14 de julio de 2020
|
Buscar
FIN DE SEMANA

El lunes fueron informados en el Juzgado de su imputación por el asesinato de Iván Castro y por tenencía ilícita de armas

Nelson y Marta, los amantes del crimen de Langreo, se enfrentarán a una pena de 25 años de prisión por la muerte de Iván

Iván, el joven asesinado en Langreo.
Iván, el joven asesinado en Langreo.
El juzgado de lo Penal de Langreo ha comunicado esta mañana a los dos acusados del crimen de La Felguera en Langreo, Nelson A. y Marta R., que se les va a imputar a ambos un delito de asesinato por acabar con la vida del joven Iván Castro a tiros en diciembre de 2017. También se enfrentan ambos a otro delito de tenencia ilícita de armas. Se les ha dado traslado, en presencia de sus abogados, que el juicio será con jurado popular en la Audiencia Provincial, con fecha aún por determinar.

A Marta y Nelson se les acusa del mismo crimen, de matar al joven Iván Castro, según informó el abogado de la acusación particular, Ángel Bernal. A pesar de que Nelson A. ha confesado ser el autor material de los disparos su expareja Marta es considerada inductora y cómplice por lo que la petición de pena se ajusta a lo recogido por el Código Penal. Asimismo, a ambos se les acusa de tenencia ilícita de armas.

Sin embargo, Marta R. niega cualquier relación con el crimen e incluso rechaza que tenga o hay tenido una relación sentimental con el acusado. La acusación particular, que representa a la familia de Iván, mantiene que ambos actuaron de forma conjunta para perpetrar el asesinato.

Tras diez meses y diez días de investigación del crimen de Iván, un joven de 31 años asesinado en el parking de su casa en Langreo (Asturias), la policía detuvo a su pareja Marta y a su amante, un taxista de 42 años, Nelson, con el que se mudó a Oviedo a vivir poco después del asesinato de Iván Castro. Desde entonces ambos permanecen en prisión provisional a la espera de juicio.

Nelson y Marta en un fotomontaje.

Tres disparos acabaron con la vida de Iván en La Felguera, un distrito de Langreo, el 7 de diciembre de 2017. El joven de 31 años fue asesinado a plena luz del día en el garaje de su vivienda. Acababa de superar un cáncer. Aquel día de diciembre Iván decidió salir de casa y su pareja Marta le animó a que lo hiciera.

Entre los coches, escondido con una pistola en la mano, un hombre le esperaba y a traición le disparó tres veces. El presunto autor material del crimen fue Nelson, un taxista de 42 años y por aquel entonces ya amante de Marta, que confesó haber arrojado el arma en el embalse de Soto de Rey.

El extraño comportamiento de Marta tras el asesinato ya hizo sospechar, al conocerse que pidió que su nombre no apareciera en la esquela de Iván, algo que sorprendió a la familia del que supuestamente era su novio.

Además, los meses siguientes al asesinato de Iván Castro, Marta R.N. rompió todo el contacto con la familia Castro e inclus cambiaba de acera para evitar encontrarse a alguno por la calle. Marta vivió durante dos años con Iván y llevaban 16 de relación, pero tan solo dos días después del crimen, recogió sus cosas del piso y se marchó de Langreo sin dar explicaciones.

COMPARTIR: