14 de diciembre de 2019
|
Buscar
FIN DE SEMANA

La paralización del plan urbanístico de Los Berrocales por Manuela Carmena le han supuesto perdidas de más de medio millón de euros

Graves problemas inmobiliarios acechan al millonario futbolista del Real Madrid Sergio Ramos

La paralización por parte de la alcaldesa Manuela Carmena del proyecto urbanístico de Los Berrocales en el sureste madrileño, hace que los negocios inmobiliarios del futbolista del Real Madrid y de la Selección española de fútbol, Sergio Ramos, se encuentren en una difícil situación, de la que no parece que vaya a haber una solución temprana

Uno de los promotores más importantes que se han visto afectados por la paralización de la edificación del suelo del sureste madrileño ha sido la sociedad Desarrollos Inmobiliarios Los Berrocales S.A., que controla el madridista Sergio Ramos. Aunque la sociedad la preside su padre, José María Ramos García con el 1,01% del capital, el principal accionista es el jugador de fútbol del Real Madrid, que gestiona un 49,99% y controla la mercantil en conjunto con un 51% del accionariado. Sergio Ramos ya ha presentado un recurso ante la justicia ya que lleva perdido más de millón de euros en la operación.

El pasado mes de junio, el Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM) admitió a trámite el recurso que las Juntas de Compensación de Los Berrocales, Los Cerros y Valdecarros presentaron contra el Plan Director de la Nueva Estrategia de Desarrollo del Sureste. Este plan fue aprobado por el Ayuntamiento de Manuela Carmen el pasado enero, mediante el cual el consistorio madrileño reducía a la mitad las viviendas que los promotores inmobiliarios pretendían construir en un principio en la reserva de suelo urbano más importante de la capital y que lleva casi 15 años paralizada.

El 22 de julio del año 2004, el Ayuntamiento de Madrid, bajo mandato de Alberto Ruiz Gallardón, aprobó el Plan parcial del nuevo Barrio de Los Berrocales, a través del cual se iban a construir 22.000 viviendas en el sureste madrileño, concretamente en el distrito de Vicálvaro. Las casas albergarían una población estimada de 66.000 habitantes y la operación se enmarcaría en la llamada Estrategia del Sureste. A través de este proyecto, se pretendía llevar a cabo un plan de crecimiento urbano que abarcaría más de 4.000 hectáreas de terreno, donde vivirían casi 500.000 personas. Pero este plan fue diseñado hace catorce años y medio y pasado el tiempo, la realidad ha sido bien distinta. No sólo no se ha construido ni una sola vivienda, sino que el 15 de enero de 2018 la Junta de Gobierno del consistorio madrileño aprobó un Plan director en el que planteaba disminuir el suelo afectado en 2.400 hectáreas, reduciendo así a la mitad las viviendas construibles en el sureste de la capital. Asimismo, según los propietarios de los terrenos que han recurrido, la decisión tomada por el Ayuntamiento paraliza la construcción de las viviendas otros 10 años.

La empresa de Sergio Ramos afectada por la paralización

Desarrollos Inmobiliarios Los Berrocales S.A. tiene activos valorados a cierre del ejercicio contable de 2016 en 65,5 millones de euros. Pese a que la entidad del sevillano partió de inicio con un capital elevado, 13,46 millones de euros, las deudas acechan su patrimonio. Los préstamos a largo plazo de la sociedad mercantil con diversas entidades de crédito ascienden hasta los 35 millones de euros. Igualmente, Ramos acumula otras deudas con las empresas que forman parte de su accionariado, sumando otros 13,47 millones de euros. Teniendo en cuenta estas cifras, la paralización del proyecto urbanístico en Vicálvaro que está llevando a cabo el Ayuntamiento de Manuela Carmena no parece que vaya a ayudar a la situación empresarial del futbolista, sino que le cuesta y costará mucho dinero en el futuro, pues la entidad que gestiona tiene pérdidas acumuladas que superan los 553.000 euros, principalmente por el pago de intereses. La empresa de Ramos, que cierra el ejercicio económico cada 31 de enero, no de diciembre, tiene pendiente aún presentar las cuentas del último ejercicio que mostrarán unas pérdidas superiores.

Del ladrillo a la ganadería

El central del Real Madrid lleva destinando buena parte de sus beneficios como jugador de fútbol a diversos tipos de negocios, pero especialmente ha invertido en el sector inmobiliario. Su empresa principal es Sermos 32 S.L. (el número 32 era el dorsal que lucía en el Sevilla), la accionista de Desarrollos Inmobiliarios Los Berrocales SA y cuya actividad principal es el alquiler de bienes inmuebles. Se fundó como una pequeña empresa dedicada a la explotación de derechos de imagen, constituida el 29 de diciembre de 2004, cuando aún era jugador del Sevilla. Sergio Ramos es el administrador único de la empresa, con domicilio social en la calle Alcalá de Madrid, próxima al Parque del Retiro. Sus activos ascienden a 37,4 millones de euros y en el año 2016 declaró unas ventas de 1,16 millones de euros. La entidad también se encarga de la gestión de algunas parcelas de su carrera deportiva como su web oficial.

Además, esta mediana empresa participa en otra de más reciente creación, denominada Gestora Mediterránea de Infraestructuras S.L. y constituida en mayo de 2012. También se dedica a la promoción inmobiliaria y tiene su domicilio social en la Calle Almagro de Madrid. Cuenta con unos activos de 2,6 millones de euros y actualmente vende 345 plazas de garaje en el Aparcamiento Francisco Norte, situado en el centro de Marbella, a 300 metros del Paseo Marítimo de la capital de la Costa del Sol. Con la construccióndel aparcamiento marbellí, el sevillano no se libró de la polémica. El solar donde se asienta el aparcamiento pertenecía al empresario Ávila Rojas, imputado en el caso Malaya, hecho por el que la oposición del Ayuntamiento se opuso al proyecto de Ramos. El madridista finalmente compró el terreno que ocupaba más de diez mil metros cuadrados. La compra se hizo efectiva por 18 millones al Banco Popular, que lo había adquirido tras la quiebra de la empresa de Rojas.

Ramos también posee otra entidad que nada tiene que ver con el ladrillo. En marzo de 2008 creo la empresa Albis Inversiones 2008 SL, domiciliada en Sevilla y dedicada a las actividades de apoyo a la ganadería. La sociedad del andaluz supera los 7,77 millones de euros en activos y consta como propietaria de su finca “La Juliana”. La finca del futbolista está situada en Bollullos de la Mitación, en la comarca del Aljarafe y cerca de unas de las entradas al Parque Nacional de Doñana. Allí alberga su Yeguada SR4 y es su lugar preferido para desconectar de los problemas que le acechan. La entidad se dedica a los caballos, una de sus grandes pasiones y que desde el año 2016 la gestiona a través de Albisa Inversiones.

COMPARTIR: