27 de mayo de 2024
|
Buscar
FIN DE SEMANA

SU FAMILIA ASEGURA QUE FUE VISTA DESPUÉS DEL 7 DE DICIEMBRE POR LAS CÁMARAS DE UN BAR DE IRUÑA CON UN HOMBRE Y SU BOLSO APARECIÓ CERCA DEL RÍO ARGA

Desaparición de la joven Rosa Gabriela Reyes en Pamplona: "Alguien se la llevó, ella nunca se iría"

El Cierre Digital en Rosa Gabriela Reyes Chávez.
Rosa Gabriela Reyes Chávez.
Fue el pasado 7 de diciembre de cuando Rosa Gabriela Reyes fue vista por última vez en un bar cercano al barrio de San Jorge, en Pamplona. Esta mujer de 35 años había quedado con su novio, pero tras salir del bar nunca llegó al encuentro. Cuando los investigadores revisaron las cámaras de seguridad del local se pudo ver a un hombre acercándose a hablar con ella. Al poco tiempo apareció su bolso cerca del río Arga. Su hermana señala, "dudo mucho que sea una desaparición voluntaria".

Rosa Gabriela Reyes Chávez desapareció el 7 de diciembre de 2023 en Pamplona, Navarra. Esta mujer de 35 años se encontraba en la noche del 7 de diciembre en un bar del barrio de San Jorge, cerca de donde vivía. Allí fue donde Gabriela fue vista por última vez por las personas que estaban en ese bar. Desde entonces no hay más que incógnitas y la familia está “muy preocupada”. 

La mujer había quedado con su novio por lo que se fue para ir a su casa, que es donde había quedado con él. Sin embargo, desde que salió del bar no se ha vuelto a saber nada de ella. En una conversación con elcierredigital.com su hermana, Mariel Reyes, señala que “su novio fue la última persona que habló con ella porque el día de su desaparición llevaba el teléfono móvil encima, pero desde que salió del bar el teléfono no tiene señal y sale apagado. La denuncia por desaparición la puso nuestra prima en una comisaría de la Policía Nacional de Pamplona”.

La mujer desaparecida.

Las imágenes de las cámaras de seguridad del bar captaron a un hombre acercándose a hablar con Gabriela. Poco después se encontró su bolso cerca del río Arga, a unos diez minutos en coche del barrio de San Jorge. Pese a estos hallazgos ya han pasado dos semanas y sigue sin haber noticias sobre el paradero de Gabriela.

"Alguien se llevó a mi hermana"


“Fue su novio quien avisó de que no sabía nada de ella desde que salió del bar. Dudo mucho que sea una desaparición voluntaria porque ella no ha desaparecido nunca y tiene dos hijos, con los que no podría estar sin comunicarse. Pese a que ella vive sola, yo mantenía bastante contacto con ella porque vivimos cerca”, añade Mariel.

En su casa no falta nada y está todo en su sitio, es todo muy extraño. Desde que desapareció no hemos sabido nada, es como si se hubiese esfumado. Lo que creo que le ha podido pasar es que alguien se la llevó porque ella nunca hubiese desaparecido de manera voluntaria. Que nosotros sepamos no ha tenido ni tiene ningún problema con nadie. Estamos muy mal y nerviosos porque pasan los días y seguimos sin saber nada. Hemos buscado por todos los rincones posibles y aún así no encontramos ninguna pista que nos pueda decir dónde esta”, concluye la hermana de la desaparecida. 

Rosa Gabriela Reyes.

Desde su desaparición familiares, amigos y ciudadanos del barrio de San Jorge han realizado batidas, aunque todas ellas sin éxito. El pasado domingo 17 de diciembre alrededor de un centenar de personas se concentró en la Plaza del Castillo de Pamplona. Los investigadores mantienen abiertas todas las hipótesis, aunque su familia descarta que se trate de una desaparición voluntaria. Por lo tanto, sólo cabría la posibilidad de que se trate de un accidente o de una desaparición forzosa. 

Desde un primer momento la asociación SOS Desaparecidos se puso en contacto con la familia para publicar el cartel de la desaparición y poner dos teléfonos a disposición de cualquier persona que pudiera contar con información relevante. Se trata de los números 649 952 957 o 617 126 909. Asimismo, también se ha puesto a disposición el email info@sosdesaparecidos.es.

Puede ser una imagen de una persona y texto que dice

Ficha de la desaparición de Rosa Gabriela.

Además, desde la mañana del 20 de diciembre el abogado Juan Manuel Medina se ha personado en la causa por la desaparición como representante de la familia. La causa la lleva el Juzgado de Instrucción nº1 de Pamplona. Gabriela es de complexión delgada, mide 1,70 metros y tiene el pelo pelirrojo y los ojos marrones. También lleva un tatuaje en la pierna y otro en el brazo derecho.

COMPARTIR: