16 de octubre de 2021
|
Buscar
FIN DE SEMANA

El presidente Sánchez prima así a la compañera de su exjefe de gabinete que participó en la comida de 2014 donde aseguró que quería encabezar el PSOE

Isaura Leal, pareja del presidente de Correos Juan Manuel Serrano, lidera la gestora del PSOE en Madrid

Exclusiva
/ Isaura López. Foto: Flickr PSOE.
Juan Manuel Serrano e Isaura Leal forman un firme matrimonio fogueado durante sus años laborales en la Federación Española de Municipios y Concejos y ahora famoso después de que su amigo Pedro Sánchez los haya colocado: el primero preside Correos, con un salario anual que ronda los 200.000 euros brutos, y la segunda (que cobra 77.000) se estrenó ayer como presidenta de la gestora del PSOE madrileño.

Marzo de 2014. Alfredo Pérez Rubalcaba es consciente de que los aires del 15M se lo van a llevar por delante en las europeas de mayo de ese año y en el PSOE se lanzan apuestas sobre sus posibles sucesores.

Tres nombres destacan sobre el resto: Susana Díaz, muy bien valorada por barones y vieja guardia, que se muestra reticente a coger el AVE que enlaza Sevilla con Madrid porque cree que no es el momento más adecuado por la brutal crisis que sufren los socialistas a nivel estatal. Carme Chacón, muy desgastada tras su derrota en las primarias contra Rubalcaba. Y Eduardo Madina, el preferido de Rubalcaba.

Díaz, Chacón y Madina no sabían que en ese marzo de 2014 un diputado casi anónimo, Pedro Sánchez Pérez-Castejón (tan desconocido como Zapatero cuando dio el salto en el 2000), había convocado un almuerzo en un restaurante gallego sin demasiado pedigrí: el Orixe sito en la madrileña calle Cava Baja y con un precio medio por comensal que ronda los 40 euros.

Sánchez se hace acompañar por una decena de amigos, de los que políticamente tienen relevancia tres: el sevillano Alfonso Gómez Rodríguez de Celis, actual vicepresidente primero del Congreso; y el matrimonio compuesto por la valenciana Isaura Leal, que ayer se estrenó como presidenta de la gestora impuesta por Sánchez en el PSOE madrileño tras la debacle del 4M, y Juan Manuel Serrano, presidente de Correos desde hace tres años.

Leal y Serrano

Isaura Leal y Juan Manuel Serrano apoyaron el ascenso a los cielos de Pedro Sánchez, que hasta 2014 era un exfontanero de Pepiño Blanco que había sido concejal de Madrid, miembro del Consejo de Administración de Caja Madrid y que tras la llegada de Rubalcaba había sobrevivido como tertuliano de los que vomitan el argumentario de Ferraz como cuota progre en la 'TDT party'.

Juan Manuel Serrano. Foto: Correos. 

Y gracias a que Díaz no se atrevió a tomar el tren y prefirió apoyar al actual presidente del Gobierno, el PSOE se colocó en manos de un 'sanchismo' que, digan lo que digan, ha conseguido que el socialismo sobreviviera al huracán del 15M y recuperase el poder tras restablecer sintonía con su historia y bases.

Salto a la fama

El triunfo de Sánchez en las primarias de 2014, y en las de 2017 tras resucitar políticamente, fueron el preámbulo de que el PSOE recuperase el poder por sorpresa en 2018 tras siete años caminando por el desierto electoral.

La trepidante promoción política del actual presidente del Gobierno ayudó a Serrano, que entre 2014 y 2018 fue el jefe de Gabinete de la Ejecutiva Federal del PSOE y por lo tanto hombre de Sánchez, aunque escogiera a Iván Redondo para convertirse en su jefe de Gabinete tras su acceso a La Moncloa.

Serrano, leal al nuevo presidente del Gobierno, recibió uno de los encargos más deseados entre los amigos del primer ministro: la presidencia de Correos, que reporta al 'sanchista' alrededor de 200.000 euros anuales a pesar de su falta de experiencia previa en logística.

Correos, bajo la presidencia del que fuera director de Sistemas, director de Gestión de Convenios y gerente de la Federación Española de Municipios y Concejos (de la que su mujer era asesora legal), ha cuadrado números, ha acrecentado su transición desde el servicio postal a la paquetería con perfil privado y ha posibilitado que la compañía estatal revierta servicios, farmacia o bancos, en la España rural.

No tienen demasiada buena opinión del presidente de Correos en UGT, que dicen que creerían sus promesas "si no fuera porque ha demostrado incontables veces sus artes de trilero; si no fuera porque sigue aplicando su agenda oculta de desmantelamiento del servicio público postal de este país; porque está vendiendo edificios de nuestro patrimonio y ha dejado la financiación del servicio público en mínimos históricos".

Isaura Leal

La valenciana Isaura Leal dio el salto a la primera línea política en 2015 como diputada de la Asamblea de Madrid y sus conocimientos durante la pasada legislatura le sirven para presidir la segunda gestora que nombra Pedro Sánchez en el socialismo madrileño, en este caso provocada por la dimisión de José Manuel Franco tras la debacle de las autonómicas el pasado 4M.

Cabe recordar que Leal es desde 2019 diputada por Madrid en el Congreso, ejerce como secretaria de Función Pública en la Ejecutiva del PSOE (a las órdenes de Gómez Rodríguez de Celis) y combina la presidencia interina del PSOE madrileño con la presidencia de la gestora de los socialistas en Huelva (muy fustigados por la corrupción y desgastados desde la dimisión de su actual secretario general Ignacio Caraballo por una denuncia por violencia de género).

Gestora en Madrid

Isaura Leal (que también preside la comisión sobre la Kitchen y la comisión de Justicia en el Congreso) se estrenó ayer como presidenta de la gestora del PSOE madrileño. La diputada (cuyo sueldo anual ronda los 77.000 euros) atemperó los ánimos en la sede de la calle del Buen Suceso.

La misión de Leal, "muy bien considerada en la Federación Socialista Madrileña" (aseguran fuentes socialistas a ElCierreDigital.com) es dirigir el proceso que llevará a unas primarias en la que se postulan de cara a las autonómicas de 2023 Juan Lobato, exlalcalde de Soto del Real y ahora apoyado por el 'sanchismo' (a pesar de que se enfrentó en las últimas primarias a José Manuel Franco) y Mónica Carazo, directora de la campaña de Ángel Gabilondo el 4M.

Ambos, diputados en la Asamblea, intentarán hacer ticket con la ya segura candidata del PSOE en las municipales de Madrid en 2023, Mercedes González, que se foguea como delegada del Gobierno en Madrid y ganó foco con el pique público con José Luis Martínez Almeida, poco acostumbrado a que le lleven la contraria en público.

Antes de primarias

Lobato asegura que asume "la responsabilidad y el compromiso de que se haga un proceso serio y contundente de renovación de diseño de partido para los próximos 15 años. La situación es grave y el partido socialista tiene que tomarse eso con seriedad".

Ángel Gabilondo y Juan Lobato. Foto: Flickr PSOE. 

Pero lo cierto que es para cumplir sus objetivos tendrá que vencer en un proceso tutelado por Leal y otros nueve compañeros: Fran Martín Aguirre, África Moreno Díaz, Javier Guardiola Arévalo, María Cano García, José Luis García Sánchez, Lorena Morales Porro, Diego Cruz Torrijos, Carmen Mena Romero y Santiago Llorente Gutiérrez.

Ayer los diez miembros de la gestora y los 24 diputados autonómicos socialistas se reunieron bajo la presidencia de Leal, premiada por Sánchez por hacer honor a su apellido. La diputada aseguró que "el resultado de las elecciones autonómicas no ha cambiado la situación de vulnerabilidad de miles de madrileños, ni el estado de la sanidad pública, ni el de la educación pública, ni de los servicios públicos en general". Es por ello que los socialistas se conjugaron para salir de una crisis que parece haberse cronificado.

COMPARTIR: