08 de agosto de 2020
|
Buscar
EDICIÓN VERANO

Un coronel y un teniente coronel del Cuerpo Armado han sido detenidos en los últimos días por amañar el millonario negocio de uniformes

Siguen los efectos de la 'Operación Grapa': La trama de subcontratas de la Guardia Civil

Operación Grapa.
Operación Grapa.
La Unidad de Asuntos Internos de la Guardia Civil practicó este miércoles siete detenciones y ocho diligencias de entradas y registros en una operación ordenada por la Fiscalía Anticorrupción y el Juzgado de instrucción número 50 de Madrid por presunta corrupción en la contratación de suministros de prendas y artículos de uniformidad del Instituto Armado.

La operación, informaron fuentes de la investigación, se desarrolló fundamentalmente en la Comunidad de Madrid y afecta al amaño presuntamente de concursos públicos en la Dirección General de la Guardia Civil, en las que actúan en connivencia un grupo de funcionarios públicos con empresas que resultan beneficiarias de las adjudicaciones.

Entre los detenidos se encuentra un coronel, un teniente coronel y un subteniente, todos ellos mandos vinculados al servicio de contratación y adjudicación de contratos dentro de la Guardia Civil.

La investigación ha revelado la existencia de una manipulación en un gran número de expedientes de contratación, entre ellos de suministros de prendas y artículos de uniformidad. La actividad delictiva se desarrolló a lo largo de varios años y han participado integrantes de la Dirección General de la Guardia Civil, particulares y empresas contratistas.

Un civil destapó la trama

La operación Grapa arrancó en su origen de un caso anterior de estafa y apropiación indebida en el que fue detenido Luis Javier Soria, máximo responsable de “Spe Brokers Correduría de Seguros”. Este individuo recibía las cuotas mensuales de los asegurados de la Policía con “Allianz”, pero esta compañía no recibía finalmente ese dinero.

Fernando Grande-Marlaska pasando revista. 

En octubre de 2017, el mismo Juzgado de Madrid ordenó dentro de la 'operación Grapa' una batería de diligencias que afectaban a la Policía Nacional, sobre todo a su División Económica y Técnica, practicando 14 detenciones por cobrar mordidas a cambio de amañar diversos contratos relacionados con el servicio de cafetería y comidas, además de la confección de uniformes y obras.

Fuentes de toda solvencia confirman a Ecierredigital.com que este ciudadano civil se sintió “abandonado” y se negó a asumir él sólo la culpa en el caso investigado y decidio ‘tirar de la manta’.  

Soria denunció que algunos mandos encargados de negociar y gestionar los contratos de la Policía Nacional se habrían llevado mordidas por, supuestamente, favorecer a empresas a afines. Entre los nombres que dio destacan, Juan Vicente Jiménez, nombrando en 2016 nombrado jefe de Área de Apoyo Técnico a la Jefatura Central de Logística e Innovación, Faustino Herráiz, jefe del Servicio de Contratación de Servicios, y a Fernando de la Peña, jefe del Servicio de Vestuario y Equipamiento. El máximo responsable elaboraba los pliegos que regulan las condiciones del contrato y solía formar parte de la mesa de contratación que resolvía los concursos.

Además, también confesó que su empresa, ‘Spe Brokers’, realizó pagos en efectivo y en especie a funcionarios de la DGT con puestos relevantes para favorecer a las aseguradas que Soria representaba. Para probar esto facilitó un documento excell con los pagos.

COMPARTIR: