25 de junio de 2024
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Según el asesor del empresario, Jesús Urdiciáin, estarían “en el Banco Vaticano, donde el Opus Dei tiene una cuenta y tienen inmunidad diplomática”

El destino de los 90 millones ‘perdidos’ de Nueva Rumasa: “Ruiz-Mateos me dijo dónde depositaron el dinero sus hijos”

Exclusiva El padre y los seis hermanos Ruiz-Mateos.
El padre y los seis hermanos Ruiz-Mateos.
Los hijos varones de José María Ruiz-Mateos tendrán que declarar ante la Audiencia Nacional por la presunta estafa de los pagarés de Nueva Rumasa. La justicia sigue investigando dónde podrían estar los 90 millones que recibieron a través de los pagarés. Según el asesor y amigo de Ruiz-Mateos, Jesús Urdiciáin, estarían supuestamente “en el Banco Vaticano, donde el Opus Dei tiene una cuenta e inmunidad diplomática”.

Uno de los procesos judiciales claves de este 2024 es el del juicio por los pagarés de Nueva Rumasa, emitidos entre 2009 y 2011. Un proceso en el que los hijos del empresario propietario de Rumasa, José María Ruiz-Mateos, se sentarán en el banquillo de la Audiencia Nacional para responder por presuntos delitos de estafa, blanqueo de capitales y alzamiento de bienes con la empresa Nueva Rumasa.

Se pide una pena de 16 años de cárcel para cada uno de los hijos varones del empresario —Álvaro, Zoilo, José María, Pablo, Francisco y Alfonso— por los mencionados delitos. La Audiencia Nacional investiga, desde que salió a la luz esta presunta estafa, dónde podrían haber invertido los hijos del empresario gaditano los más de 90 millones de euros que recibieron por parte de más de 1.000 inversores que suscribieron los pagarés de Nueva Rumasa.

Elcierredital.com ha podido conversar con Jesús Urdiciáin, amigo y asesor de José María Ruiz-Mateos Jiménez de Tejada, que está dispuesto a contar toda la verdad sobre los últimos años de la vida del empresario —con asuntos como su muerte, como ya publicamos en elcierredigital.com—, la expropiación de Rumasa y los planes que tenía Ruiz-Mateos. Al haber sido uno de los grandes apoyos del empresario en sus últimos años de vida, Urdiciáin revela a elcierredigital.com que José María Ruiz-Mateos le dijo “dónde depositaron el dinero de Nueva Rumasa sus hijos”.

“Está, supuestamente, en un sitio donde no puede intervenir ni el Banco de España, ni el CNI, ni la Policía, ni la Guardia Civil: en el Banco Vaticano, donde el Opus Dei tiene una cuenta. Ahí no podrían encontrarlo porque tienen inmunidad diplomática. Eso es lo que me dijo Ruiz-Mateos, y a mí nunca me ha engañado”, declara Urdiciáin en exclusiva para elcierredigital.com.

El Opus Dei y la relación con los Ruiz-Mateos

Esta no sería la primera vez que se relaciona al Banco Vaticano con los Ruiz-Mateos. En el año 2017, el periódico El Español ya informaba que, en el año 2008, al parecer, “los hijos del patriarca intentaron que fuera el Banco Vaticano quien desembolsara los más de 2.000 millones de euros que, según ellos, costaría conseguir los derechos de cobro sobre el Estado español de 208 procedimientos judiciales”. Siempre según el citado diario, al parecer obtuvieron una negativa.

No sería casualidad que acudieran al Vaticano, ya que la familia Ruiz-Mateos siempre ha estado vinculada a la religión católica a través del Opus Dei.

La familia Ruiz-Mateos.

Conocido popularmente como Opus Dei o “la Obra”, el nombre completo de esta organización católica es “Prelatura de la Santa Cruz y del Opus Dei”. El prelado Álvaro del Portillo consiguió que en el año 1982 la organización fuera declarada por el Vaticano como prelatura personal. Un privilegio que recientemente el papa Francisco decidió cambiar, considerándola una asociación clerical pública. Aun así, el Opus Dei sigue gozando de gran relevancia en España.

En 1963, años antes de conseguir la prelatura, José María Ruiz-Mateos pasó a formar parte del Opus Dei. Su familia y sus negocios estuvieron siempre vinculados a “la Obra”. En Rumasa, ocho de quince directores generales pertenecían a ella. José María Ruiz-Mateos, además, siempre seguía el consejo de Luis Valls Taberner, copresidente del Banco Popular y numerario del Opus Dei.

Sin embargo, las relaciones del empresario con el Opus Dei se vieron resentidas tras la expropiación de Rumasa, ya que acusó a Valls y a otros tantos de tramar “una conspiración” contra su persona para entregar Rumasa a cambio de que el PSOE (el Gobierno de entonces) no nacionalizara el sector de los seguros ni de la Banca. Según contaba el propio Ruiz-Mateos, esta decisión provendría directamente del Opus Dei, que por entonces contaba con infiltrados en las cúpulas del poder monetario y gubernamental.

Aun así, los Ruiz-Mateos siguieron perteneciendo al Opus Dei. De hecho, José María Ruiz-Mateos quería beatificar a su padre, don Zoilo, e incluso inició los trámites necesarios aportando al obispo de Jerez, monseñor Juan del Río, testimonios de su caridad y “milagros”, como también lo hizo con el arzobispo de Madrid, el cardenal Antonio María Rouco Varela. Por entonces, ya había tenido lugar la expropiación de Rumasa.

Según explica Jesús Urdiciáin, “todavía el Opus 'mantiene' en teoría a los hijos de Ruiz-Mateos. Por eso no se han ejecutado las hipotecas de su casa, llevan a sus hijos a colegios del Opus Dei, compran en comercios y tiendas del Opus… Siguen interviniendo en su vida”.

Empresas y presuntos mediadores

Además del dinero que tendrían presuntamente en el Banco Vaticano, los Ruiz-Mateos podrían seguir conservando negocios a través de supuestos mediadores. Según declaró Antonio Biondini, el marido de Begoña, una de las hijas de Ruiz-Mateos, ante el juez Pablo Ruz en el año 2014, los hijos varones de Ruiz-Mateos empezaron a crear “Rumasa 3 antes del crac de Nueva Rumasa en el año 2011”.

Las oficinas estarían situadas en “la calle Aguaron 23, 2º de Madrid, donde comparten planta de oficinas con sus presuntos mediadores, los hermanos Joaquín y Francisco Capel Alcaraz, hijos del presunto mediador y amigo de José María Ruiz-Mateos, Joaquín Capel Alcaraz. Allí tiene su domicilio la empresa que para franquicias tenían los hermanos Capel, denominada ‘Best Meals, S.L.’, y de la que ahora serían supuestos socios ocultos” los seis hijos varones del empresario.

El mismo lugar serviría de domicilio social de la empresa de los hermanos Ruiz-Mateos dedicada a la restauración, documentación que fue intervenida por la Policía durante el registro de las oficinas de José María y Javier Ruiz Mateos en febrero de 2012. Se trata de All 4 Food S.L., cuyo administrador sería la familia Capel. Desde esta sociedad se controlarían los restaurantes con el nombre de ‘Steak Burger’. Según su web, ya son 10 locales.

Los Ruiz-Mateos tenían por costumbre crear una sociedad para cada local, en este caso formalizaron Steak Burger Fuencarral S.L., Steak Burguer Luchana S.L., Oven Fuencarral, S.L. y Steak Burguer Atocha, S.L.. Entre los planes de desarrollo para aquel 2014 estaba abrir otros seis locales. A las inauguraciones de los cuatro restaurantes abiertos acudieron tanto Teresa Rivero como toda su familia y parte de sus nietos, con la excepción de Begoña, Antonio Biondini y sus seis hijos.

Otra de las franquicias de restaurantes que explotaban desde la calle Aguaron es la de ‘Pecaditos’. Biondini aseguró ante el juez desconocer exactamente cuántos restaurantes con esta denominación existían entonces: "Pero del montaje y apertura de todos ellos se encarga mi cuñado Álvaro". Y añadió: "También siguen controlando la cervecería que Nueva Rumasa tenía en la Plaza de Santa Ana de Madrid con el nombre de Naturbier y cuyas acciones pusieron a nombre del suegro de mi cuñado Jose Mª, don Agustín Figueroa y sus hijos. En la actualidad [2014] sabemos que la han cambiado de nombre y la han redecorado, pero sigue con los mismos empleados y con los mismos jefes".

Uno de los restaurantes Pecaditos.

Esta sociedad estaba a nombre de Sofía Figueroa, cuñada de José María Ruiz-Mateos (hijo). La empresa se puso a nombre de José María en 2011, pero siguieron figurando hasta febrero de 2013 los administradores de Nueva Rumasa, Jesús Fraile Delgado y Susana Álvarez Ampuero.

"En la familia es conocido el hecho de que ya son más de 14 los restaurantes abiertos, entre los que son al 100 por cien de mis cuñados y los que son en sociedad con los Capel, al haber entrado extraoficialmente en el accionariado de la sociedad que los hermanos Capel tenían para las Franquicias Best Meals, S.L.", declaró Biondini en ese acto.

COMPARTIR: