20 de octubre de 2019
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Hasta ahora solo está en prisión Sergio Sáez como acusado del asesinato de Miriam Vallejo

Las incógnitas que rodean el crimen de Meco pueden despejarse en las próximas semanas con nuevas detenciones

Miriam Vallejo, la joven de 25 años asesinada.
Miriam Vallejo, la joven de 25 años asesinada.
El crimen de Miriam Vallejo puede dar un paso de gigante en los próximos días con la detención de nuevos implicados. La investigación avanza gracias a los testimonios que han logrado acotar las sospechas a un entorno de diez personas. Mientras, se esperan los resultados de las pruebas de laboratorio sobre el machete encontrado en casa de Sergio Sáez, compañero de piso de Mimi y único encarcelado provisionalmente por el asesinato de la joven.

Los investigadores de la Guardia Civil estrechan el cerco sobre diez personas. La Guardia Civil cree que si Sergio Sáez., único detenido y encarcelado provisionalmente por el crimen de Miriam Vallejo, Mimi, tuviese algún cómplice tendría que salir de esta reducida lista.

Los próximos días pueden ser claves para desentrañar el crimen de Meco e incluso es posible que se produzca alguna nueva detención. "Nosotros somos prudentes y preferimos seguir pendientes del resultado de las últimas diligencias", explicó a elcierredigital.com Vicente Sánchez, abogado de la familia de la víctima.

El letrado se refiere sin dar detalles al machete de origen militar encontrado durante el registro de la vivienda de Sergio Sáez, de 29 años, novio de Celia R. S. y excompañero de piso de Miriam, además de único sospechoso detenido el 16 de agosto y acusado por la Guardia Civil del crimen de la joven, por lo que se encuentra en prisión provisional. Los tres vivían juntos en el chalet de la localidad de Villanueva de la Torre hasta el asesinato.

Sí aclara el abogado que "llama la atención las 83 testificales realizadas por la investigación, donde no puedo explicarlos pero hay datos que ayudan a avanzar en la resolución del crimen", aunque matiza su prudencia puesto que el sumario se encuentra todavía bajo secreto, una calificación que seguramente sea levantada en las primeras semanas de septiembre y permita a acusaciones y defensas dar un paso adelante en la resolución de este misterio.

Sergio S., único detenido hasta ahora por el crimen de Miriam Vallejo.

Hasta ahora el testimonio más importante es el de una mujer, vecina de la zona, que escuchó el día y a la hora que murió Mimi, el 16 de enero de 2019, unos gritos de la joven de 25 años que decían "dejadme, soltadme", lo que abriría la posibilidad de más de un implicado en el asesinato. Además, también se ha sabido ahora que el cuerpo de la joven presentaba 40 y no 26 puñaladas, como se había informado previamente, lo que también demuestra la existencia de un posible delito cometido por odio.

Esta testigo es creíble y fiable, además del hombre que se cruzó con Mimi la noche en que murió, pero que aseguró no haberse cruzado con nadie más en los minutos posteriores en ese camino. Son los dos únicos testigos "objetivos" del suceso.

A todas estas incógnitas se suma que el teléfono móvil de la joven fue manipulado tras su asesinato para borrar algunos mensajes y que luego fue dejado adrede en un lugar donde pudiese ser encontrado fácilmente por los investigadores. Esto significa que la persona que lo hizo conocía la clave de desbloqueo del terminal de Mimi, tal y como ya contó hace meses elcierredigital.com, lo que descartaría la existencia de un crimen "de oportunidad" o al azar, ya que asesinos y víctima se conocerían. También se descartó casi desde el inicio el crimen por móvil sexual.

 Ahora solo queda esperar a que se levante el secreto de sumario y se terminen de recopilar y estudiar todas las pruebas que se han ido practicando desde el pasado 16 de enero por la Udyco de la Guardia Civil, que no ha dejado de trabajar en silencio, pero por lo que parece de manera muy efectiva.

COMPARTIR: