27 de octubre de 2021
|
Buscar
FIN DE SEMANA

El contrato de cesión del Castillo Iriarte Borda termina ahora tras ocho años de cesión y la Casa Ellauri está alquilada a una firma de ropa

Uruguay quiere recuperar los dos palacetes que posee el excomisario Villarejo en Montevideo

Vista aére del Castillo Idiarte Borda.
Vista aére del Castillo Idiarte Borda.
Las autoridades uruguayas encargadas de Patrimonio tratan de recuperar las dos propiedades en Montevideo del excomisario José Manuel Villarejo, encarcelado en España por varias causas abiertas contra él por la Audiencia Nacional. Uno de los dos palacetes que tiene, el Castillo Idiarte Borda, lleva ocho años gestionado por el Estado uruguayo pero ahora se acaba el contrato de cesión y las autoridades quieren quedarse en propiedad con ese inmueble de Villarejo, valorado en 700.000 euros.

Durante la investigación contra el excomisario José Manuel Villarejo, los especialistas de la Policía Nacional encontraron en los registros de propiedad del excomisario, José Manuel Villarejo, 50 propiedades situadas en España y América Latina, valoradas en 16,7 millones de euros. Entre las residencias del excomisario destacan dos palacetes en Uruguay valorados en más de un millón de euros, según contó el diario Subrayado. La historia ya de estas propiedades ya fue relatada por elcierredigital.com el pasado 6 de mayo.

El Castillo Idiarte Borda.

La Casa Ellauri, alquilada y reconvertida en una tienda de ropa, está declarada Bien de Interés Departamental y valorada en unos 400.000 euros. El excomisario también es porpietario del Castillo Idiarte Borda, de unos 700.000 euros, una imponente construcción del siglo XIX. Respecto a éste segundo las autoridades uruguayas consiguieron hace ocho años que la sociedad  propietaria del inmueble lo prestase al Estado a cambio de su mantenimiento. El Castillo Idiarte Borda está en el barrio de Colón, al norte de la capital uruguaya.

Reconocido popularmente como Castillo Idiarte Borda, lleva el nombre del presidente uruguayo que lo mandó construir como una especie Taj Mahal para su esposa y que fue víctima del único magnicidio registrado en la historia del país, en la conmemoración de la Independencia. Ahora las autoridades quieren recuperarlo para el Estado cuando el contrato de préstamo que se ha mantenido durante ocho años termine, algo que ocurrirá a finales de septiembre.

En una de las cartas que Villarejo mandó al juez García Castellón, de la Audiencia Nacional, que instruye todas las causas contra él el excomisario argumentaba su presencia en Uruguay en relación con la lucha contra ETA, ya que el país sudamericano fue refugio de varios terroristas durante algunos años

Villarejo se encuentra actualmente en prisión, acusado de varios delitos como blanqueo de dinero y la Policía cree que muchas de sus propiedades ubicadas en Uruguay han sido utilizadas supuestamente para estas actividades.

Así estaba el castillo cuando fue tomado por las autoridades uruguayas.

El castillo Idiarte Borda fue la residencia del expresidente de Uruguay, Juan Idiarte Borda, entre 1894 y 1897 y a día de hoy es considerado patrimonio histórico nacional de Uruguay. Todos los elementos arquitectónicos fueron importados de Europa, lo que la sitúa como una vivienda de gran valor, no solo monetario sino también histórico. El jardín es obra del paisajista francés Carlos Thays, quien murió en 1934.

El diario español Vozpópuli confirmó que Uruguay mantiene un acuerdo de uso con fines comerciales con una sociedad llamada "Participaciones Maravilla S.A", la cual sería la propietaria legal de la residencia y cuyo representante legal es un abogado llamado Federico Pérez del Castillo quien además aparece como representante de la familia Villarejo en numerosas operaciones.
 
Participaciones Maravilla S.A es una sociedad panameña que aparece como titular en muchas de las operaciones y actividades en el exterior de la familia Villarejo, así como del patrimonio en algunos países de Latinoamérica. En los documentos relacionados a esta empresa figura también el hotel Don Pepe en Uruguay, aunque según publicó ya en su día elcierredigital.com Villarejo se había desprendido de este negocio un año antes de ingresar en prisión.
 
Durante los registros en diferentes lugares la Policía hallo un documento titulado “Patrimonio”. Se trata de una tabla de Excel donde supuestamente se encontrarían registradas las propiedades de Villarejo durante 2016. Estas estaban a nombre de una sociedad llamada CPD Real State, cuya titularidad sería del mismo Villarejo. Entre las viviendas ocupadas por la familia del excomisario se encuentran un piso en Alcobendas (Madrid), un ático y dos pisos en Estepona (Málaga) y la Finca El Montecillo de Boadilla del Monte (Madrid).
 
En casa del socio principal de Villarejo, el abogado Rafael Redondo, también se encontró un documento PowerPoint llamado “PTT Organigrama Grupo 1”, que contiene un esquema de la red societaria del excomisario.

 

COMPARTIR: