16 de noviembre de 2019
|
Buscar
FIN DE SEMANA

La jueza planteará el "objeto del veredicto" al jurado popular que se encerrará durante 48 horas para decidir sobre la culpabilidad o no del imputado

Se acaba el juicio del crimen de la CAM sin pruebas contra Miguel López, como admite la Fiscalía

Miguel López, junto a una de sus hermanas.
Miguel López, junto a una de sus hermanas.
Termina el juicio por el asesinato de María del Carmen Martínez, viuda del presidente de la CAM, sin que las dudas planteadas al inicio se hayan resuelto y no se hayan logrado presentar pruebas determinante sobre la culpabilidad de Miguel López. Solo queda que la magistrada transmita al jurado popular las preguntas que formarán parte del "objeto del veredicto", que en un plazo máximo de 48 horas, deberán ser respondidas para determinar si Miguel López es culpable o no culpable.

El juicio por el asesinato de María del Carmen Martínez, viuda del presidente de la CAM, termina este miércoles cuando los miembros del jurado sean recibidos a las 11 de la mañana por Francisca Bru, la magistrada que preside el Tribunal, y les transmita las preguntas que formarán parte del "objeto del veredicto" para, en un plazo de 48 horas, determinar si Miguel López es culpable o no culpable.

Las partes, defensas y acusaciones, están citadas por la magistrada Francisca Bru a las nueve y media de la mañana, para escuchar el objeto del veredicto previamente redactado por la magistrada. Los abogados y la Fiscalia podrán hacer los comentarios que quieran, que serán tenidos en cuenta o no por la jueza.

La jueza Francisca Bru.

Las vistas celebradas durante estas semanas atrás no han determinado científicamente mediante pruebas ni testimonios la culpabilidad de Miguel López, ya que los testimonios de acusadores y testigos no han aportado pruebas sobre la implicación del yerno de la fallecida y único imputado por este crimen.  

A pesar de ello, este pasado miércoles el fiscal ha pedido al jurado popular en la última sesión del juicio en la Audiencia Provincial de Alicante que se condene a Miguel López, yerno y único acusado del asesinato a tiros de María del Carmen Martínez, su suegra. El fiscal y la acusación particular piden 24 años de cárcel para Miguel López por supuestamente ejecutar este asesinato "horrendo", motivado por cuestiones de "de poder y de dinero".

El fiscal ha defendido su petición de culpabilidad en "las pruebas no directas sino de indicios" que concluyen que el acusado, "que había vivido a la sombra de la víctima y su marido hasta el punto de que le habían dado trabajo", ha sido el autor material de los disparos. Luego ha defendido la validez de las "pruebas de indicios" con el argumento de que las mismas han sido reconocidas por el Tribunal Supremo y Tribunal Constitucional como "pruebas de cargo" siempre que vayan "en la misma dirección y con un resultado razonable" y ha recalcado que existen "muchas sentencias" condenatorias por pruebas de indicios, entre las cuales ha citado el caso de Asunta Basterra.

Discrepancia en la hora de los disparos

El abogado de la acusación particular, que ejerce Vicente Sala, Francisco Ruiz Marco, ha afirmado que fue López "en el único sitio donde el acusado tenía coartada por ser su lugar de trabajo" y ha recordado que los testigos han explicado que un par de semanas antes López gritó a la víctima por los problemas en los negocios y que, además, era la persona del otro bando familiar "con soluciones para todo". "Y decidió solucionarlo", ha añadido. El abogado ha tratado de demostrar que la víctima había recibido los disparos antes de que López abandonara el concesionario, a las 18.38 horas de 9 de diciembre de 2016.

Sin embargo, la defensa de Miguel López, el abogado Javier Sánchez-Vera, ha afirmado al término del juicio que no hay pruebas directas ni siquiera indicios contra su defendido sino que se ha demostrado una investigación policial "equivocada". En su alegato de unas dos horas, el abogado ha afirmado que "cuando equivocas la investigación desde el principio no puede salir nada bien" y ha añadido que su defendido, Miguel López, era "de los que mejor se llevaba con María del Carmen (Martínez), aunque se diga lo contrario".

Miguel López hace unos días.

La defensa ha desmentido que Miguel tuviera un poder de influencia sobre las empresas familiares, especialmente en la más rentable, la del plástico, y ha comentado que en casi 30 años de convivencia y de comer juntos casi a diario, las acusaciones se han acogido a una sola ocasión en la que, en la sobremesa, "se levantó y se fue". "Un día le gritó, y está mal gritar a la suegra pero no me parece relevante", ha añadido el abogado. Además, Sánchez-Vera demostró claramente que no existía una relación diferente entre López y su suegra a la que la mujer tenía con el resto de yernos, al verificar mediante las anotaciones de la fallecida en su agenda que todos los yernos aparecían en este cuaderno con comentarios similares.

El abogado ha explicado que "no hay quien se lo crea" que él pudo matarla porque en esa situación quien dispara no puede evitar tener "la boca reseca, temblor en las manos, pulsaciones y sudoración", entre otros aspectos. En todo caso, ha sostenido que los disparos se efectuaron a las 18:55 horas mientras que su defendido salió del concesionario a las 18:38 horas. 

COMPARTIR: