06 de diciembre de 2020
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Randy Koussoy Alam Sogan fue identificado entre los 36 asistentes al evento durante la noche del sábado en un conocido local del centro de la capital

Randy Koussoy, el príncipe africano la vuelve a liar y se va de fiesta ilegal de madrugada

El príncipe africano aficionado a las fiestas en Madrid.
El príncipe africano aficionado a las fiestas en Madrid.
No hay fiesta ilegal en Madrid que se precie que no cuente con la presencia del príncipe Randy Koussoy Alam Sogan, un empresario afincado en Madrid y heredero del trono del reino de Dahomey, un antiguo estado africano en el Golfo de Guinea, famoso por sus míticas amazonas guerreras. Este fin de semana el príncipe Randy estaba entre los identificados en una fiesta ilegal en un céntrico local de la capital.

Este fin de semana fue movido en Madrid para los agentes de Policía, tanto Municipal como Nacional que intervinieron en 300 fiestas ilegales entre el sábado y el domingo. En una de ellas, treinta y seis personas fueron desalojadas durante la madrugada del domingo de un conocido local de copas con reminiscencias taurinas ubicado en la calle de la Cruz, en pleno centro de Madrid.

Había toque de queda, pero los vecinos avisaron a la Policía Municipal. Desde fuera se escuchaban la música y las voces.  Cuando llegaron los agentes se encontraron con las rejas cerradas y la puerta echada la llave por dentro. Tras varias llamadas al grito de "¡Policía, abran la puerta!" decidieron forzarla con ayuda de la Unidad de Apoyo a la Seguridad.

La Policía municipal entrando en el local.

A las 6.15 horas de la madrugada, los clientes comenzaron a salir. El portero tuvo un forcejeo con uno de los agentes por lo que fue detenido y acusado de atentado a agente de la autoridad. Tras acceder se encontraron una fiesta privada y dentro de ella, sorpresa, el príncipe Randy, según informaba Nius.

El príncipe Randy saltó a la indeseada fama el pasado 3 de octubre tras irrumpir la policía en el chalet que había alquilado en el madrileño distrito de Aravaca. Al igual que el resto de los 36 asistentes, que rompian el estado de alarma, no llevaba mascarillas ni guardaba las distancias de seguridad. Todos han sido propuestos para sanción con una multa de 700 euros.

Además, la fiesta acabó con varios detenidos y seis de los asistentes van a presentar una denuncia por secuestro. Aseguran que no pudieron salir del local a pesar de su voluntad para querer hacerlo y sin posibilidad de escapatoria en caso de emergencia.

Un  polémico príncipe africano

Randy Koussoy Alam Sogan es empresario y presidente de Black Lion Rising Investments y Black Lion Holdings. La principal actividad de Black Lion es introducir fuentes de capital de inversión en los mercados africanos. Con el fin de explorar y fortalecer las asociaciones en varios niveles en las áreas de inversiones, finanzas, estrategias de crecimiento, desarrollo socioeconómico, desarrollo de infraestructura, energía, minería, petróleo y gas, servicios financieros, hostelería y turismo, telecomunicaciones, transporte (sistemas ferroviarios, Carreteras, puentes), puertos de aguas profundas, energía renovable (solar, eólica, biomasa), educación, salud, desarrollo agrícola y medios de comunicación. Black Lion está activo en 22 países, con 80 proyectos medianos a grandes.

Randy, primero por la izquierda, heredero del trono del reino de Dahomey en una celebración de su fundación.

Igualmente, el príncipe Randy es el heredero del trono del reino de Dahomey, un antiguo estado africano en el Golfo de Guinea. Un lugar famoso por sus míticas amazonas guerreras.

En este caso la fiesta de Aravaca fue organizada por el propio empresario, aquí estaba solo como invitado. En aquella ocasión a la fiesta ilegal acudieron 200 personas, entre ellas jugadores de la NBA y algunos actores con apellidos de renombre. Este fue el motivo por el que el fundador de Black Lion alquiló el inmueble en Aravaca. Guillermo Gustavo Hernangómez Geuer, más conocido como Willy Hernangómez, exjugador del Real Madrid y de la selección nacional de baloncesto y actualmente en la NBA confirmó en su propio Twitter la asistencia a la multitudinario evento y pidió perdón por ello.

Retenidos en el Barrio de Salamanca

En otro operativo distinto, la Policía Nacional tuvo que acudir a otra fiesta ilegal en un local del madrileño barrio de Salamanca, gracias a las llamadas de familiares que alertaban de que sus hijos no habían llegado a casa tras acudir a esta fiesta. En este caso el evento comenzó a las 23.15 de la noche y los organizadores, tras retirar los teléfonos móviles a los asistentes, cerraron el lugar a cal y canto y se negaron a dejar salir a las personas que habían acudido a la fiesta.

En esta ocasión también hubo tres detenidos, los responsables del local, que serán acusados de detención ilegal de varias personas que querían abandonar el lugar.

 

COMPARTIR: