22 de agosto de 2019
|
Buscar
EDICIÓN VERANO

Los ex altos cargos de Ciudadanos en Arroyomolinos critican duramente a la dirección de Albert Rivera

Tras la expulsión del partido, Juan José González Arroyo ha cargado contra la ejecutiva nacional de Ciudadanos y algunos miembros de la regional, sobre todo contra Miguel Gutiérrez

Juan José González Arroyo, el exteniente de alcalde y ahora alcalde en funciones de Arroyomolinos ha criticado duramente a la dirección nacional y regional de su partido, Ciudadanos. En concreto a Miguel Ángel Gutiérrez, el fontanero de Albert Rivera en la Comunidad de Madrid, al que ha acusado de echarles del partido sin querer escuchar antes las explicaciones de los compañeros que están siendo investigados en la Operación Enredadera y como venganza por no seguir las directrices de Ciudadanos para gobernar. Esto último quiere decir que, para gobernar, el partido naranja debía ser la lista más votada, requisito que los exmiembros de Ciudadanos no cumplieron en su momento, formando un tripartito con el PSOE y el PIArr (Partido Independiente de Arroyomolinos).

Juan José González Arroyo

La Comisión del Régimen Disciplinario de Ciudadanos decidió la expulsión de Arroyo después de que se cumpliera el plazo de diez días que fijan los Estatutos del partido de Rivera para que los implicados presenten alegaciones al expediente de suspensión de militancia. Pero lo que no puede llevar a cabo el partido de Rivera es obligarle a renunciar al acta de diputado, debido a que éste es personal. Así figura en la Carta Ética y Financiera, que todos los cargos de Ciudadanos tienen que firmar y en la que se comprometen a abandonar el cargo público en caso de incurrir en alguna causa relacionada con la corrupción política. Según la versión de Arroyo, sólo le dieron un plazo de cinco días para recurrir la medida tomada por el partido y sin antes escuchar su defensa.

Ante esta situación, Juan José Arroyo se ha mostrado muy molesto con algunos miembros del partido en la Comunidad de Madrid. Así, el alcalde en funciones ha cargado contra el “club de dirigentes privilegiados” a los que acusa de no haberles perdonado por no oponerse a que gobernara el PP.

Arroyomolinos es el municipio más grande de los tres que aún gobierna Ciudadanos en Madrid. El Molar y Villanueva del Pardillo son las otras dos localidades que mantiene, tras perder Valdemoro el verano pasado.

Posibles gobiernos

En el pleno de investidura, que tendrá lugar este martes 14 de agosto, los expulsados de Ciudadanos y los “tránsfugas” del PSOE pretenden continuar el mandato mediante un “Gobierno de no adscritos”, a los que se sumarían Arroyomolinos Sí Puede y el resto de los concejales de Ciudadanos que en el último pleno no dieron respuesta a las preguntas del público, quienes reclamaban saber si los concejales del partido de Albert Rivera contarían con el apoyo de los no adscritos para mantener el gobierno actual. Ante la búsqueda de respuestas, los asistentes sólo encontraron el silencio, que podría significar un posible apoyo a este gobierno o simplemente que desde el partido les hubieran ordenado mantener el silencio para no agrandar el problema. También se sumarían a esta ejecutiva los tres concejales del PIArr. Por otro lado, el PP quiere acceder al gobierno y sólo le bastaría con el apoyo de tres concejales.

Operación Enredadera

En la investigación llevada a cabo por la UDEF (Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal), figuran cuatro políticos de Ciudadanos por estar implicados en una trama de corrupción de amaño de contratos municipales para la instalación de radares de tráfico. Carlos Ruipérez, fue el primer alcalde de Ciudadanos en ser detenido por corrupción y dimitió tras su detención. El resto fueron expulsados. En la Operación Enredadera el PP y el PSOE también cuentan con políticos relacionados en la trama, que suma cuarenta implicados en total.

COMPARTIR: