22 de julio de 2019
|
Buscar
FIN DE SEMANA

La actriz y presentadora argentina ha fallecido misteriosamente en su país tras quedar tercera en Gran Hermano y no triunfar en España

La trágica vida de Natacha Jaitt,un juguete roto del reality de la televisión GH 6: adicta al sexo y a la cocaína, muere en un local de ocio argentino

Natacha Jaitt fue encontrada muerta en la habitación de un local de ocio al norte de Buenos Aires. La actriz argentina se hizo famosa en España en 2004 tras su paso por GH. Su azarosa vida estuvo marcada por varias relaciones fallidas y su adicción al sexo y a la cocaína, aunque tanto su abogado, Federico Albano, como su hermano, Ulises Jaitt, piensan que Natacha fue asesinada.

Natacha Jaitt nació en 1977 en la ciudad de Benavídez, era hija del actor judío Alberto Jaitt, quien falleció en noviembre de 2017, muy conocido por interpretar El Caballero Rojo, en Titanes en el Ring, un espectáculo de lucha libre televisado los domingos por la mañana. La pequeña Natacha cursó estudios en la escuela judía Golda Meyer, pero el colegio no le gustaba ni mostraba interés por nada que no fuera el mundo artístico. Benavídez es una ciudad argentina ubicada en el partido de Tigre, en el norte del Gran Buenos Aires, en la provincia del mismo nombre.

Con 21 años Natacha tuvo una hija, Antonella Olivera, a quien presentó públicamente hace un par de años, después de haberla mantenido prácticamente en el anonimato. La joven, que ahora tiene 21 años y nació en Rosario, es fotógrafa, bailarina de barra y estudiante de Turismo y se encontraba de vacaciones con su tío en Brasil cuando todo sucedió, además es una conocida Instagramer con casi 50.000 seguidores.

La actriz argentina aterrizó en España con 27 años, a finales de 2003, dispuesta a triunfar como fuera. Hizo el casting de Gran Hermano 6 y fue una de las concursantes más destacadas, consiguiendo salir indemne de once nominaciones para abandonar la casa. En plató la defendía su “primo” Adrián Yospe.

El título de “primo” se lo puso Natacha, sin que nunca los espectadores supiesen realmente si el actor Adrián Yospe compartía o no parentesco con Natacha. Como fuese, hace doce años la pareja tuvo un hijo, Valentino, que quedó huérfano de su padre Adrián en 2011 tras sufrir éste un fulminante cáncer y ahora se queda sin  su madre.

Valentino recibió el premio de pintura Enzo Pagani hace un año. La familia paterna intentó en varias ocasiones hacerse con la custodia del menor e incluso Mariano Yospe, hermano de Adrián hizo declaraciones en prensa justificando la desordenada vida de la madre de Valentino para intentar quitarle la custodia, pero Natacha se oponía diciendo que el mejor apoyo del menor había sido el de su tío Ulises Jaitt, hermano de Natacha y periodista de profesión, a quien el suceso le sorprendió en Brasil, disfrutando de unas vacaciones veraniegas en compañía de su sobrina Antonella.

La última portada que Natacha Jaitt hizo para Interviú en 2007.

Natacha contaba siempre que dejó Argentina con lo justo, llegó a Madrid con 27 años y apenas 10 dólares en el bolso, dispuesta a triunfar, pero sin dinero. Sin embargo, ganó fama en España tras su paso por el reality GH, en Telecinco, una edición que ganó Juanjo Mateo y en el que la concursante confesó ser adicta al sexo y haber ejercido la prostitución de lujo para ganarse la vida. Natacha siempre decía que no era Sexóloga, sino una investigadora del sexo y prefería ser reconocida como estudiosa de “la práctica callejera del sexo”, como reconocía en una entrevista para la revista Interviú.

Su segunda oportunidad le llegaría de mano de Javier Sardá, en el programa Crónicas Marcianas, donde fue contratada como comentarista de GH 7. Pero justo entonces Playboy TV la fichó para ser la estrella de un espacio titulado “Consultorio sexual” a la vez que presentaba “Esclava de tu agujero” en la radio Loca FM, de Madrid.

Regresó a Argentina en 2008

Pero siempre prefirió Argentina a España y en 2008 regresaría a su país para trabajar en “Bailando por un sueño”, donde quedaría eliminada, y una vez más Natacha haría de su desgracia una virtud y   logró quedarse como parte del jurado. Luego protagonizó una serie de ficción titulada “Sexo seguro” y  “Natacha enciende tus sentidos”, mientras posaba para Maxim, Interviú, Playboy y Hombre.

Pero la televisión dejó de quererla, a pesar de que saliese en varios programa de “chimentos” (cotilleos) argentinos confesando su adicción a la cocaína. Comenzó entonces a trabajar en la radio Palermo, Belgrano, Mega y radio Ga-Ga. Incluso fue nominada en los premios Martín Fierro de radio por su programa El Ascensor, en Mega.

En 2018 su imagen volvió a estar ligada al escándalo tras aparecer en marzo en un programa de televisión para acusar a reconocidos periodistas, políticos y futbolistas de formar parte de una red de pederastia. Se refería a unos posibles abusos en las inferiores del Club Independiente, pero solo aportó nombre de pila y siglas. A partir de esto se abrió una investigación por el supuesto abuso y corrupción de siete menores. Tras la denuncia pública, Jaitt se presentó en sede judicial y dejó el mismo testimonio que en la televisión. Fue en medio de ese escándalo cuando escribió en Twitter: “No me voy a suicidar, no me voy a pasar de merca (droga) y ahogar en una bañera, no me voy a pegar ningún tiro, así que si eso pasa no, no fui, Guarden tuit”. Tenía medio millón de seguidores en esta red social, pero cuantos más amigos virtuales tenía, parecían quedarle menos amigos reales.

En el programa “Podemos hablar” definió en una pocas frases su personalidad asumiendo su pasado: “Asumo lo que hago: soy locutora de radio, conductora y he ejercido la prostitución Vip pero he elegido con quién y es una bendición. Para mí es divertido cobrar”.

A principios de este año, Natacha volvió a los medios al denunciar que había sido violada por el director de cine Pablo Yotich y por un amigo de éste, Maximiliano Giusto. El pasado jueves fue su última aparición pública en las escaleras de un tribunal de Justicia. Lo hizo llorando y dijo que estaba allí para enfrentarse a sus violadores. También confesó estar tomando calmantes: “Estoy medicada por ataques de pánico. Elegí estar en la indagatoria, tomé medicación para poder soportar verles las caras y no desequilibrarme luego de ese episodio”, agregaba nerviosa.

El sábado el empresario Guillermo Rigoni y el productor y amigo de la actriz, Raúl Velastiqui Duarte, la encontraron desnuda sobre una cama del local del primero, al norte de Buenos Aires. Su muerte es ahora una incógnita a la espera de los análisis toxicológicos, tras la detención de tres personas, Gaspar Esteban Fonolla, de 45 años, Gustavo Andrés Bartolini, de 44 y Luana Micaela Monsalvo, de 19. La policía bonaerense los detuvo a tres manzanas del lugar con un pequeño paquete de cocaína y una moto que habrían usado para intentar escapar del lugar. De momento, no hay ningún imputado por delito alguno, mientras se trata de aclarar las circunstancias de la muerte.

Respeto para Natacha

La asociación de actrices argentinas pedía ayer respeto para Natacha en un comunicado: "Nuestras condolencias a la familia de Natacha Jaitt. De cara al 8 M exigimos el esclarecimiento de su muerte, asimismo repudiamos la utilización mediática morbosa de su imagen”, expresaba el texto.

Su hermano, Uises Jaitt, sembró la duda nada más aterrizar de regreso en Buenos Aires, sobre lo que parecía un caso cerrado como una muerte accidental y declaró que “hay que esperar, pero viendo la declaraciones de la gente que estuvo ahí ya hay contradicciones. Hay quien dice que no vio a nadie consumir nada, otros dicen que Natacha no tenía drogas, otros dicen que sí. El grupo se contradice, la mitad dice una cosa y la otra mitad dice otra. Hay un mundo de contradicciones, eso ya me alarma porque hablamos de que no coinciden todos con el relato. Y eso abre la puerta a investigar bien lo que pasó. No están todos con el mismo relato. Por eso vamos a seguir investigando hasta el final para ver lo que pasó”.

Uno de los últimos tuits de Natacha.

Su abogado Federico Albano se mostró escéptico en el mismo sentido: "Alguien oculta algo. Mantenemos la hipótesis de que acá hubo un homicidio y vamos a llegar al fondo del asunto. Así nos lo pidió su hermano Ulises", sostuvo Albano en el canal C5N de argentina y negó que la mujer consumiese drogas en la actualiad, ya que, según explicó el médico de cabecera le adivirtió que si tomaba cocaína, "podía morir" y añadió que "hay que investigar el delito de la facilitación de drogas porque Natacha no estaba consumiendo cocaína. Tuvo un problema neurológico y estaba tomando varias medicaciones. El médico le advirtió que si consumía, podía morir", aseguró Albano.

El viernes 22 de febrero, unas horas antes de morir, Natacha subió un tuit con una frase de Montesquieu que podría resumir en parte su vida: “Queremos ser más felices que los demás, y eso es muy difícil, porque les imaginamos mucho más felices de lo que son”.

COMPARTIR: