20 de septiembre de 2021
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Los vecinos de la urbanización residencial de Bellas Artes de Pozuelo de Alarcón denuncian fiestas, robos y amenazas por parte de este grupo de okupas

El crimen del abogado Arturo Castillo regresa 20 años después: Okupan el chalet del asesinato

El chalet de Pozuelo de Alarcón okupado.
El chalet de Pozuelo de Alarcón okupado.
La urbanización de Bellas Artes de Pozuelo de Alarcón ha visto nuevamente como la intranquilidad se ha apoderado de los vecinos. La okupación de un grupo de personas conflictivas del chalet 'maldito' es la causa de esta inquietud dentro del complejo. Sus fiestas, los robos y amenazas constantes aumentan el temor de quienes llaman a la policía solicitando ayuda. Los incidentes han hecho recordar 20 años después a los habitantes de la urbanización el terrible crimen de Arturo Castillo.

El chalet de 400 metros cuadrados, escenario del crimen perpetrado por Pietro Arcan contra el abogado Arturo Castillo, ha sido okupado por un grupo de personas conflictivas. Los vecinos de la urbanización de Bellas Artes de Pozuelo de Alarcón llevan tiempo quejándose de las fiestas que organizan, de los robos cometidos en los últimos tiempos y de las amenazas lanzadas contra ellos. Las llamadas a la Policía Nacional y Local son constantes.

Según los vecinos, son tres o cuatro hombres los que actualmente okupan el chalet maldito. El vecindario se queja del ruido y de los altercados, de la suciedad que acumulan y de los malos olores. Además, en la puerta de la casa tienen varias bombonas de gas con el peligro que eso supone. Estas circunstancias han unido a los propietarios de las casas vecinas que han decidido cortarles la luz y el agua con el fin de que se vayan.

Sin embargo no ha dado el resultado esperado, la falta de suministro ha provocado que entren de noche en algunas casas a llenar bidones de agua, provocando más inquietud entre los vecinos, muchos de los cuales han instalado alarmas perimetrales. Otros tantos han cancelado sus vacaciones para no dejar su vivienda sola.

El crimen del abogado Arturo Castillo

Pero este chalet ya tiene un pasado delictivo, y es que fue el mismo en el que se cometió el terrible crimen contra Arturo Castillo. El vecindario recupera este suceso fatal 20 años después de un silencio pactado. La llegada de los okupas y la puesta en escena del chalé hace inevitable el recuerdo de un homicidio que no solo conmocionó a los habitantes de la urbanización, sino a toda España.

El 20 de junio de 2001, Arturo Castillo se olvidó de activar el sistema de seguridad de su chalet en Pozuelo de Alarcón cuando salía de casa, descuido que le costaría la vida horas más tarde. A las dos de la mañana, Pietro Arcan, un delincuente de origen moldavo, entró en la casa y subió hasta la habitación de Castillo. Allí realizó varios disparos. 

Pietro Arcan, el criminal autor del asesinato contra Arturo Castillo

La mujer de Castillo también fue objetivo de los tiros del moldavo, pero, por suerte, pudo esconderse debajo de la cama desde donde llamó al 112. Pietro Arcan también agredió a las hijas del matrimonio y las dejó encerradas en el baño. Robó las joyas de la familia antes de escapar. Poco después fue detenido en una de las pasarelas de la M-40.

Pietro Arcan fue condenado a 75 años de prisión y no sólo nunca se arrepintió del asesinato sino que llegó a amenazar con nuevos crímenes. Tras el suceso, la familia de Arturo Castillo vendió el chalet a una empresa aunque nunca nadie volvió a vivir allí. Finalmente el banco la embargó.

Los okupas han aprovechado la ausencia de inquilinos para hospedarse en un domicilio con una historia espeluznante que, por otra parte, a ellos no parece inquietarles.

COMPARTIR: