30 de julio de 2021
|
Buscar
EDICIÓN VERANO

La madre de Pablo Iglesias compatibiliza una VPO en Vallecas junto a un piso con jardín y piscina y su hijo tiene una finca desocupada en Casavieja

Las propiedades vacías de los Iglesias Turrión con el silencio de Podemos, que exige sancionar a los dueños de pisos sin ocupar

Pablo Iglesias y su madre, María Luisa Turrión.
Pablo Iglesias y su madre, María Luisa Turrión.
El líder de Podemos, Pablo Iglesias, planteaba en su programa electoral “la cesión obligatoria de las viviendas vacías para crear un parque público de alquiler, que se nutrirá de 50.000 casas cada año”. Pero, luego, ya como vicepresidente del Gobierno de Sánchez fracasó en su intento. Como también en imponer una tasa contra los propietarios de estas viviendas vacías, que contabilizan un parque de unos 4,3 millones, viviendas sin ocupar entre las que se encuentran alguna propiedad de su familia.

El líder de Podemos Pablo Iglesias señala a los fondos buitre como destinatario de sus críticas inmobiliarias por las falta de vivienda en España, pero su ejemplo y el de sus allegados, sin embargo, les incluye en el club de los tenedores de viviendas vacías o que no son domicilio habitual dentro de la geografía española.

Así, por ejemplo, su madre, María Luisa Turrión Santa-María, que durante años fuera abogada del sindicato Comisiones Obreras, compatibiliza en Madrid una Vivienda de Protección Oficial que no habita, según han señalado los vecinos a elcierredigital.com (algo a lo que obliga la Ley), con una segunda vivienda con jardín y piscina. Por su parte, Pablo Iglesias vive en un chalé de 222 metros cuadrados en Galapagar mientras mantiene aparentemente ociosa una finca en Ávila de 1.600 metros cuadrados con cabaña ecológica y piscina. A su vez, su mujer, la ministra Irene Montero, posee el 50 por ciento del chalé de Galapagar como también el 50 por ciento por herencia de tres viviendas en Madrid y Ávila, más una finca rústica y un almacén.

Patrimonio madre Pablo Iglesias

El patrimonio registral de la madre Iglesias es el siguiente: María Luisa Turrión posee en la actualidad una vivienda en la Avenida de la Albufera, de Madrid, de 85 metros cuadrados, con zonas ajardinadas y piscina, aparentemente comprada en marzo de 2017, y con garaje añadido.

También tiene en propiedad un local comercial en la carretera de Vicálvaro de 32 metros cuadrados heredado en 1989. Pero, además, es dueña en Madrid de un piso VPO situado en la calle Ramón Pérez de Ayala, de 108 metros, adquirido al 100 por ciento en junio de 2017. Antes de esta inscripción registral tuvo el usufructo de dicha vivienda.

Precisamente, Pablo Iglesias vivió con ella en esta casa madrileña del barrio de Vallecas durante años, tras recibirla de su tía abuela Ángeles en herencia. Una vivienda social, cuya venta tiene un régimen especial, donde residía Pablo Iglesias cuando se presentó por primera vez como candidato a la presidencia del Gobierno.

Pablo Iglesias e Irene Montero.

La cuestión legal es que el Ivima (Instituto de la Vivienda de Madrid) advierte lo siguiente textualmente sobre este tipo de vivienda, con condiciones resolutorias que permitirían retirársela:

 “A/La no ocupación habitual de y permanente de la vivienda y el incumplimiento de las siguientes normas:

1/La vivienda habrá de utilizarse como domicilio habitual y permanente del comprador.

2/El adquirente se compromete a mantener la vivienda y servicios comunes del inmueble en buen estado de conservación, policía e higiene.

3/El comprador no podrá utilizar simultáneamente como domicilio habitual otra vivienda, incluso si la titularidad de la misma corresponde a familiares que con él convivan.

4/La vivienda en ningún momento podrá ser descalificada.

B/ Respecto de la cesión, el precio máximo de las posteriores transmisiones se determinará de acuerdo con lo dispuesto en el real decreto 3148/1978 de 10 de noviembre. Los contratos traslativos de dominio o de cesión de uso que afecten a la vivienda deberán presentarse para su preceptivo visado en el Ivima u organismo que ostente dicha competencia en el plazo máximo de diez días a partir de su otorgamiento. EL INCUMPLIMIENTO DE CUALQUIERA DE ESTAS CONDICIONES DARA LUGAR A LA RESOLUCIÓN DE LA VENTA”. 

Por tanto, según esta normativa, la madre de Pablo Iglesias tendría severas restricciones sobre el uso y venta de la misma. Pero María Luisa Turrión, según han señalado los vecinos de su VPO y de su entorno más cercano a elcierredigital.com, "ya no vive allí desde hace tiempo". Su último habitante conocido era su hijo, Pablo Iglesias, pese a que esto chocaba, en teoría, con las normas establecidas por el Ivima tal y como está publicado.

María Luisa Turrión ni siquiera podría compatibilizar tal vivienda de VPO con la otra vivienda de promoción privada que posee en la Avenida de la Albufera, en el mismo barrio madrileño de Vallecas. Así, la madre de Iglesias primero se compró en marzo de 2017 esta vivienda privada en la calle de la Albufera, en cuyo buzón aparece su nombre, y, más tarde, en el mes de junio, cambiaba el régimen de usufructo de la VPO por la propiedad al ciento por ciento de esta Vivienda de Protección Oficial  en la calle de Ramón Pérez de Ayala.

Los vecinos de esta última finca, también en barrio madrileño de Vallecas, aseguran a elcierredigital.com que "la vivienda ni se alquila, ni se vende". Por tanto, según su versión, la finca protegida está vacía o, al menos, no la ocupa la madre de Iglesias. Los vecinos aseguran a nuestro periódico que “María Luisa hace mucho tiempo que ya no vive aquí”. 

La avenida de la Albufera en el barrio de Vallecas.

La madre de Pablo Iglesias, María Luisa Turrión Santa María, fue abogada de Comisiones Obreras y ya está jubilada. Además, es hija del histórico líder del PSOE Manuel Turrión de Eusebio. A sus 70 años, la letrada es muy activa en las redes sociales, sobre todo en Twitter, y es muy popular en el barrio de Vallecas. Desde hace años, suele participar en la organización Moradita Vallekana, de la cual comparte la mayoría de sus actos en sus redes sociales.

Según una agencia inmobiliaria que trabaja en Vallecas y con los datos actuales del mercado, "la casa de la avenida de la Albufera tendría un precio estimado de venta de 150.000 euros, a los que habría que añadir unos 15.500 de la plaza de garaje. Es decir, 165.000 euros en total".

Por su parte, el local comercial de Vicálvaro que recibió en 1989 en herencia estaría hoy en día valorado en unos 65.000 euros. Mientras que el piso de la calle Ramón Pérez de Ayala valdría 192.000 euros, aunque por Ley no se podría enajenar hasta el año de 2029.

Silencio de Podemos

El exvicepresidente Pablo Iglesias ha insistido durante su estancia en el Gobierno de Pedro Sánchez que se debía intervenir el mercado del alquiler. Su propuesta, desde el Gobierno que compartía con el PSOE, se centraba en dos motivos: "Primero, respetar a la gente que nos vio en público firmar ese acuerdo; y segundo, es una necesidad porque es indecente que haya familias españolas que tengan que soportar cómo el 60% de sus ingresos o el 70% van para pagar los alquileres. No hay libertad si una familia no puede acceder a una vivienda digna, y decir esto es cerrar filas con un principio constitucional: la vivienda no es solamente un bien de mercado, es un derecho, y lo que se firma, se cumple", afirmaba Iglesias.

El chalet de Irene Montero y Pablo Iglesias.

Podemos se quejaba de su socio de Gobierno por su proyecto de Ley de Vivienda que incumplía acuerdos firmados con su partido: ”La propuesta del PSOE, además, no recoge ninguna medida dirigida a los grandes propietarios constituidos en empresas, como Blackstone y el resto de fondos buitre, que podrían seguir cobrando alquileres abusivos como hasta ahora y especulando con el derecho a la vivienda". Acusaba a los socialistas de "sucumbir a las presiones de la patronal inmobiliaria. Mientras el PSOE quiere incentivar el alquiler, Podemos quiere fijar los precios”.

Pero lo más llamativo es que Podemos quería incluir en su Ley de Vivienda una tasa sobre viviendas vacías, que suponen unas 4,3 millones de casas según sus cálculos. Esto, llevado a sus últimas consecuencias, pondría en cuestión el fondo inmobiliario de la familia Iglesias Turrión, que compatibilizan propiedades, que sí constituyen su domicilio, con otras que tienen habitual o totalmente desocupadas.

Un edificio de Vallecas parecido a donde tenía la VPO la madre de Iglesias.

Pero, a su vez, Pablo Iglesias tiene una finca en similares circunstancias de desocupación en la localidad de Casavieja, en Ávila, mientras tiene fijada su residencia oficial en un chalé de lujo en Galapagar, en Madrid, en una finca de más de 2.000 metros cuadrados con jardín y piscina.

La "segunda vivienda" del líder de Podemos en Ávila es según la anotación registral "una finca de 1.600 metros cuadrados, donde se asienta una casa ecológica de madera (se abastece por placas solares), junto con una pequeña piscina, una barbacoa y un lugar para almacenar herramientas, además de tres depósitos de agua”. 

También esta propiedad de Casavieja, según señalan inmobiliarios de la zona a elcierredigital.com, "ni se alquila, ni se vende". La compró Iglesias en 2013, precisamente el año en que acordó la creación de la formación Podemos. Según las datos recogidos, Iglesias compatibilizó durante un tiempo el uso de la VPO de su madre, donde llegó a dar entrevistas, junto con esta vivienda ecológica abulense.

El patrimonio de Irene Montero

La actual ministra Irene Montero, esposa de Pablo Iglesias, posee, según el Registro de Intereses del Congreso de los Diputados, además del chalé de Galapagar, otra vivienda en propiedad del cincuenta por ciento en Madrid por herencia. Así como otra vivienda en similar situación en Ávila, más un almacén, una finca rústica y otra urbana en dicha provincia. ç

Las heredó en el año 2018, meses después de la compra de su chalé en Galapagar. La actual ministra y líder femenino de Podemos vivió en una de ellas hasta trasladarse a la localidad de Galapagar. Según consta, no precisó vender sus participaciones en dichas viviendas para financiar su nuevo hogar en Galapagar. 

 

Ahí queda el milagro económico inmobiliario de los líderes de Podemos: Iglesias y Montero, que se embarcaron en una hipoteca de 540.000 euros (sin saber si hubo además una aportación al contado, al margen del citado crédito ya que nunca se ha difundido la nota registral de su vivienda) cuando su mayor fuente principal de ingresos "la política" es caducable, ya sea como alto cargo, parlamentario o dirigente de un partido. P

No obstante, después de embarcarse en tal aventura inmobiliaria en Galapagar, Pablo Iglesias mantiene, según su declaración oficial, cuentas o depósitos por valor de 111.098 euros, y un seguro de vida o plan de pensiones de 187.000 euros. Su esposa, Irene Montero, tiene 107.420 euros en cuentas o depósitos y un plan de pensiones o seguro de vida por valor 187.500 euros.

También su amigo e ideólogo, fundador de Podemos, Juan Carlos Monedero, posee una vivienda de 50 metros más un local de 70 metros en la localidad segoviana de La Granja y otra de 96 metros cuadrados en la calle Calvo Asensio, de Madrid, comprada en 2017 con una hipoteca de unos 300.000 euros.

La compró dos años después de haber regularizado su situación con Hacienda a través del pago de 200.000 euros, una regularización fiscal debida al cobro como empresa en lugar de como persona física de 425.000 euros por un estudio para el Banco Latinoamericano Alba, una entidad promovida por Venezuela y países afines.

El poder del padre

Por su parte, el padre del líder morado, Javier Iglesias Peláez, inspector de Trabajo jubilado, reside en Zamora en un dúplex de 117 metros, situado en la calle Obispo Manso, con una valoración que supera los 120.000 euros, mientras también mantiene la propiedad en Madrid de una vivienda en la céntrica calle de Maldonado, de 66 metros cuadrados. ç

En ese bloque del céntrico barrio de Salamanca se han vendido pisos por 390.000 euros y hoy superan los 500.000 euros. Algunos de sus ilustres vecinos de esta zona elitista de Madrid son el exvicepresidente del PP Rodrigo Rato y el extesorero del partido conservador Luis Bárcenas

En un artículo fechado en 2012 a raíz de la muerte de Santiago Carrillo, Pablo Iglesias escribió: "Créanme que siendo hijo de un militante del FRAP y habiendo militado donde milité, tiene su mérito admirar a Carrillo". El PP lo utilizó en su día para vincularlo al terrorismo del FRAP.

Podemos aseguró que el encarcelamiento del padre de Pablo Iglesias no se debió a ninguna actividad violenta: “Francisco Javier Iglesias fue detenido en 1973 y encarcelado en Carabanchel por repartir propaganda del 1 de mayo. Se jugó el tipo por las libertades que hoy disfrutamos”, rezaba su conclusión.

COMPARTIR: