22 de noviembre de 2019
|
Buscar
FIN DE SEMANA

El dueño de Inditex ha incorporado a su patrimonio parte de la sede de la popular compañía norteamericana en Seattle por 655 millones de euros

El emporio inmobiliario de Amancio Ortega: Amazon, última pieza de la colección de edificios emblemáticos

Amancio Ortega se convierte en el casero de la todopoderosa Amazon
Amancio Ortega se convierte en el casero de la todopoderosa Amazon
Amancio Ortega está a punto de convertirse en el casero del gigante Amazon. No es el primer paso que da el dueño de Inditex en el mercado inmobiliario. Paso a paso y desde su firma de inversión Pontegadea Inmobiliaria, el empresario gallego realiza sus inversiones en este sector económico a lo largo y ancho del planeta. No es ni mucho menos un recién llegado.

El fundador de Inditex, Amancio Ortega, se convertirá en el casero de Amazon, tras cerrar la compra de parte de la sede central del gigante del comercio electrónico en Seattle, en una operación valorada finalmente en 740 millones de dólares, 655 millones de euros. En concreto, el empresario gallego, a través de su firma de inversión Pontegadea Inmobiliaria, ha cerrado su mayor compra en Estados Unidos  y la segunda mayor de su historia, después de la realizada el pasado verano en Londres.

Asimismo, según The Seattle Times, esta adquisición es una de las operaciones inmobiliarias más importantes que se han llevado a cabo en la historia de la ciudad estadounidense, ya que la última de estas características se realizó en 2015, año en el que se vendió el Columbia Center por 711 millones de dólares, 630 millones de euros. 

En esta ocasión, Ortega ha adquirido el activo denominado Troy Block, compuesto por dos edificios y que a su vez forman parte de los 40 inmuebles del campus de Amazon, propiedad de USAA Real Estate, la rama inmobiliaria de la aseguradora ligada al Ejército de Estados Unidos. 

Ortega materializa así, tras meses de negociaciones, su segunda mayor compra hasta ahora después de adquirir el verano pasado el edificio Adelphi en Londres a Blackstone por una cantidad próxima a los 600 millones de libras, 702 millones de euros. 

El fundador de Inditex, que invierte parte de los dividendos que recibe de la compañía textil en el sector inmobiliario, posee la mayor inmobiliaria española, centrada en la compraventa y alquiler de grandes edificios, que posee una cartera de activos inmobiliarios integrada fundamentalmente por edificios de oficinas, no residenciales, situados en el centro de grandes ciudades en España, Reino Unido, Francia, Estados Unidos y Asia. 

Así, el valor razonable del conjunto de la cartera inmobiliaria del grupo ascendió a 8.759 millones de euros, según se recoge en las cuentas anuales de 2017. El primer accionista de Inditex, Amancio Ortega, ingresará este año 1.626,2 millones de euros en concepto de dividendos de la compañía, por encima de los 1.386 millones que percibió por este concepto en 2018.

Los negocios inmobiliarios

Amancio Ortega continúa ampliando el perímetro de su imperio inmobiliario. Pontegadea, el brazo de inversor del creador de Inditex, creció un 2,8% al cierre de 2017, hasta rozar los 9.000 millones de euros (8.759 millones), y ello pese a que sus beneficios bajaron un 13%, hasta 1.475 millones, por las donaciones de su fundación.

Pontegadea aglutina tanto la participación de Amancio Ortega en Inditex como sus inversiones inmobiliarias. Según las cuentas depositadas en el Registro Mercantil de La Coruña, la sociedad cerró 2017 con un beneficio neto atribuido a la sociedad dominante de 1.475 millones de euros, el 13% menos que un año antes, debido a las donaciones por valor de 350 millones hechas por la Fundación Amancio Ortega, gran parte destinadas a la lucha contra el cáncer.

En concreto, la Fundación donó 320 millones de euros para la compra de equipos oncológicos de última generación que se instalarán en hospitales públicos de todas las comunidades autónomas.

Al cierre del año pasado, los activos del grupo Pontegadea estaban valorados en 29.028 millones de euros, su patrimonio neto ascendía a 21.006 millones y su cifra de negocio sumó 25.721 millones.

Edificio en Gran Vía propiedad de Amancio Ortega. 

Además de la Torre Cepsa, que compró por 490 millones de euros, y del edificio de Gran Vía 32, Ortega tiene en su propiedad otros edificios en Madrid como la Torre Picasso o el edificio Castellana 79, que alberga el Zara más grande del mundo.

Los inmuebles de Zara

Por su parte, Pondegadea Inmobiliaria facturó, fundamentalmente por ingresos por rentas, 385 millones de euros, el 13,6% más que un año antes, y el valor razonable del conjunto de la cartera de activos, fijado por una tasadora, era de 8.759 millones, superior el 2,8% a la de un año antes.

El 51% de los ingresos inmobiliarios procedieron de mercados europeos, el 46% de América y el 3% restante de Asia, según las cuentas, que reflejan que las inversiones inmobiliarias de Pontegadea sumaron 629 millones en 2017 y al cierre del ejercicio ascendían a 6.913 millones, 1.688 millones en España y los 5.225 restantes en el exterior.

De la inversión fuera de España, 2.681 millones corresponden a inversiones en América, 2.191 millones a Europa (excluido España) y 353 millones a Asia. Pontegadea Inversiones, sociedad dominante del grupo Pontegadea, está presidida por Amancio Ortega y cuenta como vicepresidenta primera a su esposa, Flora Pérez. También figuran como consejeros de la sociedad, José Arnau, también consejero de Inditex, y Roberto Cibeira, a su vez consejero delegado de Pontegadea Inmobiliaria.

El grupo Inditex, dueño de cadenas como Zara o Massimo Dutti, logró un beneficio neto de 3.368 millones de euros en su último ejercicio fiscal (cerrado el pasado mes de enero), el 6,7% más que un año antes, y sus ventas se situaron en 25.336 millones, con un crecimiento del 8,7 %.

COMPARTIR: