22 de octubre de 2020
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Contamos la escena humana que ocurrió en una carretera de Murcia el jueves por la mañana

Cuando los ángeles se visten de verde: Vídeo de un agente de la Guardia Civil que regala comida a un indigente

El guardia junto a la persona que auxilió.
El guardia junto a la persona que auxilió.
A veces el destino también deja buenas noticias y hace que la vida de alguien cambie al menos por unas horas. Eso fue lo que le pasó ayer a un indigente, un hombre sin recursos que deambulaba por la carretera que une Cartagena con La Zubia recibió el regalo desinteresado en forma de comida de un guardia civil que acudía a pedirle que no transitase por la carretera porque generaba peligro.

Los ángeles visten en muchas ocasiones de azul y verde, en otras de blanco sanitario o de rojo de los Bomberos y la Cruz Roja, en esta ocasión era de verde Guardia Civil.

Es jueves por la mañana y una pareja de la Guardia Civil de Tráfico recibió un aviso de la central: Alguien caminaba por la carretera de Cartagena a La Zubia, en Murcia, con un carrito generando inseguridad a los coches. Cuando la patrulla de Tráfico llegó donde estaba el hombre, éste apenas pudo explicar que intentaba llegar hasta Totana para buscar comida por las basuras.

Al hombre le dieron una mascarilla, una botella de agua y explicaron que no podía circular por esa carretera y se marcharon, "pero cuando llegué a Canteras me acordé del supermercado donde paro a veces y le hice compra, no puedo ver a nadie pasando hambre", explicaba este guardia civil.

 El guardia de Tráfico ayuda al hombre a retirar el carro de la carretera.

"Tenemos demasiados pobres en nuestro país y se me parte el alma" y finaliza diciendo: "Éste ha sido mi servicio de esta mañana, me he quedado en la Gloria, estoy muy contento".

El agente saliendo del supermercado.

El guardia compró dos barras de pan, un zumo de naranja, una lata de atún, caballa, jamón cocido, jamón serrano, unos tomates y unos pepinos. En el vídeo le pregunta al hombre su edad que dice tener 43 años, pero luego que nació en 1957 y el guardia le dice que en realidad tiene 63 y da su nombre, Luis S. M.

COMPARTIR: