16 de junio de 2019
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Javier, David y Gonzalo, expulsados de la formación naranja, responden sobre los casos de pucherazos: "no se puede votar en libertad"

Crisis y fractura en Ciudadanos: Tres disidentes relatan cómo funciona la "dedocracia" naranja

Los tres disidentes de Ciudadanos.
Los tres disidentes de Ciudadanos.
Después de días de mareas de información sobre las presuntas irregularidades cometidas en las elecciones internas de Ciudadanos, tres miembros expulsados de la formación por discrepar con la línea central de pensamiento naranja, Javier, David y Gonzalo, narran su experiencia sin filtros. ¿Hubo pucherazo en su grupo? ¿Cómo son sus principales miembros? ¿Cómo se financia Ciudadanos? ¿Hay comentarios machistas u homófobos en C's?

A estas y más respuestas contestan Gonzalo Sichar, exmiembro en Málaga; Javier Carpio, exinformático de la formación y David de Miguel, exmiembro en Valencia.

¿Por qué decidieron abandonar la formación?

Gonzalo: No me gusta la falta de identidad de Ciudadanos.

David: Fueron varias las causas que se fueron acumulando desde el inicio de la legislatura, pero las principales son el cambio de orientación del partido tras el congreso de febrero de 2017, en el que se pasó de una orientación socialdemócrata a una totalmente liberal; la escasa democracia interna y el funcionamiento interno del partido; la total dependencia del partido respecto a la cúpula a la hora de fijar los posicionamientos y defender los intereses de cada institución, lo que suponía anteponer los intereses electorales del partido a nivel nacional en detrimento de una verdadera defensa de los intereses de los ciudadanos y ciudadanas, que son a quienes representamos en las instituciones.

Javier: Me echaron por tener discrepancias en las opiniones que los líderes emitían.

En su caso, David, que su salida fue notoria tras el camino que comenzó la también diputada Carolina Punset . ¿Cómo les sentó esta decisión al partido no intentaron negociar con usted su marcha?

El día que anunciamos nuestra marcha del partido, un destacado miembro dijo al respecto: “Hoy es un gran día”, y eso lo resume todo, entiendo que fue una buena noticia para ellos el desprenderse de las voces críticas.

¿Ha tenido que sufrir muchas críticas por parte de sus excompañeros tras su marcha? ¿Alguna que le haya molestado?

En los primeros días hubo algunas críticas, pero ninguna me molestó, ya que respeto y entiendo que las personas discrepen de las decisiones que uno toma, respeto que por cierto el partido nunca ha tenido por el que diverge de los postulados oficiales.

Carballo y Sichar, de izquierda a derecha,  junto a Albert Rivera.

 

¿Qué les hizo afiliarse a Ciudadanos?

Gonzalo: Yo milité en UPyD desde su fundación, en septiembre de 2007, hasta diciembre de 2013. Siempre fui partidario de algún tipo de acuerdo entre ambos partidos y defender eso en aquella época estaba muy mal visto en la formación magenta. En la segunda semana de la campaña de las europeas me encontré un grupo de militantes de C's en la calle Larios y me acerqué. Acabé ayudando el resto de la campaña y Juan Cassá me insistió en que me afiliara, así que en junio me afilié. También él me pidió que entrase en la lista de las municipales porque le asustaba la cantidad de ‘friquis’ que se estaban apuntando para las primarias. Mi intención, por mi conocimiento, era presentarme a las generales, a pesar de que por aquel entonces C's no tenía ninguna posibilidad de sacar escaño por Málaga. Finalmente me presenté a las primarias del 2 al 5 y gané con muchos votos de diferencia sobre Alejandro Carballo.

Javier: Durante muchos años comprobé que en el PP no dejaban participar a las bases en la creación del programa, ni que éstas elijan en sufragio secreto a sus representantes, excepción de las elecciones que ganó Pablo Casado, que como Pedro Sánchez recibió el apoyo de las bases en contra del candidato del aparato, y me informé del movimiento ciudadano precursor del partido que tenía ideas regeneradoras y sanas. Por eso decidí integrarme en el movimiento y en cuanto pusieron la afiliación en la web de Ciudadanos pasé a formar parte del partido.

Javier Carpio.

¿Cómo funcionan las elecciones internas?

Javier, exinformático: Lo primero que hay que citar es que en las elecciones internas no tienen un tiempo de campaña de los candidatos, ni los presentan a los afiliados con tiempo para darlos a conocer, ni hay igualdad de oportunidades. Apenas unas horas antes de votar primarias hacen en la sede, que solo usa el aparato, una presentación con unos pocos afiliados en las que un recién llegado no tiene respuesta para nada, demostrando que no es independiente sino marioneta. Mi coordinador de la agrupación de Benalmádena, Juan Antonio Vargas y su segundo Martín Fimías no me informaron si debía ir a la sede a la presentación de candidatos a compromisarios, y  sin embargo Martín sí acudió a la sede el día de la presentación de los candidatos no oficiales. Se coló para presentarse primero a los que formaron en la sombra una candidatura riverista bajo el eslogan: España Ciudadana. Cuando llegó la exposición de otros candidatos, los miembros de esta tendencia se fueron al bar demostrando que pasaban de los demás que no fuesen de ellos.

Gonzalo: Mediante un sistema telemático donde las dudas de que el voto sea secreto son palpables. Por eso los cargos electos que quieren seguir viviendo de la mamandurria no se atreven a votar listas que no vayan avaladas por el hashtag de #EspañaCiudadana o al candidato oficial. En mi caso, por ejemplo, cuando voté a Elena Bago en lugar de a Juan Marín en las primarias para la candidatura a presidir la Junta imaginaba que podrían tomar nota.

David: La democracia interna era y es nula a nivel orgánico. Empezando por el hecho de que los cargos territoriales no son votados por los afiliados sino impuestos por la ejecutiva nacional, o que los estatutos recojan la creación de corrientes internas que no es sino la prohibición de discrepancias con el discurso oficial.

David de Miguel.

Javier, usted que ha estado metido dentro del asunto de las elecciones internas. ¿Qué motivos suelen darse generalmente para impulsar a un candidato u otro? 

Que vengas de partidos y corrientes ideológicas de la derecha y del neoliberalismo económico; que seas dócil, palmero y no libre pensante y que prescindas de valores democráticos es ideal para que los de arriba te llamen y te suban. Si estás por las cosas por los artículos preliminares 1.2º y el 1.6º de la Constitución, estás fuera.

Cuando se reunían de forma interna, ¿Había algún miembro que tendía a imponer su opinión sobre el resto de opiniones?

Gonzalo: Bueno, aquí creo que el debate sí se daba como en cualquier tipo de debate. Cada uno defendía lo que quería. Pero en la Asamblea General mi intervención fue muy aplaudida. Fui el único delegado que censuré el informe de Finanzas. Pero después de tanto aplauso solo 8, de unos 500, votamos en contra del informe. Está claro que no se vota con libertad.

Javier: En la sede hubo una bronca descomunal en la presentación para compromisarios a la asamblea general, los esbirros de Guillermo Díaz, un tal Benito y demás palmeros, cortaban nuestras intervenciones y advirtieron a quien quisiera tocar sus “promesas de sillones”, Vicente Sánchez se ha jactado ante mí de que nadie conseguirá algo si denuncia.

Gonzalo, dice que no se vota con libertad. ¿Qué les hace votar sin libertad?

Porque el voto no era secreto en al Asamblea General. A mí me tocó en la mesa de trabajo sobre los estatutos. Ahí estaba Fran Hervías en primera fila, y se daba la vuelta para ver qué votaba cada cual. Le dije que intimidaba a algunos. Y por ejemplo, poco más de 15 personas pedimos que el voto fuera secreto, pero para pedirlo te tienes que señalar públicamente, con lo que muchos no se atrevieron a pedirlo y no llegamos al mínimo para que fuera secreto. En cualquier SA con que lo pida uno, ya debe ser secreto, precisamente por eso, para no desvelar a todos los críticos.

Gonzalo Sichar.

 Javier, dice que hay “promesas de sillones”. ¿A qué se refiere?

Los que defendían a gritos a Guillermo Díaz en la sede se referían a puestos en el ayuntamiento, diputación. Esos que luego coleccionan simultáneamente Teresa Pardo y demás parlamentarios andaluces.

Alejandro Picazo en Twitter: @PicazoAlex93 e Instagram: alejandro_picazo_martinez

 

 

COMPARTIR: