17 de abril de 2024
|
Buscar
FIN DE SEMANA

La madre de este joven cooperante civil, fallecido el pasado 11 de febrero tras un ataque ruso en Andrivka, lucha por la repatriación del cadáver

Maximiliano Camino, la historia del soldado voluntario canario muerto en Ucrania: "Su cuerpo sigue en el campo de batalla"

Exclusiva
/ El soldado voluntario canario Maximiliano Camino junto a otros dos militares en Ucrania.
El Cierre Digital accede en exclusiva al testimonio de Jacqueline Aramuni, madre de Maximiliano Camino, un soldado voluntario español que perdió la vida el pasado 11 de febrero en el frente de batalla Andrivka contra el ejército ruso. Jacqueline solicita ‘recuperar el cuerpo de su hijo’, el primer cooperante canario en morir en esta guerra, ante el cónsul de España en Ucrania, y ha pedido auxilio al Defensor del Pueblo de España y al Diputado del Común de Canarias.

El próximo 24 de febrero se cumplen dos años desde el inicio de la Guerra de Ucrania, un conflicto bélico que estalló en 2022 tras la invasión rusa del país ucraniano y que está suponiendo la mayor confrontación militar desde la Segunda Guerra Mundial, con miles de bajas y heridos entre civiles y soldados. Los combates militares han provocado desplazamientos internos de alrededor de siete millones de ucranianos, así como la salida del país de otros siete millones que, a su vez, han originado ‘crisis de refugiados’ en otras regiones europeas.

Por su parte, la ONU ha resuelto calificar de ‘agresión’ esta invasión militar rusa, mientras Ucrania ha solicitado su adhesión a la OTAN, organismo internacional que, a su vez, ha desplegado mayor presencia militar en Europa a raíz de esta contienda, que permanece activa por el momento. En cuanto a Rusia, este país ha recibido diferentes sanciones económicas internacionales y su retirada del Consejo de Europa.

Desde que Rusia comenzó a bombardear al este de Donbás en febrero de 2022, tras reconocer el Kremlim -bajo la aprobación del presidente ruso, Vladimir Putin-, a Donetsk y Lugansk como repúblicas independientes durante los días previos a este primer ataque militar, uno de los puntos álgidos en la Guerra de Ucrania, son numerosas las bajas de soldados y cooperantes de todas las nacionalidades en pleno campo de batalla. Tal es el caso de una ‘madre coraje’, Jacqueline Aramuni, quien lucha por recuperar el cuerpo de su hijo, Maximiliano Camino, un soldado de origen español, que perdió la vida el pasado 11 de febrero en el frente de batalla Andrivka contra el ejército ruso.

Elcierredigital.com ha accedido en exclusiva, mediante una conversación telefónica, al testimonio de Jacqueline –madre de Maximiliano, de 32 años de edad- un combatiente voluntario en el ejército ucraniano, asignado a la base militar en Kostiantynivka, región del Donetsk, Andréevka, "quien acabó herido en combate, y falleció posteriormente a escasos metros de la trinchera del puesto avanzado cercano al ejercito ruso", aclara su madre tras recibir información de allegados de su propio hijo en Ucrania.

Jacqueline relata entre lágrimas a este diario que en estos duros momentos se encuentra "gestionando la repatriación del cadáver de Maximiliano", por lo que está "en contacto directo con el cónsul de España en Ucrania, Manuel Baena, para recabar la mayor información posible sobre su situación y los trámites burocráticos" sobre su desaparición, así como los detalles para "la recuperación de su cuerpo, que, al parecer, se halla aún en el campo de batalla donde sufrió el ataque el pasado domingo".

No obstante, la madre de Maximiliano señala que "se encuentra afincada desde hace años con su familia en el municipio de Santa Úrsula, en Tenerife", y, en base a los datos de los que dispone hasta la actualidad, su hijo "sería el primer soldado español procedente de Canarias caído en la Guerra de Ucrania, aunque podría haber muchas más madres españolas buscando a sus hijos, también desplazados como soldados voluntarios destinados al ejército ucraniano en esta guerra", revela ante elcierredigital.com.

jaqueline_y_soldado

Maximiliano Camino y su madre, Jacqueline Aramuni.

Esta ‘madre coraje’ no decae y sigue insistiendo no sólo ante el cónsul español Baena, sino que además ha pedido auxilio al Defensor del Pueblo, Ángel Gabilondo, y al Diputado del Común de Canarias, Rafael Yanes, con el objetivo de "traer a Maximiliano de vuelta a casa, en Tenerife"—solicitud reflejada en documentos a los que ha tenido acceso este diario—. También explica que "algunos ediles representantes del gobierno municipal de Santa Úrsula están realizando gestiones" para apoyar a su familia, así como que se encuentra a la espera de concertar una cita con el presidente del Gobierno de Canarias, Fernando Clavijo, para solicitar apoyo a nivel estatal, ante el Ministerio de Defensa.

Por su parte, elcierredigital.com ha contactado con el cónsul español destinado en Ucrania, Manuel Baena, quien por el momento no ha respondido sobre el caso de Maximiliano.

"Recibí una llamada anónima con la localización de mi hijo muerto en combate"

En las comunicaciones por escrito que ha remitido ante el cónsul español en Ucrania y los defensores del pueblo, Jacqueline Aramuni ha aportado todos los detalles de que dispone sobre este percance, tal como señala ante elcierredigital.com.

"Recibí una llamada anónima durante el pasado 13 de febrero, donde me informaban que mi hijo Maximiliano —quien se hacía llamar Kalev en el batallón, siendo soldado voluntario en el ejército ucraniano desde octubre de 2023– había fallecido en combate y no pudieron recuperar su cuerpo", explica Jacqueline a este diario.

"Kalev se encontraba en la base militar en Kostiantynivka, región del Donetsk, Andréevka. Sin embargo, él fue enviado a una misión el 11 de febrero a las 20:00 horas, donde, al parecer, mi hijo fue herido en el abdomen y una pierna por la artillería y falleció en el campo ese mismo domingo", aclara Jacqueline.

Vídeo de apoyo a Maximiliano Camino en TikTok tras su muerte.

La madre del soldado insiste ante las autoridades que, según estas fuentes anónimas, "el cuerpo de Maximiliano se encuentra en el frente de batalla Andriivka, después de la carrilera en el puesto avanzado, concretamente a quince pasos de la trinchera contra los rusos que se encontraban a 250 metros". Y añade que "las pertenencias de mi hijo se ubican en el regimiento A7420 legión internacional primer batallón tercera compañía de infantería ‘Charlie’, donde convivía con el sargento Oliver, quien estaba a cargo del batallón".

"Estuvo a pocos metros de salvar la vida"

Finalmente, Jacqueline explica entre sollozos a elcierredigital.com, que "mi hijo se encontraba herido a pocos metros de la trinchera de su propio ejército ucraniano, por lo que podría haber salvado su vida. Sin embargo, la dificultad de movilidad debido a las heridas tras ser bombardeado, la peligrosidad por la cercanía del ejército enemigo ruso, más las bajas temperaturas, fueron los factores desencadenantes para que Maximiliano perdiera la vida. Parece ser que otros soldados podrían haber muerto  en un intento de rescate, y otros combatientes se encuentran heridos bajo asistencia en diferentes hospitales ucranianos".

Por otra parte, Jacqueline Aramuni manifiesta, respecto al fallecimiento de cientos de soldados voluntarios en Ucrania, que "esta situación abre un debate en cuanto a la captación de combatientes voluntarios, los contratos laborales que firman para alistarse en los ejércitos para esta guerra y las condiciones de repatriación si pierden la vida como es el caso", y realiza un llamamiento a las "miles de familias afectadas por esta misma situación para alertar a las autoridades internacionales", apostilla a elcierredigital.com.

COMPARTIR: