01 de diciembre de 2020
|
Buscar
FIN DE SEMANA

El sindicato UFP ya advirtió a la DGP el 13 de agosto en una carta del peligro de trabajar con personas indocumentadas llegadas ilegalmente a España

Aislados 11 policías por COVID en hoteles de Albacete tras una operación de control de inmigrantes

Policías interviniendo en Albacete.
Policías interviniendo en Albacete.
El sindicato de la Policia UFP ya había advertido a la DIrección General que podrían producirse contagios de coronavirus entre los agentes que atienden a inmigrantes llegados en patera. Hasta 11 policías destinados en Albacete han tenido que ser puestos en cuarentena en dos hoteles por encontrarse contagiados de COVID, aunque están asintomáticos y se encuentran en buen estado.

Once agentes de Policía Nacional guardan cuarentena en dos hoteles de Albacete tras dar positivos por coronavirus. Pertenecen a las Unidades de Intervención Policial (UIP) desplazadas desde Málaga y Sevilla como refuerzo en tareas de vigilancia de los temporeros aislados por el COVID-19.

Sobre el origen del contagio, algunas fuentes han indicado que "se cree que se inició en un policía de la UIP de Málaga, primer positivo por COVID-19, y que pudo contagiarse en esa ciudad". Aunque es cierto que estas unidades no han intervenido directamente en ninguno de los dos altercados que ocurrieron en esta ciudad manchega con los temporeros. La subdelegación del Gobierno en Albacete ha destacado que los 11 agentes están asintomáticos pero que permanecerán aislados hasta que las autoridades sanitarias lo estimen oportuno.

La noticia ha caido como un jarro de agua fría en la Unión Federal de Policía (UFP), que recuerdan la carta mandada  a la Dirección General de la Policía el pasado 13 de agosto: "Pongo en conocimiento de usted las quejas recibidas por parte de los funcionarios de las Unidades de Prevención y Reacción (UPR) y de las Unidades de Intervención Policial (UIP) que tienen que recepcionar las pateras que están llegando a nuestras costas, ya que, no llevan equipo de protección individual adecuado para poder realizar este servicio con las garantías suficientes de no contagiarse".

                                  Policías con inmigrantes.

La queja de los policías es sencilla de entender: "Se ha visto tanto en prensa escrita como en televisión a sanitarios de la Cruz Roja, Ong´s y de Salud Pública equipados totalmente con EPI´s y los funcionarios policiales solamente con guantes y mascarillas para protegerse. También hay que reseñar los incidentes ocurridos en varios puntos de llegada de pateras en donde los inmigrantes llegados a nuestras costas han ocasionado daños, fugas y se han enfrentado a las dotaciones policiales desplegadas, de forma muy violenta".

Por todo ello, el sindicato de policía UFP pide, en la carta firmada por secretario general, Víctor Manuel León, que todos lo policías que reciben pateras sean equipados con EPI´s como llevan los sanitarios. También piden a la Dirección General que "se habilite una zona segura de donde no se puedan escapar hasta que se le realicen las pruebas y pasen la cuarentena, tipo polideportivo, nave habilitada, etc.. y en el caso de intento de fuga se pueda controlar mejor, al no poder romper las tiendas de campaña que se montan, pudiendo así asegurar que los contagios no se incrementarán en esa zona por las personas llegadas".

Asimismo, piden otro espacio único para que los agentes puedan descansar, cambiarse o comer y piden que cuando se detecte un positivo entre los inmigrantes se realicen pruebas PCR a todos los policías y pasen la cuarentena, aunque la prueba sea negativa.

COMPARTIR: