22 de agosto de 2019
|
Buscar
EDICIÓN VERANO

La investigación mantiene que "la cuantía de lo defraudado podría superar los sesenta millones de euros”

El juez del caso de iDental ordena detener a veinte personas, entre ellas a los dos fundadores, y registros en cinco provincias

Clínica IDental
Clínica IDental / Europa Press
El Juez de la Audiencia Nacional José de la Mata ordenó la detención de veinte personas por el caso IDental, entre ellas a sus dos fundadores, uno de los cuales se encontraba en Reino Unido. Además se han realizado registros en cinco provincias distintas. Según la investigación la cantidad de lo defraudado alcanzaría los sesenta millones de euros mediante un sistema de testaferros, para el que necesitaron la ayuda de algunos empleados.

El juez de la Audiencia Nacional José de la Mata ha ordenado veinte detenciones y varios registros en cinco provincias en el marco de la causa conocida como Caso iDental. El juez les imputa los delitos de administración fraudulenta, pertenencia a organización criminal, estafa continuada, apropiación indebida, alzamiento de bienes, falsedad documental y blanqueo de capitales. Entre los detenidos figuran los dos fundadores del grupo iDENTAL, uno de los cuales se encontraba en el Reino Unido.

A los detenidos se les imputan delitos de administración fraudulenta, pertenencia a organización criminal, estafa continuada, apropiación indebida, alzamiento de bienes, falsedad documental y blanqueo de capitales.

Según la investigación “los detenidos captaban fondos de inversores internacionales y entidades de crédito con la aparente intención de comprar y reflotar empresas en crisis. Pero en realidad las descapitalizaban y desviaban los fondos para el enriquecimiento personal de los investigados”. Además “La cuantía de los defraudado podría superar los 60 millones de euros”. En algunos casos, los investigados contaban con la connivencia de empleados de entidades de crédito que se encargaban de conceder los préstamos necesarios para realizar las inversiones. Los miembros de la organización descapitalizaban progresivamente las empresas y a través de testaferros, sociedades pantalla y cuentas puente ocultaban el destino final del dinero.

El Juez de la Audiencia Nacional José de la Mata / Europa Press. 

La madrugada del martes los agentes de la UDEF dirigidos por el Juzgado de Instrucción número 5 de la Audiencia Nacional detuvieron a veinte personas en el marco de la investigación por la gestión fraudulenta de las clínicas Idental. Además, se practicaron registros en Madrid, Alicante, Murcia, Granada, Gerona y La Coruña.

A lo largo de estos meses, la investigación judicial ha perfilado otros hechos delictivos vinculados a los últimos administradores de Idental; las personas detenidas pudieron crear una estructura societaria para conseguir fondos a través de empresas en crisis, en las que invertían, supuestamente para reflotarlas. Sin embargo, su objetivo principal, según los investigadores, era su propio enriquecimiento personal, a través de los fondos desembolsados por diferentes inversores nacionales y extranjeros, a sabiendas de la inviabilidad económica de estas inversiones y en perjuicio de trabajadores, proveedores y clientes.

En el caso de Idental, las personas investigadas en esta causa engañaban a los pacientes, a quienes les hacían contratar préstamos para financiar sus tratamientos dentales, con supuestos descuentos de hasta el 80 por ciento, a costa de inflar el presupuesto, y basándose en supuestas subvenciones de organismos públicos estatales inexistentes y a políticas muy agresivas de marketing.

Más timos

Entre los detenidos figuran los dos fundadores del grupo Idental, uno de los cuales ha sido detenido en el Reino Unido con la colaboración de las autoridades británicas. Esta persona estaría planeando implantar nuevas clínicas odontológicas en Gran Bretaña.

La macrocausa de iDental fue asumida por De la Mata el verano pasado debido a la magnitud de la investigación y a que afecta a casi todas las comunidades autónomas, allí donde la empresa había abierto clínicas. El juez ha decidido estructurar el caso abriendo piezas separadas para cada uno de los procesos de denuncia incoados, sean individuales o grupales, y ya suman más de 1.500, todas ellas por presuntos delitos de estafa continuada, apropiación indebida, falsedad documental, administración fraudulenta, lesiones, contra la salud pública, alzamiento de bienes y blanqueo de capitales.

Pero además el magistrado también ha abierto una pieza separada para cada una de las víctimas y, sin que se haya efectuado aún un recuento total de afectados, ya superan en la causa más de 8.000.

COMPARTIR: