21 de junio de 2021
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Felipe González, Juan Carlos Rodríguez Ibarra o Joaquín Leguina están aumentando sus críticas hacia su compañero y actual presidente del Gobierno

Los 'panteras grises' del PSOE se revuelven contra Sánchez ante su caída demoscópica y los indultos del 'procés'

/ Rodríguez Ibarra. Foto: Flickr.
La vieja guardia socialista no traga con Pedro Sánchez y ahora se lo están haciendo ver. La lluvia de palos verbales contra el actual presidente del Gobierno llega en un momento clave en el que a las encuestas que que colocan al PP en primera posición tras adelantar al PSOE, deben sumársele el descontento por los indultos a los condenados del 'procés'. En este sentido, y a pesar del rechazo del Tribunal Constitucional, el Ejecutivo insiste en que se guiará por razones de "utilidad pública".

La vieja guardia del PSOE ha desenfundado sus cuchillos contra Pedro Sánchez, que ha repetido el patrón de José Luis Rodríguez Zapatero: no aceptar las tutelas de un 'felipismo' cada vez más conservador.

En La Moncloa no quieren saber nada de varios exdirigentes que, a pesar de haber militado en una formación de raíces y bases progresistas como el PSOE, tienen dificultades para aceptar las políticas de izquierdas o los pactos con fuerzas de izquierdas.

Rodríguez Ibarra se suma al coro

El expresidente extremeño Juan Carlos Rodríguez Ibarra firma columnas en Voz Pópuli dignas de cualquier exdirigente del PP. El socialista aprovecha una de sus últimas colaboraciones con el citado medio para sacar la cara a Joaquín Leguina y Nicolás Redondo, que forzaron su expulsión del PSOE al hacer campaña por Isabel Díaz Ayuso en las últimas elecciones madrileñas.

Rodríguez Ibarra sin embargo asegura que "Joaquín Leguina siempre ha sido un verso suelto en el seno del partido socialista. Forma parte de ese grupo minoritario y cualificado de afiliados existentes en el PSOE, que no buscan nada, pero que ponen en cuestión la derivada seguida por la actual dirección que se aleja, por mor de los pactos, de la socialdemocracia que ellos construyeron".

Felipe González. Foto: Flickr. 

"No sé los pecados que hayan podido cometer Nicolás Redondo Terreros y Joaquín Leguina. La lealtad hacia el PSOE no implica lealtad ciega a las personas que, circunstancialmente, dirigen la organización socialista en cada momento", añade.

El extremeño dice que "si la lealtad fuera unida indisolublemente a las personas que dirigen el partido, muchos de esos veteranos socialistas deberían permanecer leales a Felipe González que, junto con ellos, transformó el viejo PSOE en la organización socialdemócrata que condujo a España hacia la modernidad y la igualdad jamás conocida hasta entonces en su historia. Expulsar no significa más que privar a quien se expulsa de su condición de afiliado, pero no de su condición de socialista".

Sería digno de análisis si Leguina es socialista teniendo en cuenta que en los últimos años, al igual que exdirigentes como José Luis Corcuera, se dedica a visitar las tertulias conservadoras para cargar contra el PSOE.

Felipe González, gran timonel

Felipe González tampoco traga a Sánchez, tal y como se evidencia en un podcast que ha puesto en marcha. El expresidente, en referencia al actual inquilino de La Moncloa, aseguró que "cuando todo está mal aparece un tío que te dice que todo está bien y que el futuro es cojonudo. Pero oiga, ¿usted está viviendo la realidad de sufrimiento y de crisis que estoy viviendo?".

"El líder político es el que ofrece un proyecto con una dimensión de medio y largo plazo y con el menor carácter mercenario posible. No pido un proyecto para mí ni para mantenerme en el poder, pido un proyecto que sirva a los ciudadanos", continuó.

Posiblemente esté de acuerdo con estas tesis el propio Leguina, que hace unos días insultó a Sánchez: "Pues ahora vamos a tener la culpa Nicolás y yo de la estrepitosa derrota que han tenido estos imbéciles. Si me echa del partido Sánchez, volveré cuando se vaya Sánchez".

Los indultos a los condenados del 'procés'

La intención del Ejecutivo de Pedro Sánchez de indultar a los doce condenados en el 'procés catalán tampoco ha entusiasmado a los barones socialistas. Menos todavía a tenor del criterio de la Fiscalía y del Tribunal Supremo, ambos contrarios, y cuya contundencia elevaría aún más el coste político de la decisión.

En este sentido se ha pronunciado Felipe González, que ha asegurado este miércoles durante una entrevista en Antena 3 que, "en estas condiciones", está en contra de otorgar indultos.

Desde Moncloa recuerdan, no obstante, que los informes son "preceptivos pero no vinculantes" y que la decisión corresponde al Consejo de Ministros.

 

COMPARTIR: