18 de septiembre de 2021
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Alberto García Cebrián, letrado especialista en divorcios y mediaciones, analiza la noticia de la separación más mediática del inicio de este año 2021

Las claves del divorcio de Bertín Osborne y Fabiola Martínez: A lo que se enfrentan sus hijos

Bertín Osborne y Fabiola Martínez.
Bertín Osborne y Fabiola Martínez.
El anuncio del divorcio más mediático del inicio del año 2021, entre el cantante y presentador televisivo Bertín Osborne y la modelo venezolana Fabiola Martínez, requiere del análisis de un especialista en derecho de familia. El letrado Alberto García Cebrián, especialista en divorcios y mediaciones, analiza la noticia y la situación generada tras la ruptura, con los escenarios de futuro al que se enfrentarán los hijos de la pareja.

La separación de Bertín Osborne y Fabiola Martínez ha sido comunicada de la manera más respetuosa y generosa posible.

Esta ruptura ha cogido por sorpresa y ha provocado un efecto de tristeza y empatía general en la sociedad, pues era una pareja ejemplar y muy querida.

Bertín Osborne y Fabiola Martínez están actuando de una manera coherente, madura y responsable. En su comunicado, Bertín Osborne, ha dejado claro que no quiere generar especulaciones en relación con las causas de la ruptura, simplemente se trata de problemas de convivencia por diferencias de personalidad llegando incluso a considerar que la suya no es fácilmente llevadera. Se trata de un comunicado de separación y de una dedicatoria de amor.

Sin duda es una triste noticia, pero como todo en la vida, hay que intentar buscar su lado positivo.

  • La pareja ha decidido separase, no han esperado a que la vida les separe después de años de desavenencias y arriesgándose a someter a la relación a más presión de la que puede aguantar llegando a situaciones límite.
  • Han sido capaces de separarse a tiempo de poder mantener una buena relación que no ha llegado a degradarse.
  • Ambos son conscientes de lo que les une, principalmente sus dos hijos, y lo ponderan como algo más importante que cualquier diferencia. La intención y prioridad es la de poder gestionar y compatibilizar las atenciones de sus hijos estando separados desde el cariño, la dedicación y el respeto.

¿Cómo será el divorcio de Bertín Osborne y Fabiola Martínez?

Según han sido capaces de gestionar su relación y comunicar su ruptura, lo más normal es que el divorcio se pueda tramitar de mutuo acuerdo.

Además, es de sobra conocido por todos, que tienen dos hijos comunes y uno de ellos tiene necesidades especiales. Por ello, con independencia de los acuerdos económicos y patrimoniales de la pareja, lo más importante será regular los aspectos paternofiliales respecto de sus hijos.

Ambos padres han creado la Fundación Bertín Osborne en la que ayudan a familias con hijos con necesidades especiales como el suyo. Entre los valores de la Fundación destacan la cercanía, el compromiso, el respeto y la ilusión.

Hay muchas personas que dan lecciones y no dan ejemplo. En este caso, Bertín Osborne y Fabiola Martínez llevan a la práctica esos y muchos otros valores, de manera que su gran aportación tiene un valor incalculable, el buen ejemplo familiar tanto cuando han estado juntos como cuando han tomado la decisión de estar separados.

Regulación de la vida de los hijos

Bertín y Fabiola se han ganado el respeto, cariño y admiración de muchas personas, pero su mérito más grande es la generosidad con la que están criando a su hijo kike, que padece paralisis cerebral, y ayudando a los hijos de muchas familias que lo necesitan y que en muchos casos no tienen los recursos suficientes.

Podrían haber optado por satisfacer sus necesidades familiares con la asistencia de los medios que fueran necesarios, pues evidentemente tienen la capacidad económica para hacerlo. A pesar de ello, lo que han hecho es crear y compartir una parte muy especial de sus vidas para ayudar a quienes más lo necesitan.

Por ello, en casos como el de Bertín y Fabiola, cuando se trata de padres comprometidos y responsables que por encima de todo se respetan y tienen claras las prioridades, la regulación que pueda constar en un papel pasa a un segundo plano.

Hay personas en España que tienden a aplicar su sentencia de divorcio de manera intransigente creando innumerables desencuentros pues, evidentemente, la regulación no amparará adecuadamente las múltiples necesidades familiares ya que son cambiantes.

Hay padres y madres que esperan a estar obligados ante un Juzgado para dar cumplimiento a sus obligaciones familiares y es una gran pena.

El ejemplo de Bertín Osborne y Fabiola Martínez, estoy seguro de que puede ayudarnos mucho a entender que somos padres con independencia de que estemos casados o separados y que nuestras obligaciones morales deben de ir más allá de nuestras obligaciones legales.

Lección de vida

Bertín Osborne ha destacado por muchas cosas, pero entre otras, dicho por él mismo, ha sido la de tener un éxito arrollador con las mujeres. A pesar de ello, cuando comenzó la relación con Fabiola existieron muchas polémicas y rumores que cuestionaban el futuro de la pareja.

Con saber estar y con tiempo han conseguido superar sin ningún tipo de duda las críticas de quienes cuestionaban su relación.

El 10 de junio de 2006 contrajeron matrimonio y a comienzos de 2021 comunican su separación casi 15 años después. Se han enfrentado a grandes retos juntos y no sólo los han superado, sino que han sido un verdadero ejemplo para la sociedad. 

Fabiola y Bertín.

Por ello, da pena la ruptura, pero tenemos que empezar a cambiar la percepción de una separación pues una relación se debe de mantener mientras que haga felices a las dos partes.

Cuando los cónyuges deciden poner fin a su relación sentimental tienen sus motivos, que merecen quedar en su intimidad y debemos alegrarnos de que hayan compartido tantos años de felicidad y que sean capaces de tomar la decisión de separarse con una verdadera dedicatoria de amor.

En una separación, dos personas no tienen que dejar de quererse, sólo optan por dejar de querer estar juntos, pero después de matrimonios de tantos años es un verdadero admirable ejemplo a seguir que sepan gestionar sus sentimientos también por separado.

Un matrimonio no es para toda la vida necesariamente, sino hasta que alguno de los cónyuges libremente quiera terminarlo. Lo que sí es para siempre es la responsabilidad de ser padres y por ello es tan importante alabar como merecen que sepan dejar a un lado sus diferencias y se centren en la prioridad de seguir queriendo y respetando a los miembros de la familia, incluyendo a la que, con la separación, pasa a ser expareja.

Se trata de una separación integrativa que se podrá adaptar a la familia en sus necesidades específicas de manera inclusiva y sin excluir ni dejar a nadie atrás, pues será determinante en sus futuras vidas, las de sus hijos especialmente y la de todos sus seres queridos en general.

Debemos de aprender las lecciones de vida de personas que son valientes y se esfuerzan, no sólo por hacer su vida mejor, también la de los demás, centrándose en construir y aportar y no en destruir y restar. Por separado Bertín y Fabiola eran personas felices, juntos lo han sido más aún y ahora se separan de manera madura, no se rompen mutuamente, sino que están orgullosos de haber compartido unos valiosos años de sus respectivas vidas.

COMPARTIR: