13 de noviembre de 2019
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Las peticiones han descendido en 359.323 personas en relación a los comicios de mayo de 2019

Descenso brutal: Solo 987.153 personas han solicitado el voto por correo para las próximas elecciones generales

Colas del pasado año para votar en Correos.
Colas del pasado año para votar en Correos.
En las pasadas elecciones de mayo de 2019 fueron 1.346.476 las personas que pidieron ejercer el voto por correo, aunque finalmente fueron 1.222.937 los electores que ejercieron este derecho. En esta ocasión sólo 987.153 personas han solicitado votar postalmente a la elecciones generales del próximo 10 de noviembre, lo que supone un descenso notable respecto a los anteriores comicios.

Más de un 1.223.000 ciudadanos enviaron su sobre con las papeletas para las elecciones a las Cortes Generales y las valencianas de mayo de 2019. Esta cifra representa la segunda más alta de voto a distancia en la historia de la democracia española. El récord se batió en los comicios de junio de 2016, cuando hubo 1.452.988 solicitudes de voto por correo. 

Sin embargo,  en esta nueva cita electoral han solicitado el voto solo 987.153 personas, frente a los 1.346.476 electores que lo hicieron en mayo de 2019. De estas, 1.222.937 votaron finalmente.

El voto por correo ha bajado mucho.

Los datos de este año respecto al voto por correo se darán a conocer un dia más tarde. Según la ley electoral el voto por correo sólo se puede solicitar hasta 10 días antes de las elecciones, es decir, que el plazo en esta ocasión se cerró el 31 de octubre. El problema de este año ha sido el puente de Todos los Santos, ya que a pesar de que el sábado 2 de noviembre fue laboral, el plazo se acabó el jueves anterior.

También los trámites burocráticos han sumado en contra ya que los carteros tienen la obligación de entregar el sobre electoral a los solicitantes en mano. Esto significa que si el cartero va por la mañana y no hay nadie en casa, el elector tendrá una segunda oportunidad, ya que el cartero volverá por la tarde.

Si finalmente el cartero no encuentra a nadie en casa, dejará una notificación en el buzón para que acuda a recoger los sobres a la oficina más cercana. Es previsible por tanto que esta semana haya colas en las oficinas de Correos. Después las oficinas postales enviarán los votos a las mesas electorales instaladas en los colegios a primera hora de la mañana del domingo.

COMPARTIR: