18 de mayo de 2024
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Se trata del asturiano Emilio Trashorras y los marroquíes Jamal Zougam, Otam El Gnaoui, Hassan 'El Haski' y Abdel Bouchar, que en agosto saldrá libre

Atentado 11-M: Solo cinco acusados permanecen en prisión y los delitos prescriben en 2024

El Cierre Digital en
/ Los cinco acusados por el 11m que continúan en prisión.
El 11 de marzo de 2024 se cumplirán 20 años del mayor atentado de la historia de España. A día de hoy, solo cinco de los condenados y responsables del ataque terrorista del 11-M continúan en prisión. Se trata del asturiano Emilio Trashorras y los marroquíes Jamal Zougam, Otam El Gnaoui, Hassan 'El Haski' y Abdel Bouchar. Este último quedará libre en el mes de agosto de este verano. Por otro lado, todos los delitos de este atentado prescribirán en 2024, tal y como dicta la Ley española.

El próximo 2024 se cumplirán 20 años del mayor atentado de la historia de España, el 11M y solo cinco de los acusados de su autoría permanecen aún cumpliendo condena. Se espera que salgan de prisión en el año 2044.

El 11 de marzo de 2004 explotaron diez bombas en cuatro trenes de cercanías de Madrid entre las 07:36 y 07:40 horas. El sistema utilizado fue la colocación de mochilas con dinamita de la marca Goma 2 ECO que causó la muerte de 191 personas y dejó más de 2000 heridos. Apenas unas horas más tarde, las pruebas sobre los hechos ocurridos ya dejaban entrever que la masacre estaba relacionada con la organización terrorista Al Qaeda, pero la celebración de unas elecciones generales previstas para solo tres días más tarde, embarró el escenario.

El terrorismo islámico se convirtió en una realidad en España y así quedó demostrado en el juicio que comenzó el 15 de febrero de 2007 en medio de una campaña encabezada por algunos medios de comunicación que sostenían teorías alternativas que nunca pudieron demostrar.  Hubo 29 imputados, de los cuales 21 resultaron condenados por la Audiencia Nacional.

La Asociación 11-M Afectados del Terrorismo, la Asociación de Ayuda a las Víctimas del 11-M, varias víctimas particulares y los 21 condenados, presentaron recursos de casación ante el Tribunal Supremo contra la sentencia. Los de los acusados iban dirigidos a la absolución; los de la Fiscalía y los afectados a aumentar las penas de algunos condenados y conseguir la condena para otros acusados que habían sido absueltos. Finalmente, el 17 de julio de 2008, la sentencia quedó ratificada por el Tribunal Supremo, lo que supuso la confirmación definitiva de las condenas impuestas a los acusados.

Los condenados por el 11M

La mayor parte de las penas no superaron los 20 de años de prisión, pues a pesar de los delitos imputados por el Ministerio Fiscal, la acusación popular y las víctimas, a muchos de los acusados solo se les pudo imputar como hechos probados la pertenencia a la organización terrorista como fue el caso de Basel Ghalyoun, Fouad El Morabit Anghar, Mouhannad Almallah Dabas, Sael El Harrak, Mohamed Bouharrat, Youssef Belhadj y Mohamed Larbi Ben Sellam, condenados a 12 años de prisión y que ya han cumplido la pena.

En cuanto a otros acusados como Nasreddine Bousbaa y Mahmoud Sleiman Aoun, se enfrentaron a penas de hasta 13 años de condena por su participación en los atentados, pero finalmente fueron condenados a tres años de prisión y una multa de diez meses con una cuota diaria de 10 euros por de delitos continuados de falsificación de documentos oficiales. Ambos ya habían tenido problemas con la justicia española por su colaboración con bandas islamistas radicales.

jamal_zougam

El yihadista Jamal Zougam.

Entre los condenados con las penas más altas, se encuentran Jamal Zougam y Otam El Gnaoui, ciudadanos marroquíes residentes en España que fueron condenados a 42.924 años de prisión acusados de 191 delitos de homicidio terrorista consumados, dos delitos de aborto, 1857 en grado de tentativa y cuatro de estragos, además de autores de un delito de integración al grupo terrorista. Los dos fueron considerados como los principales responsables de la colocación de las bombas en los trenes. Actualmente, se encuentran en el Centro Penitenciario de Topas, en la provincia de Salamanca. Tienen prevista su salida en marzo de 2044.

A estas condenas, le siguen la de Emilio Trashorras, un minero asturiano procedente de la localidad de Avilés. Según la investigación, Trashorras suministró los explosivos que se utilizaron en los atentados por lo que se le considera cooperador necesario de los delitos de homicidio. Fue condenado a 34.715 años de prisión y ha pasado por multitud de cárceles. En la actualidad, Trashorras cumple condena en la prisión de Teixeiro, en A Coruña e, igualmente, se espera que abandone la prisión en 2044.

emilio

Emilio Trashorras.

Quien también continúa en prisión es Hassan 'El Haski', acusado de ser uno de los líderes de la banda terrorista Al Qaeda en España y condenado a 15 años de prisión. El Haski fue repatriado a Marruecos en el año 2009 por su supuesta implicación en los atentados perpetrados en la ciudad de Casablanca en el año 2003 y por los que cumple condena desde 2019.

En cambio, otros acusados como Rachib Aglif, alias el Conejo, ya se encuentra en libertad desde el 1 de abril de 2022 tras cumplir los 18 años de prisión que se le imputaron por, entre otros, la tenencia de explosivos. La misma suerte está a punto de correr Abdelmajid Bouchar, bautizado en su día por la policía como 'el Gamo' tras conseguir escapar a la carrera de una primera detención. Bouchar, que actualmente cumple condena en la cárcel de Valladolid, también fue condenado a 18 años de prisión por la posesión o depósito de sustancias explosivas y pertenencia a la banda terrorista, y está previsto que cumpla condena el próximo 12 de agosto.

Los delitos del 11M prescribirán en 2024

En España, según el artículo 131.1 del Código Penal, los delitos prescriben a los 20 años cuando la pena máxima señalada al delito sea de más 15 años de prisión, excepto aquellos de lesa humanidad y genocidio, y los vinculados al terrorismo, siempre que el hecho hubiera causado la muerte de, al menos, una persona.

Debido a que en el juicio por los atentados solo llegó a condenarse a los autores materiales de los hechos, es decir, los que ejecutaron el plan -además de los cooperadores necesarios- todos los delitos prescribirán el próximo 2024. Por esta razón y por primera vez tras 19 años del suceso, la Comisión de Justicia del Senado acordó el pasado 30 de marzo citar a la Asociación de Víctimas del 11-M (anteriormente conocida como Asociación de Ayuda a las Víctimas del 11-M) para que explique su petición de una reforma legal que evite que estos delitos puedan prescribir.

La asociación presidida por Doris Majali lleva años reivindicando que se reabra el caso para poder juzgar a los autores intelectuales de la masacre y a los que la financiaron porque, si nadie lo impedía, nada de lo que pudiera descubrirse a partir del año 2024 podría ser juzgado. La Cámara Alta ya ha anunciado que la Asociación de Víctimas del 11M será emplazada a comparecer en próximas fechas.

Por su parte, la Asociación 11-M Afectados del Terrorismo, otra de las grandes agrupaciones de las víctimas, consideran “más que suficiente” la documentación que existe acerca de los implicados en la planificación y ejecución de los hechos, así como en la forma en la que fueron financiados, acreditada en la sentencia de la Audiencia Nacional en el año 2007 y la posterior ratificación por el Alto Tribunal.

Lo que parece evidente pensar es que, de no modificar el Código Penal e impulsar así futuras investigaciones, en apenas unos meses, solo cuatro acusados permanecerán en prisión 19 años después de los atentados más crueles y sangrientos de la historia de nuestro país.

COMPARTIR: