21 de octubre de 2020
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Las funerarias suben los precios aprovechando la pandemia, pero Consumo les obliga a volver a los anteriores al Estado de Alarma

El ataúd más barato para inhumar a un fallecido ha pasado de valer 650 euros a 1.500

El Ministerio de Consumo ha obligado a las funerarias a poner los precios de antes del Estado de Alarma (14 de marzo)
El Ministerio de Consumo ha obligado a las funerarias a poner los precios de antes del Estado de Alarma (14 de marzo)
Algunos servicios funerarios han querido doblar el precio por las inhumaciones durante la crisis del coronavirus, algo que intentan evitar desde el Ministerio de Consumo después de detectar subidas “indiscriminadas” de hasta 2.000 euros por servicio. Las funerarias pretendían cobrar por las bolsas donde deben envolverse los fallecidos por coronavirus, al igual que por el sellado de los ataúdes, algo que no era necesario, según advirtió el Ministerio de Sanidad el 20 de marzo.

El Ministerio de Consumo ha tenido que poner orden entre las funerarias españolas que, a raíz del coronavirus, que ha dejado en el país más de 9.000 muertos, han querido aumentar los precios. En algunos casos incluso llegando a doblarse. Estas empresas habían disparado sus precios en todos los servicios.

Las funerarias comenzaron a usar ataúdes caros para quemar los cadáveres, además de pretender cobrar por los EPIS (Equipos de Protección Individual) del difunto y el sello de los ataúdes, siendo esto último algo prescindible para la familia que quiere enterrar a su fallecido, ya que el Ministerio de Sanidad dictaminó una orden el 20 de marzo indicando que no hacía falta.

Servicios_funerarios_2

Los servicios funerarios habían incrementado sus precios durante el coronavirus

En cuanto al servicio funerario completo y más barato, en algunos casos habría pasado de costar 650 euros a 1.500 euros. Mientras tanto, la Unidad Militar de Emergencia (UME) se ha quejado la tardanza que tienen algunos servicios funerarios a la hora de recoger los cadáveres de algunos lugares, como por ejemplo las residencias, espacios gravemente afectados donde el CPVID-19 ya ha dejado decenas de muertos.

Subidas “indiscriminadas” y “procesos especulativos”

El Ministerio de Consumo detectó durante los últimos días subidas “indiscriminadas" de hasta 2.000 euros en los precios de los servicios funerarios de algunas de estas empresas, por lo que las ordenó que volvieran a los precios que estaban vigentes el día 14 de marzo, cuando el Gobierno de la nación decretó el Estado de Alarma por el coronavirus. Este departamento ministerial está monitorizando junto con las comunidades autónomas otros “procesos especulativos” que podrían estar produciéndose con productos como mascarillas y geles hidroalcohólicos, según anunció el ministro de Consumo, Alberto Garzón.

"La especulación no puede tener cabida", advirtió el miércoles el ministro, quien ha avisado de que su departamento actuará si se confirman esos incrementos injustificados. Según Garzón, son procesos en los que "se suben los precios de manera desorbitada no porque haya una innovación tecnológica, ni por una mejora, sino porque hay determinados agentes a lo largo de la cadena que consideran que es un momento estupendo para incrementar sus beneficios, y consideramos que esto no es razonable".

Alberto_Garzon

Alberto Garzón durante la rueda de prensa

El Ministerio de Consumo ha entrado de lleno en los servicios funerarios, después de detectar que algunas de las empresas “haya aprovechado esta pandemia y momentos de dolor de muchas familiares en nuestro país para elevar de forma indiscriminada los precios, en algunos casos de hasta 2000 euros", indicaba durante el miércoles Alberto Garzón.

Por lo tanto, las funerarias tendrán que volver a usar los precios que tenían antes de que se decretase el Estado de Alarma y dejarlo así hasta que se termine el confinamiento, fecha que, en teoría, será el 12 de abril. Aún así algunas todavía intentan hacer trampas, desoyendo las órdenes ministeriales, que no han dicho nada de la devolución de los sobreprecios cobrados durante la pandemia.

 

COMPARTIR: