07 de mayo de 2021
|
Buscar
FIN DE SEMANA

La DEA tiene ya bajo sus tentáculos a personajes siginificativos del organigrama bolivariano como Tarek el Aisami o Samark López

Se cierra el cerco sobre Nicolás Maduro y los testaferros del régimen: El último, Alex Saab será deportado a EEUU

Tarek el Aisami y su testaferro Samark López
Tarek el Aisami y su testaferro Samark López
El cerco sobre los altos cargos del chavismo es cada vez más estrecho. Mientras el principal testaferro de Maduro ha perdido la primera apelación contra su deportación desde Cabo Verde hasta EEUU y la Audiencia Nacional en Madrid avanza en varios casos de blanqueo de capitales, Samark López, testaferro de Tarek El Aisami uno de los hombres más implacables del chavismo ha sido condenado a resarcir con más de 300 millones a las victimas de un grupo armado colombiano apoyado por Maduro.

Durante el medio día de este miércoles cinco de agosto, la defensa de Alex Saab, empresario colombiano y el principal testaferro del dictador venezolano Nicolás Maduro, anunció que el tribunal que llevó su caso en Cabo Verde había resuelto su extradición a los Estados Unidos, dónde un juez le busca por lavado de dinero, financiación de grupos armados y otros delitos relacionados al régimen bolivariano. 

El pasado 14 de julio, se conoció que el gobierno de Cabo Verde había dado la autorización para extraditar al detenido a EEUU. Entonces, el protegido de Maduro decidió oprtar por un nuevo abogado defensor. Alex Saab contrató los servicios del destituido magistrado de la Audiencia Nacional y ahora abogado Baltasar Garzón, por una cifra indeterminada.

La autorización para entregar a Saab a los Estados Unidos fue resuelta por El Tribunal de Apelaciones de Barlovento, Cabo Verde. Sin embargo, Garzón anunció a la prensa que apelará por tercera vez esta decisión. Aunque fuentes cercanas al caso consideran que la extradición "es un hecho" y que poco podrá hacer Maduro o Garzón para rescatar al barranquillero, al menos, legalmente. 

Saab enfrenta un proceso penal por corrupción, lavado de dinero, asociación ilícita y una larga lista de delitos que habría cometido los últimos 10 años durante su gestión como uno de los principales contratistas del régimen chavista. En los múltiples casos de corrupción, Saab no habría sido el único beneficiario, sino que también habría facilitado opciones de lavado de activos para altos cargos del régimen, incluyendo a Nicolás Maduro.

Alex Saab, el líder del reparto del supuesto oro de Zapatero

Según señalan varios medios internacionales, Alex Saab fue uno de los beneficiarios del escándalo CADIVI. Según explica a elcierredigital.com una fuente de un importante banco venezolano y que ha preferido no dar su nombre, "la agencia sirvió para todos los entramados de corrupción realizados principalmente por el chavismo y los enchufados a él, así como por particulares con vínculos especiales al régimen bolivariano".

Además, n el año 2018, una investigación conjunta entre periodistas de Venezuela y Colombia revelaron que Alex Nain Saab Morán y el empresario colombiano Álvaro Enrique Pulido Vargas, habrían sido beneficiarios de contratos millonarios de los CLAP, el servicio de control de alimentos del régimen que distribuye paquetes con comida entre sus seguidores.

Finalmente, en julio de 2019, el Departamento de Justicia de Estados Unidos presentó cargos contra Saab y Pulido, a los que culpó de haber lavado 350 millones de dólares por fraude al control cambiario venezolano.

Aunque de momento, no se conoce si llegó a sustraer dinero hacia España, políticos venezolanos lo sitúan como el testaferro principal de Maduro, que en las últimas semanas ha destinado 10 millones de dólares y una enorme presión diplomática en África para liberarlo de su actual detención en Cabo Verde.

ElCierreDigital.com ha podido hablar con el diputado venezolano Américo de Grazia, uno de los políticos que más ha investigado las explotaciones ilegales de minerales en el sur de Venezuela. Según explica De Grazia, todo el escándalo de la presunta mina de oro de Zapatero está relacionada con la participación de Alex Saab.

En marzo de este año, la política colombiana Piedad Córdoba comentaba en una entrevista que el expresidente español José Luis Rodríguez Zapatero había recibido una mina de oro en Venezuela, junto con otros miembros del chavismo.   

Alex Saab., detenido en Cabo Verde.

“Recordemos que fue Piedad Córdoba, quien presentó a Saab a Hugo Chávez como su contador personal”, explica el diputado. Además, informó que según Estados Unidos Saab tendría unos 15.000 millones de dólares en propiedades y cuentas, es decir, “tres veces más que todas las reservas que tiene el Banco Central de Venezuela.

300 millones para la victimas de las FARC

Durante el mes de agosto el Servicio de Control de Inmigración y Aduanas de Estados Unidos incluyó en su lista de más buscados al vicepresidente económico de Venezuela, Tareck El Aissami. Fiel al régimen chavista desde hace dos décadas, el político se enfrenta a una condena de 10 años de prisión por tráfico de drogas. La noticia saltó a las portadas internacionales esta semana, cuando a la solicitud de búsqueda se añadió un nuevo apartado, 10 millones de dólares para quien ofrezca información.

No obstante, ha sido Samark López, su principal testaferro el que ha caído primero en manos de la justicia americana. Hace un mes, un juez había ordenado sustraer más de 300 millones de dólares de las cuentas del venezolano sancionado por el Tesoro estadounidense para resarcir a tres contratistas americanos que permanecieron secuestrados por las FARC, grupo armado colombiano con vinculaciones al régimen chavista.

Ante esta sentencia López, conocido por ser uno de los principales testaferros de Tarek El Aissami, interpuso un recurso para frenar la orden. Hace dos días, el juez Clarence Thomas se negó a escuchar una apelación de emergencia y ratificó que los americanos debían recibir ese dinero.

Maduro y su exvicepresidente, Tarek El Aisami.

Según cuenta la agencia estadounidense AP News en 2012, un juez federal en Florida otorgó a los hombres 318 millones para pagar de cuentas bancarias y bienes incautados a personas vinculadas a las FARC, un grupo terrorista designado por los Estados Unidos.

En su mayoría, no habían podido cobrar hasta que el presidente Donald Trump promulgó en 2018 la Ley de aclaración antiterrorista, que permitió a las víctimas de grupos terroristas adjuntar activos incautados por el gobierno de los Estados Unidos bajo la ley de narcotráfico.

Hasta el momento se ha ejecutado parte de la sentencia y uno de los hombres duros del chavismo ha perdido 52 millones de dólares, que provendrían del desfalcó a las arcas venezolanas. No obstante, la defensa volverá a alegar que “no hay vínculos” entre los venezolanos y la guerrilla colombiana, a pesar de los múltiples encuentros y declaraciones de apoyo del chavismo hacia los insurgentes.

El hombre por el que EEUU paga 10 millones de dólares

En la página web del Inmigration and Customs Enforcement (ICE), se puede ver ahora la ficha de Tarek El Aisami, político de origen libanés al que se le acusa de ayudar a introducir miles de kilos de cocaína en territorio americano. La solicitud se hace en el marco de la Ley de designación de narcotraficantes extranjeros de 1999, que permite solicitar la extradición de quién permita o favorezca el ingreso de drogas a Estados Unidos.

En marzo de este año, un juzgado de Nueva York presentó cargos contra el vicepresidente venezolano por relacionarlo con una “gigantesca” red de tráfico de cocaína a territorio americano. Los transportes se habrían realizado con un número indeterminado de aviones privados controlados por El Aisami y sus socios.

De familia sirio-libanesa, Tarek El Aisami es el segundo de cinco hermanos. Nació en la ciudad de El Vigía en el estado de Mérida y curso estudios de derecho y criminología. Aunque siempre ligado a movimientos pro Chávez, la carrera política de El Aisami comenzó en 2005 cuando fue electo diputado por su estado natal en las elecciones parlamentarias. En las elecciones de aquel año no se presentó la oposición por lo que el chavismo controló la totalidad de la cámara.

Trama de desfalco de fondos públicos de El Aisami a través de su testaferro.

En 2006 la DEA, agencia antidroga norteamericana, fue expulsada de Venezuela. Desde entonces El Aisami se hizo cargo de la “lucha contra las drogas”, capturando durante su gestión a 75 líderes de cárteles. No obstante, en materia de seguridad, el periodo de El Aisami al frente de Interior supuso el mayor aumento de criminalidad de la historia del país, ciudades como Caracas, Maturín y Maracay se posicionaron entre las más peligrosas del mundo y en sus seis años de mandato fueron asesinadas cerca de 90.000 personas en todo el país.

En 2012, se presentó por órdenes de Hugo Chávez al gobierno de Aragua (Estado del centro del país). Durante una polémica gestión en la que El Aisami aseguro que “Aragua sería ejemplo de desarrollo y seguridad para el país”, surgieron varias formas de crimen organizado e incluso grupos armados bajo el control de su gobierno, que se dedicaron a amedrentar en actos a los opositores o a perseguir a comerciantes y trabajadores no afines al régimen.

En 2015, el periódico estadounidense The Wall Street Journal develó que el politíco estaba siendo investigado por actividades de narcotráfico.  Rafael Isea, anterior gobernador de Aragua y desertor del régimen había asegurado a las autoridades americanas de que El Aisami habría recibido pagos del capo Walid Mackeld, conocido como “el Turco”.

Grupos armados dirigidos por El Aisami.

El régimen chavista no tardó el protestar contra lo que consideró las acusaciones como “infamias” contra uno de sus líderes nacionales. Aunque no ha sido situado en ninguno de los cárteles que participan en el gobierno de Maduro, los testigos citados por el tribunal de Manhattan, que lo condenó a 30 años de prisión por narcotráfico el 8 de marzo de 2019, aseguran que ha tenido relación y comunicación logística con el cártel de los Soles, conformado por miembros del ejército de Venezuela y con las redes de narcotráfico de la familia de Nicolás Maduro.

En 2018, fruto de la investigación por narcotráfico contra los sobrinos de Nicolás Maduro, se determinó que un contacto en Honduras de los dos imputados habría colaborado también con Tarek El Aisami para introducir droga en Estados Unidos.

COMPARTIR: