19 de septiembre de 2020
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Su presidenta Melisa Domínguez fue detenida el pasado 20 de mayo cuando protestaba frente a la sede de PSOE por la gestión del Gobierno en el COVID-19

Resurge la ultraderecha: Hogar Social reparte alimentos solo para españoles en Madrid

Cartel de Hogar Social.
Cartel de Hogar Social.
El colectivo de ultraderecha Hogar Social ha vuelto a estar activo después de unos meses de inactividad y lo han hecho en plan populista repartiendo alimentos en Madrid, eso sí, solo a españoles, una iniciativa por la que ya fueron fuertemente criticados hace tiempo.

Con la irrupción de Vox en el panorama políticos el grupo neofascista Hogar Social intenta de nuevo acapar protagonismo, a pesar de que apenas quedan militantes en esta organización que se han pasado a Vox. El penúltimo intento se produjo el pasado 20 de mayo cuando su lider, Melisa Domínguez fue detenida en las protestas contra el Gobierno en la sede del PSOE en la madrileña calle Ferraz. Melisa Domínguez fue puesta en libertad con cargos de resistencia y desobediencia a la autoridad, atentado y desórdenes públicos.

 

Hogar Social Madrid explicó en sus redes sociales que Domínguez fue detenida cuando los agentes obligaban a varios integrantes de este colectivo a retirar los carteles que portaban y aseguraron que otro ciudadano también fue arrestado al protestar por ese "abuso policial".

Vídeo de Hogar Social. 

Ahora, han vuelto al reparto de alimentos solo para españoles, una iniciativa que en 2018 ya les dio problemas. En esta ocasión los hacen en una clínica "ocupada" en la madrileña calle Julián Romea 13. El domingo 7 de junio comenzaron a hacerlo a las 12 y media de la mañana. Y en principio quieren hacerlo todos los domingos, pero solo para españoles en situación de pobreza.

Este grupo ultra se establece en sus estatutos como un partido de ámbito nacional con opciones de establecer delegaciones territoriales. Hogar Social ha venido ocupando edificios, ofreciendo ayuda solo a ciudadanos de nacionalidad española. su siguiente paso es "intentar llegar a las instituciones". El pasado 9 de enero irrumpieron en la sede del PSOE para protestar por ser desalojados de otro edificio. Como cualquier antisistema.

Se trata del décimo edificio que la agrupación neonazi ocupaba desde su constitución en 2014. Aquel año el grupo de extrema derecha Hogar Social se inscribió en el registro del Ministerio del Interior como partido político. La presidenta del nuevo partido era y es Melisa Domínguez Ruiz, que ejerce la portavocía de este grupo desde su nacimiento y que suele ocultar su primer apellido e incluso cambiárselo por Rodríguez.

Según contó eldiario.es Hogar Social cursó la petición con fecha de 28 de febrero. Este grupo ultra se establece en sus estatutos como un partido de ámbito nacional con opciones de establecer delegaciones territoriales.

Edificio ocupado por Hogar Social en Julián Romea 13.

Hogar Social, que ha fijado su sede social en Granada, ha venido ocupando edificios, ofreciendo ayuda solo a ciudadanos de nacionalidad española. El pasado mes de noviembre, anunció que "el siguiente paso" para intentar llegar a las instituciones era "blindarse legalmente" ante la presión que aseguraban estar sufriendo por parte del Gobierno de Pedro Sánchez.

Así lo señaló entonces la líder del movimiento ultra, Melisa Domínguez, que denunció las "amenazas" del Ejecutivo para ilegalizar su organización después de la toma de la antigua sede de Comisiones Obreras situada junto a la Plaza de España de Madrid.

Preguntada sobre si quieren presentarse a unas elecciones, se limitó a señalar que "efectivamente" su siguiente paso es "intentar llegar a las instituciones". "Es algo que tenemos en mente. En un futuro cercano. Pero no vamos a hablar de elecciones. Queremos dar el paso para legalizarnos", señaló entonces. Un objetivo que parece cada vez más lejano tras la llegada de Vox al panorama político.

COMPARTIR: