02 de junio de 2020
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Desde la asociación #45sindespidos creen que el papel del Ejército está poco valorado y exigen que se considere a la tropa colectivo de riesgo

Denuncian que hay casi dos mil soldados infectados por el COVID-19, pero Defensa no hace los tests PCR

Varios legionarios protegidos con mascarillas.
Varios legionarios protegidos con mascarillas.
La titular de Defensa, Margarita Robles, ha cuantificado en casi 2.000 el número de militares afectados por el coronavirus Covid-19, sin embargo, sólo una mínima parte de ellos han sido confirmados mediante los preceptivos tests y el resto permanecen aislados o en cuarentena. Más allá del número de los contagiados, los colectivos profesionales del Ejército critican que no sean considerados un 'colectivo de riesgo' a pesar de estar expuestos en primera línea de esta situación.

La titular de Defensa, Margarita Robles, ha cuantificado en casi 2.000 el número de militares afectados por el coronavirus Covid-19, sin embargo, sólo una mínima parte de ellos han sido confirmados mediante los preceptivos test y el resto permanecen aislados o en cuarentena.

En la Comisión de Defensa del Congreso se hizo un balance de la llamada Operación Balmis, la Ministra de Defensa ha confirmado que el número total de “afectados” por el coronavirus Covid-19 en la Fuerzas Armadas era exactamente de 1.973. La mayoría de ellos perteneces al Ejército de Tierra, con 1.250 afectados, de los cuales tan sólo 193 de ellos han dado positivo un test. Los otros 1.057 restantes son calificados como de “dudosos en cuarentena”.

Desde la asociación profesional #45Sindespidos creen que el papel del Ejército no está valorado como debería y exigen que se considere a la tropa colectivo de riesgo. “Lo que ha pasado con la pandemia es en parte es lógico, porque ha pillado de sopetón. Entendemos que no haya medios. En cuanto a las cifras, es muy debatible. Cuando esto comenzó, lo primero que solicitamos por carta a la Ministra Robles es que hubiera una cobertura legal y jurídica” explican.

“No sabemos las secuelas que puede dejar esto en una persona: cardiopatías, problemas respiratorios… Un militar temporal no pasaría un examen médico para poder fijar su plaza. Por eso deberíamos ser considerados personal de riesgo. No es ninguna tontería. La saturación de la UME es innecesaria. Para ponerte un EPI pueden hacerlos otros Cuerpos del Estado sin problema. Mucha de esa gente se está jugando la vida, sin tener nada a cambio. Hace poco hemos sabido del caso de un chico que en Galicia un día estaba desinfectando una clínica de rehabilitación y al otro estaba al paro”, relatan.

En la Armada hay 533 aislados en cuarentena, de los que 49 están confirmados y 19 de ellos han requerido hospitalización. Por último, en el Ejército de Aire hay 84 afectados y en la Unidad Militar de Emergencias (UME) notificó 106 positivos entre sus 3.000 miembros.

También la titular de la cartera de Defensa confirmó dos casos positivos de Covid-19 en la misión española en Malí, que fueron repatriados a España junto a otros siete compañeros “sospechosos” y están ingresados en el hospital Gómez Ulla con evolución favorable.

Margarita Robles, Ministra de Defensa. 

Defensa también confirma que ha habido tres fallecidos: un cabo del Ejército de Tierra, un subteniente del Ejército del Aire y un miembro del personal laboral también del Ejército del Aire.

Carta a la ministra

Además, desde #45Sindespidos llaman la atención sobre aquellos militares que siguen trabajando al margen de las actividades derivadas del Estado de Alarma. “Más allá de la ‘Operación Balmis’ no se están siguiendo unos protocolos. Por ejemplo, se está preparando a una unidad del Ejército que se tiene que desplazar a Lituania. Lo harán desde el Aeropuerto Militar de Zaragoza. Hay camiones que están viajando continuamente con material y a esa gente no se la está teniendo en cuenta para nada y están corriendo igualmente un riesgo”, puntualizan.

Miembros de la UME. 

Desde esta asociación profesional comunicaron por carta a la ministra Margarita Robles que han “tenido conocimiento de vulneraciones, dentro del ámbito del Ministerio de Defensa, del protocolo establecido en los casos de cuarentena o aislamiento cuando los afectados son militares. Algunas de estas vulneraciones consisten en no disponer de equipos de protección para todos, entre otras”, según consta en la misiva a la que tuvo acceso elcierredigital.com. Una situación que se hace complicada para el Ejército, que se ha convertido en uno de los colectivos fundamentales en la gestión del coronavirus Covid-19.

COMPARTIR: