17 de septiembre de 2021
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Sirvió a la administración colonial española como traductor y escribiente de árabe en la Oficina Central de Tropas y Asuntos Indígenas en Melilla

Cien años de 'El desastre de Annual' (VII): Abd el-Krim, de estudiante en Salamanca a caudillo rifeño

Retrato de Abd el-Krim, líder rifeño durante el Desastre de Annual
Retrato de Abd el-Krim, líder rifeño durante el Desastre de Annual
Este 2021 se cumple un siglo de 'El desastre de Annual', la derrota militar española que desembocó en la crisis que llevaría al golpe de Estado y la dictadura de Primo de Rivera. Abd el-Krim, logró unificar las diferentes cabilas rifeñas y se convirtió en el líder de los cruentos ataques contra los territorios españoles en el norte de África. Su historia, sin embargo, está ligada a España, donde cursó sus estudios y donde, más tarde, colaboró con la administración colonial.

La vida del caudillo rifeño Abd el-Krim está relacionada con España desde su infancia. Lo más destacable es su forma de ver a la nación española, que fue cambiando con el tiempo. Si bien durante su adolescencia reconocía ser uno de los mayores servidores de España, un encarcelamiento posterior provocó que en él comenzara a surgir el odio hacia los colonizadores. Una aversión que lo llevaría a convertirse en el líder de los rifeños durante el 'Desastre de Annual' y a pedir el degüello de los soldados españoles.

La relación de la familia de Abd el-Krim con España era muy buena. Su padre se desvivía por conseguir el favor de la nación española, lo que le llevó a mostrar su afecto por la monarquía desde el principio. Esta amistad con las autoridades peninsulares facilitó la educación de Abd el-Krim y su hermano que cursaron el bachillerato español en Tetuán y Melilla y más tarde, Derecho en la Universidad de Salamanca e Ingeniería de Minas en Málaga y Madrid, respectivamente.

Abd el-Krim fue nombrado Maestro moro de la Escuela de Indígenas al tiempo que ejercía de columnista en el periódico “El Telegrama del Rif”. Tanto él como su padre y su hermano eran bien considerados entre los españoles. Tal era su acercamiento a España que sus compatriotas marroquíes los consideraban unos "vendidos a los cristianos". Tenían una muy buena amistad con las altas esferas peninsulares y apoyaban la consolidación del control español en la región del Rif. El hermano de Abd el-Krim llegó incluso a prometer su fidelidad delante del monarca Alfonso XIII.

Los hermanos Abd el-Krim estudiaron en territorio español antes de convertirse en líderes revolucionarios del Rif

El que más tarde se convertiría en líder rifeño vivía rodeado de lujos en España. Antes de ser nombrado juez de jueces en Melilla, el puesto más relevante de su vida, tenía una cocinera y un sirviente marroquí a su disposición. Abd el-Krim no solamente obtuvo un reconocimiento económico, sino que también fue condecorado con varios títulos. Recibió la Cruz de caballero de Isabel la Católica, las cruces roja y blanca de primera clase del mérito militar y la Medalla de África.

Abd el-Krim llegó incluso a solicitar la nacionalidad española en mayo de 1910 alegando que había demostrado su adhesión y cariño a la nación española. Las autoridades en un principio eran favorables a este trámite por su lealtad y amor por España pues reconocían el papel de la familia en Alhucemas. Sin embargo, no se le concedió la nacionalidad aunque fue ascendido a intérprete de la oficina indígena.

Abd el-Krim como líder rifeño

La cercanía de su familia con la nación española hacía imposible pensar que Abd el-Krim se convertiría años después en uno de los enemigos de las tropas peninsulares. El origen de este odio frente a los españoles tuvo su origen en una acción desmedida de un funcionario y su posterior encarcelamiento por realizar trabajos para Alemania contra los territorios franceses del norte de África. En la prisión de Rostrogordo, en la que permaneció varias semanas, se coció a fuego lento su aversión hacia España.

Cuando terminó la Primera Guerra Mundial, le dejaron salir de la cárcel y fue restituido en su puesto de juez de jueces en Melilla. Sin embargo, en ese momento su odio hacia España le impedía trabajar para la nación española. Entonces, llamó a su hermano que estaba estudiando en Madrid para volver a su lugar de nacimiento. Allí inició un movimiento revolucionario y nacionalista del Rif y los Jibala. Todo su conocimiento sobre la administración, el sistema defensivo español y las debilidades del país en el que había vivido parte de su vida facilitaron su resistencia frente a los colonizadores españoles.

Imágenes del Desastre de Annual

En 1921 ya era el principal líder anticolonialista de Marruecos. Condujo a su tribu contra un puesto militar español y provocó la derrota de los españoles en lo que posteriormente se denominó el Desastre de Annual por las terribles consecuencias que provocó en el régimen peninsular, nada más y nada menos que un golpe de estado y una dictadura.

COMPARTIR: