30 de octubre de 2020
|
Buscar
FIN DE SEMANA

La embarcación que pertenece al empresario catalán y que, mediante cesión, ha usado la Familia Real se tasa en 295.000 euros

Felipe VI se aleja de la influencia de Josep Cusí, amigo íntimo de su padre, y renuncia a usar el yate Somni en venta

Familia Real en el Somni.
Familia Real en el Somni.
Felipe VI y la Casa del Rey siguen con su política de alejarse de las polémicas del Rey Emérito y de cualquier persona que tenga algo que ver con asuntos económicos. Ahora se ha sabido que la Familia Real renuncia a usar el yate Somni de Josep Cusí y que sale a la venta por 295.000 euros. El pasado mes de junio el diario británico 'The Telegraph' informó de que este empresario catalán financió a medias con Juan Carlos I el vieja de novios privados de Letizia y Felipe.

Felipe VI y la actual Casa del Rey siguen con su política de alejamiento con todo aquello que recuerde a su padre Juan Carlos I o aquellos nombres que marcaron su reinado. Así se ha conocido que el Somni, la embarcación que la familia real usaba para sus salidas marítimas en Mallorca desde 2005, propiedad de Josep Cusí, sale a la venta por 295.000 euros. Es un yate de la marca y modelo Pershing 54, de 2004, de 17,40 metros de eslora y 4,72 metros de manga.

La Somni se encuentra a la venta por 295.000 euros y los interesados la pueden ver en los amarres de Port Balis (Barcelona). Draco Servicios Náuticos es la empresa que gestiona la operación. En la web ‘Cosas de barcos’ se oferta dicha embarcación y en las características ya ofrece algunas pistas de que se puede tratar de la Somni, como luego confirmó este diario: "Barco muy cuidado, en muy buen estado. Siempre capitán y marinero profesionales. Un solo propietario. Nunca chárter. Solo 3 meses al año en el agua. Listo para navegar".

Tal vez para dar una mayor imagen de austeridad con respecto a otros momentos, está embarcación de Cusí no pasó a ser de propiedad ni de la Casa del Rey ni de ningún miembro de la dinastía cuando entró en sus vidas en 2005.

Con los Cusí firmaron un acuerdo de comodato, cesión gratuita, que les permitía usar esta embarcación como propia. Así esta embarcación fue testigo de cómo la Familia Real española pasaba de gozar de una gran popularidad a ir perdiendo miembros acosados por los escándalos: Jaime de Marichalar, las Infantas Elena y Cristina, Iñaki Urdangarin, el propio Emérito… Sobre su cubierta fue captada por primera vez en bikini la entonces Princesa de Asturias Letizia algo que le molestó especialmente. En esos años ella era la recién llegada a la Casa Real. En 2017 en el Somni, la Reina Sofía, logró reunir a los hijos de la Infanta Cristina y Elena y salió con ellos a navegar a bordo de este yate.

La Somni. 

Esta decisión de la Casa Real supone alejar cualquier relación con el empresario Josep Cusí. El pasado mes de junio el diario británico The Telegraph publicó que el empresario catalán pagó la mitad del viaje de luna de miel a los actuales Reyes Felipe VI y Letizia Ortiz. La otra parte la pagó Juan Carlos I.

Según el conocido diario inglés, Cusí pagó 269.000 de los 467.500 dólares que costó la luna de miel secreta de Felipe VI y su esposa. Es decir, más de la mitad del viaje que los llevó a Camboya, las islas Fiji, Samoa, California y México en mayo de 2004, sin ser captados por la prensa. Para pasar desapercibidos utilizaron el seudónimo de señor y señora Smith, en homenaje a la película que ese mismo año se había estrenado en los cines de todo el mundo y que unió a Angelia Jolie y Brad Pitt.

Cusí y Juan Carlos I son amigos desde los años de juventud del Rey Emérito, cuando era Juanito y estaba a la sombra de Franco. La pasión por el mar los ha unido y Cusí ha llegado a ser el armador y tripulante del Bribón II, uno de los barcos de Juan Carlos I. Cusí lo ha acompañado en cacerías y viajes privados y en situaciones más complicadas como los ingresos y operaciones a las que Juan Carlos I se ha sometido durante años en la Clínica Planas de Barcelona.

Con respecto a esta relación marítima de Cusí y el Emérito, The Telegraph aseguraba que “en 2015, el Sr. Cusí y otros asociados presentaron a Juan Carlos un yate clásico, llevado de Finlandia y llamado Bribón XVI, que permite el monarca navegar mientras está sentado, ya que su movimiento se vio afectado por una serie de cirugías de reemplazo de cadera después de la caída que sufrió durante un viaje de caza de elefantes en Botswana en 2012”. El rotativo también ponía énfasis en el carácter discreto de Cusí y recordaba que “una de las pocas veces que su nombre apareció en la prensa fue cuando supuestamente golpeó a un periodista español en un club náutico en Italia en 1984 porque había informado de que el yate Bribón IV había sido vendido por 275.000 dólares”.

Josep Cusí y Juan Carlos I.

Josep Cusí nacido en Barcelona en 1934 siempre ha tenido una relación muy estrecha con Juan Carlos I. En octubre de 2019, Albert Solà hombre que asegura ser hijo del Rey Juan Carlos, contó en exclusiva para Elcierredigital.com que la relación de Cusí con el exmonarca sería mucho más estrecha, ya que la hija de Cusí le había confesado que el empresario y el Emérito realmente eran hermanos.

COMPARTIR: