvincularse del equipo gestor y del patronato.

Carolina Perles, de 44 años, se incorporó como vocal y tesorera de la Fundación Internacional de Apoyo al Desarrollo Local y Social (Fiadelso) en 2010, cuando su marido José Luis Ábalos había comenzado a dejar sus cargos locales para centrarse en los proyectos de Pedro Sánchez a nivel nacional.

Fiadelso recibe la ayuda y patrocinio de entidades públicas como la Generalidad de Valencia y la Junta de Castilla-La Mancha; de empresas privadas relacionadas con el sector financiero como La Caixa, la CAM y Bancaja; y, también, de otro tipo de entidades, como la Universidad Complutense de Madrid, ligada a rectores progresistas.

  

La polémica nació cuando se supo que el ministro había colocado a su mujer en esta fundación, que recibió de organismos públicos la friolera de 4,9 millones de euros en subvenciones durante los trece últimos años, aunque desde 2015 no publica sus cuentas. El último importe conocido que recibió fue de 26.350 euros, en 2016, provenientes de la Consejería de Transporte, Responsabilidad Social, Participación y Cooperación de la Generalidad Valenciana.

Sede de Fiadelso en Valencia.

Nada que ver con la modesta vida que lleva el ministro en Madrid, donde compró un piso de apenas 40 metros cuadrados que comparte con su actual esposa y sus dos hijos fruto de esta tercera relación, el pequeño de 5 años. Ábalos tiene otros tres hijos de sus dos matrimonios anteriores, el mayor de 38 años, que le acaba de hacer abuelo.

Su actual esposa, Carolina Perles, es funcionaria en excedencia de la Policía Local de Valencia, donde se ha formando como agente municipal, aunque se presentó a las oposiciones en las localidades levantinas de Denia, Xirivella, Manises y Riba-Roja, entre otros municipios, pero finalmente aprobó las oposiciones en la ciudad del Turia en 2008, mientras el ministro era concejal del PSOE en este ayuntamiento. Dos meses después se casaron. Actualmente, Carolina figura como funcionaria en excedencia del Ayuntamiento de Valencia, aunque en Madrid ocupa un puesto de libre designación como  "asesora" de la Delegación del Gobierno en la capital de España, a las órdenes de José Manuel Rodríguez Uribes, casualmente otro valenciano miembro de la Comisión Ejecutiva Federal del PSOE .

Carolina y su hermana Inés son policías locales

Tanto Carolina, como su hermana Inés, de 41 años, son policías por oposición, siguiendo la tradición familiar de su padre Mario, también policía local que se jubiló cuando cumplió 65 años en agosto de 2018. Curiosamente, Mario Perles Belenguer, suegro de Ábalos, es también secretario desde el año 2011 de la ya famosa Fundación Internacional de Apoyo al Desarrollo Local y Social (Fiadelso), que fue creada por Abalos en 1992, en plena época felipista. 

La hermana pequeña de Carolina, que se llama Inés, como su madre, presta actualmente servicio en la Delegación del Gobierno de Valencia. Se da la circunstancia de que el actual delegado del gobierno en esa comunidad es Juan Carlos Fulgencio, que fue Intendente de la Policía Local; mientras que el subdelegado es José Roberto González Cachorro, que fuera jefe de la División Centro de la Policía Local, de nuevo casualmente donde la mujer del ministro Ábalos prestaba servicio hasta su traslado a Madrid junto a su marido e hijos.

La Fundación Fiadelso está regida por un patronato, presidido por Gustavo Casal Ardines, asesor del grupo socialista en la Diputación Provincial de Valencia, además de secretario general de la agrupación socialista de Valencia Norte y candidato del PSOE en varias elecciones municipales. El vicepresidente de Fiadelso es Francisco Barberá, mientras que como secretario figura el suegro de Ábalos, el ya citado Mario Perles Blenguer. A su lado están los vocales de la fundación: Julio Cisneros, Abraham Rubio y la propia Carolina Perles Miñana, desde 2010.

José Luis Ábalos siempre vivió en la misma casa de la Avenida de la Constitución de Valencia, en un edificio sin ascensor. Hoy, la pareja tiene una casa en la urbanización Más Camarena  de Bétera, cerca de la costa mediterránea. Y otra en Madrid, donde residen habitualmente de lunes a viernes.

Carolina es la tercera pareja del ministro, con la que tiene dos hijos, aunque Ábalos tiene otros dos descendientes de su primer matrimonio y otro más con su segunda esposa. Se da la circunstancia de que el hijo mayor de Ábalos, de 38 años, ya le hizo abuelo y su nieto nació antes que su hijo pequeño. 

No es la primera vez que el ministro de Fomento y su familia protagoniza un escándalo. El más importante fue en la pasada Fiesta Nacional del 12 de octubre, cuando viajó con su esposa e hijos a Perú en un periplo donde mezcló lo privado con lo oficial, en vez de asistir al tradicional desfile como era su deber como miembro destacado del Ejecutivo de Pedro Sánchez y en su primer año al frente, tal y como descubrió elcierredigital.com

En febrero de 2019 el ministro de Fomento, José Luis Ábalos, fue de nuevo protagonista de la actualidad. Se ha inhibido hasta ahora en el conflicto que enfrenta al sector del taxi con las empresa de Vehículos de Transporte con Conductor (VTC), representadas mayoritariamente por las empresas Uber y Cabify.

Tal y como ya publicamos en primicia hace unos meses en elcierredigital.com, Carolina Perles, esposa del ministro José Luis Ábalos, trabaja como asesora en la Delegación del Gobierno en Madrid, asistiendo a su compañero socialista José Antonio Rodríguez Uribes, la máxima autoridad política al mando de la Fuerzas de Seguridad del Estado en la capital de España.

COMPARTIR: