01 de abril de 2020
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Begoña es la única que decidió abrir el testamento del dueño de Rumasa obligó a sus hermanos varones a acudir a reclamar su parte cuando no querían

Desvelamos los emails de las peleas familiares de los Ruiz Mateos por la herencia oculta del patriarca

Exclusiva La familia Ruiz Mateos en una foto de archivo.
La familia Ruiz Mateos en una foto de archivo.
La guerra fraticida entre los Ruiz Mateos no tiene visos de acabar. Mientras José María Ruiz Mateos, padre, tuvo el control de las empresas familiares no hubo problemas ni disputas. Pero tras declararse en concurso de acreedores las primeras diez empresas de Nueva Rumasa en 2011, al no poder hacer frente a los pagos reclamados por bancos y proveedores, se abrió la caja de los truenos familiares. Desvelamos hoy los emails, recogidos en un informe de la UDEF, con José María padre todavía vivo.

Fue en mayo de 2011 cuando comenzó una guerra fraticida familiar en el clan de los Ruiz Mateos. Fue entre once, de los trece hermanos, contra dos de las hermanas, Socorro y Begoña. Durante la investigación sobre los pagarés de Nueva Rumasa, la Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal de la Policía Nacional tuvo acceso al correo de los trece hermanos Ruiz Mateos y lo reflejó en el sumario que se instruye contra los seis varones en la Audiencia Nacional por el "caso pagarés",

Fue una supuesta operación fraudulenta en la que se recaudaron seiscientos millones de euros entre cinco mil inversores, que vieron cómo los Ruiz Mateos se quedaban con su dinero sin darles explicaciones solventes.

El primer documento aportado a las diligencias instruidas por la Audiencia Nacional está fechado el 2 de mayo de 2011 y es enviado por Paloma Ruiz Mateos a su hermana Almudena. El informe de la UDEF advierte que contiene otros correos de todos los hermanos, relacionados con Begoña Ruiz Mateos, a la postre fémina que está enfrentada al resto de sus hermanos.

En el citado documento hablan ya de "el cisma que ha ocasionado en la familia su actitud y la de su pareja Antonio Biondini".

Begoña Ruis Mateos y su marido Antonio Biondini.

Paloma Ruiz Mateos le dice a sus hermanos, respecto a Begoña y Antonio, que  "(...) la realidad es que no se fían de vosotros. de ninguno! Piensan que hay dinero Y lo cogéis vosotros! Para vuestras mujeres y vuestros suegros y os repartís el botín! Y además que a papÁ le engañáis. Es duro lo que os digo pero es la verdad. Abrir (sic) los ojos y tomar cartas en el asunto que es grave!"

El 18 de noviembre de 2011 Francisco Javier Ruiz Mateos escribió también refiriéndose a Begoña: "(...) Nos llevará hasta donde haga faIta. En lo que a mi respecta, reitero que para mi ha acabado. Prefiero no volver a verla en lo que me queda de vida". 

Solo un mes después, el 29 de diciembre, Almudena Ruiz Mateos respondía en un hilo de varios mensajes a su hermano Zoilo, el mayor de lo varones, que "Rocío tiene razón", en referencia a un petición de la quinta hija de la saga para excluir de las conversaciones tanto a Begoña, como a Socorro, la primogénita de la familia que fallecería poco después.

En su correo argumentaba, ante la amenaza de Begoña de demandarles, que "Socorro alimenta a Begoña y le informa de todo". Fue por entonces cuando Begoña Ruiz Mateos comenzó a ser la fiel guardian de su padre José María, el patriarca familiar, al que cuidó hasta que en septiembre de 2015 falleció. Begoña vivía cerca del chalet de Aravaca, donde se habían instalado sus padres después de tener que dejar la conocida mansión de Somosaguas.

Un testamento aún no inventariado 

Tras la muerte de Ruiz Mateos sólo Begoña quiso conocer el patrimonio familiar que permanece oculto hasta hoy en día. La hermana "díscola" se opuso siempre a la gestión empresarial de sus hermanos varones y, hoy, ni siquiera sabe la relación de empresas supervivientes al descalabro de Nueva Rumasa.

Begoña Ruiz Mateos junto a su padre.

Curiosamente, el resto de sus hermanas acudieron a un notario en abril de 2016 para renunciar al testamento, pero Begoña fue la única heredera que acudió a beneficio de inventario a la apertura del testamento de José María Ruiz-Mateos y Jiménez de Tejada.

Las seis de las hijas de la familia Ruiz-Mateos, Socorro (ya fallecida), Rocío, Patricia, Paloma, Nuria, Almudena, ya renunciaron a su parte de la herencia, al igual que Adela Montes de Oca, la hija hasta hace unos meses ilegítima que removió el cielo con la tierra hasta obtener el reconocimiento de paternida del empresario fallecido y, cuando lo obtuvo, volvió a Estados Unidos sin una queja ni reclamación a sus hermanos, una postura muy extraña para alguien que llegó a exhumar el cadáver de su padre para hacerse un análisis de ADN.

La paradoja es que ahora, con los seis varones en la cárcel de Aranjuez, solo puede ser Begoña la única heredera legal que puede verlo ya que ella sí pidió la apertura del mismo y es la única que se encuentra ahora mismo en libertad. Por tanto, sería actualmente la legítima administradora de la herencia, que a día de hoy permanece oculta. El empresario había dejado la legítima a su esposa y el resto a repartir a partes iguales entre sus trece hijos. Pero la sorpresa llegó cuando Begoña acudió al notario para llevar a cabo la puesta en blanco de todas las propiedades, empresas y cuentas de la familia y se encontró que era la única que había acudido.

Ante esta inesperada maniobra los seis hermanos varones no tuvieron más remedio que acudir también al notario. Pero pasados hoy más de cuatro años, los varones de la familia todavía no han aportado ni un solo documento del inventario de los bienes de su padre a la Notaría. Y ahora con la dificultad añadida de encontrarse todos en prisión desde el pasado 30 de abril y, por tanto, inhabilitados para ejercer ningún trabajo.

Los varones de la familia siendo juzgados en Mallorca.

Al aceptar Begoña el testamento de su padre la Justicia sigue su curso y "algo debe cambiar radicalmente en esta historia de contínuos engaños, porque nadie cree ya que los hijos de José María Ruiz-Mateos, Zoilo, José María, Francisco Javier y Álvaro, Paul y Alfonso, y que los hijos de éstos viven de la caridad de amigos. Ni que sus empresas han sido desmanteladas gratis", afirman fuentes de su entorno.

COMPARTIR: