15 de abril de 2024
|
Buscar
FIN DE SEMANA

El Gobierno advierte a las empresas españolas que se cercioren del origen del crudo antes de efectuar estas operaciones, ya que serían sancionadas

Maniobras de Rusia para el trasvase masivo de petróleo frente a Ceuta: “El vacío legal que hay permite hacerlo”

El Cierre Digital en Petrolero.
Petrolero.
Rusia ha encontrado un modo de evitar las sanciones que prohíben comprar su petróleo. Además de sus ahora principales clientes (China e India), los rusos realizan trasvases de hidrocarburos a otros buques en las aguas frente a Ceuta. Eduardo Navasquillo, criminólogo que trabaja en una empresa de hidrocarburos, afirma que aunque es una operación que “no se hace con asiduidad, no es ilegal”.

Las sanciones a Rusia a consecuencia de la guerra contra Ucrania afectan a muchos recursos que antes se obtenían del país. Uno de ellos, el petróleo. La subida del precio de los carburantes desde el inicio de la guerra a causa de la prohibición de adquirir el petróleo ruso ha sido palpable en la mayoría de países europeos. Para Rusia también ha supuesto un golpe, ya que ha perdido antiguos clientes. Sin embargo, el país gobernado por Vladimir Putin encontró un vacío legal para poder enviar petróleo a sus ahora principales compradores (China e India) de la forma más barata posible: las aguas frente a Ceuta.

A través de operaciones STS (ship to ship, lo que en español se traduciría como barco a barco), los rusos utilizan este territorio marítimo a apenas 20 kilómetros de Ceuta para pasar el petróleo desde sus buques a otros barcos que se encargan de enviarlos a los países de destino, tal y como adelantó el diario Cinco Días. La razón por la que los rusos eligen esta zona tiene que ver con las cuestiones logísticas y económicas, ya que les sale más barato y solo tardan unos días en llegar desde el Báltico.

Eduardo Navasquillo, criminólogo y encargado del área de inteligencia empresarial y compliance de una empresa española de hidrocarburos, afirma a elcierredigital.com que aunque “esa situación de trasvase del crudo de un petrolero a otro es algo que no se hace con mucha asiduidad, hay zonas en aguas internacionales en las que está permitido, por lo que no es ilegal como tal”.

Aparte de las aguas frente a Ceuta que Rusia está utilizando para hacer trasvase de hidrocarburos, Navasquillo afirma que “también se hace en Malta. Hay algunas zonas donde ya está prefijado que se haga”.

El problema: falsificación del origen del petróleo

El gran problema de esta práctica ­—además de los riesgos medioambientales— es que algunas empresas pueden utilizar la localización donde se hace el trasvase como lugar de origen del producto cuando, en realidad, la procedencia es rusa. “Lo que se hacía es que si estaban en Ceuta, ponían que el origen era Ceutí, cuando el origen era realmente de la Federación Rusa”, explica Navasquillo.

Barriles de petróleo.

Para evitar este tipo de fraude, el criminólogo explica que “se tomó la decisión de que la Cámara de Comercio de cada país tuviera que certificar el origen de ese crudo. De tal manera que se pusieran más dificultades a que se adquiriera petróleo ruso”.

Sin embargo, Navasquillo apunta que con esta medida también era posible efectuar fraude. “En el documento en el que se certifica el origen de la refinería, del crudo, pueden poner que es de Dubái, y te lo puedes creer, pero también pueden haberlo falsificado y que el producto sea en realidad ruso. Los documentos no están libres de ser falsificados, porque en este sector hay mucha falsificación documental”, comenta.

Aún así, el criminólogo asegura que las empresas españolas y europeas “toman medidas para conocer realmente cuál es el origen de la refinería. De dónde sale ese crudo”.

Advertencia del Gobierno a las empresas españolas

A pesar de todas las medidas que puedan tomar las compañías que se dedican a la adquisición de hidrocarburos, el hecho de que Rusia esté utilizando las aguas frente a Ceuta para hacer trasvase de crudo a otros petroleros ha creado controversia en España.

Uno de los problemas a los que se enfrenta el país es el de la delimitación de las aguas donde se está produciendo la operación. Se encuentran entre España y Marruecos y ninguno de los dos países ha hecho ningún movimiento para delimitarlas. Por ello, ante la falta de jurisdicción, España ha decidido intentar atajar este problema del modo más discreto posible. Tal y como ha adelantado El Confidencial, el Gobierno ha decidido advertir a las empresas españolas que ayudan a que estas operaciones se lleven a cabo de que, en caso de prestar algún servicio, podrían ser sancionadas.

Petroleros en el mar.

En el diario anteriormente mencionado exponen que Capitanía Marítima de Ceuta envió un correo electrónico a dos empresas españolas en el que recomendaban “que antes de proceder a prestar este tipo de asistencia técnica se aseguren de la procedencia de la carga”. Con tipo de asistencia técnica se refieren al comercio, transporte o trasbordo de buques a un tercer país si el producto proviene de Rusia. “Quedan prohibidas en el caso de que la carga a trasvasar proceda de Rusia”.

Con esta nueva medida, las empresas dedicadas a los hidrocarburos ya no solo tendrán que tener cuidado de revisar el origen del producto antes de su compra, sino a la hora de ayudar a cualquier operación en las aguas frente a Ceuta que Rusia utiliza para seguir vendiendo su producto a sus nuevos clientes.

COMPARTIR: