19 de noviembre de 2019
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Enmanuel Márquez escapó en septiembre de 2019 a Monterrey pero no pudo eludir su posterior ejecución y que le arrancaran la cara de cuajo

Amores y narcos: el guardia de seguridad que perdió el rostro por enamorarse de la hermana de un capo

Miembros del Cártel del Noreste
Miembros del Cártel del Noreste
Las historias de amor entre narcos suelen terminar muy mal. Las rivalidades nacen no solo de los celos, sino también por el control del territorio y las actividades delictivas. No obstante, ¿qué ocurre cuando un simple mortal se enamora de alguien del narco? Enmanuel Márquez tuvo la mala suerte de saberlo en septiembre de 2019. El sitio web mexicano Breitbart ha tenido acceso a las imágenes e historia del hombre al que le quitaron la cara por tener una relación con una hermana de un capo narco.

Enmanuel Márquez era un vecino de la localidad fronteriza de Nuevo Ladero, en el estado de Tamaulipas al norte de México. Esta zona, como se ha relatado en otros artículos elcierredigital.com es territorio del cártel del Noroeste, una de las organizaciones criminales más despiadadas del país norteamericano y que ya ha protagonizado otros actos violentos con motivos amorosos.

Las informaciones son recientes y aún no se conocen todos los detalles de la historia, pero sí se ha conocido que el hombre entabló una relación sentimental consentida con una familiar de varios de los capos miembros del cártel. Al parecer, la pareja llevaba un buen tiempo saliendo, sin el permiso de la cúpula.

Fotos publicadas del cártel del Noreste por el propio blog de los narcos.

Entre los vecinos de la pequeña localidad mexicana se ha difundido la versión de que el hermano de la mujer, era uno de los miembros de cártel en la ciudad. La relación en principio se dirigía a buen puerto sentimental, pero como en toda historia de amor entre narcos, los romances con alguien cercano a la cúpula de un cártel son siempre un grave error.

Hace unos meses el hombre comenzó a recibir varias amenazas de muerte. Esta información ha sido confirmada por la policía local, que lleva la investigación. Aunque en principio el responsable de la seguridad de un local de la ciudad mantuvo la relación con esta chica hermana del capo , finalmente no soportó todas las amenazas recibidas. Y huyó a la ciudad de Monterrey,a  220 kilómetros al sur de Nuevo Ladero.

No obstante, movidos por la venganza, los tentáculos del Cártel del Noroeste actuaron y le secuestraron a plena luz del día. El hombre permaneció desaparecido varios días hasta que su cuerpo fue encontrado. Ejecutado y sin rostro.

La ejecución de Márquez, al que dejaron sin rostro. 

Según ha trascendido, el hombre fue torturado y mutilado con armas blancas. La investigación ha concluido que a este ex responsable de seguridad se le desolló la cara. También la nariz y los ojos le fueron retirados aun estando vivo. Finalmente, dos tiros acabaron con su vida.

Los grupos de sicarios del cártel que actuaron identificados por sus vehículos.

La víctima trabajaba como guardia de seguridad en un local de Monterrey. En la capital de la región fue secuestrado por un comando especial del Cártel del Noroeste, que tiene fuerte presencia en esta ciudad, en la que controla entre otros negocios, el tráfico de drogas.

Así quedó el cadáver de la víctima. 

La forma de secuestrar a la víctima fue similar a la que protagonizan los cárteles regularmente contra miembros de bandas rivales, que operan en la ciudad. El control del CDN en esta región es tan importante que cuando los familiares de Márquez viajaron para reconocer el cuerpo, fueron interrogados por miembros del cártel.

Es otro episodio más en la historia del narcotráfico en México, que siembra el terror y el pánico, sin que el actual Gobierno de López Obrador pueda haber nada para pararlo.

COMPARTIR: