29 de julio de 2021
|
Buscar
EDICIÓN VERANO

Algunos medios de comunicación publicaron que la víctima había perdido un ojo debido a un golpe con un objeto punzante, algo que no sucedió

El ataque a un enfermero en el Metro de Madrid demuestra el peligro de las noticias falsas

Metro de Madrid.
Metro de Madrid.
Hace tan solo unos días, un joven le propinó un puñetazo a un hombre en el metro de Madrid. El vídeo de lo sucedido fue publicado por un testigo en redes sociales, lo que aprovecharon numerosos medios de comunicación para publicar acerca de lo sucedido sin realizar comprobación alguna de los hechos, dando por cierto algo que no lo es.

Gracias al continuo desarrollo de la tecnología que se vive en el siglo XXI, Internet y las redes sociales se han convertido en fuentes de información a las que acuden millones de personas cada día. Debido a la inmediatez de estos medios y a su capacidad de actualización, los ciudadanos están abandonando paulatinamente el formato físico de los medios informativos en pro del formato digital, una opción más rápida, sencilla y barata.

Pero no solo son ventajas lo que la información digital ofrece a sus usuarios, este medio de comunicación también tiene una serie de inconvenientes. El principal está relacionado con la velocidad a la que producen las noticias. En muchas ocasiones, desde que se produce una noticia hasta que se publica tan solo pasan unos minutos, por lo que es mucho más común cometer errores a la hora de verificar la información y publicar datos equivocados.

Un ejemplo de ello fue la agresión que tuvo lugar en el Metro de Madrid hace tan solo unos días, un hecho que fue grabado en vídeo y del que se publicó una gran cantidad de información errónea y dudosa.

Las imágenes iniciales muestran cómo un hombre con pantalones vaqueros y camiseta negra se acerca con una aparente intención de hablar a un joven con gorra rosa que se encuentra de pie sin mascarilla. Este chico le propina un puñetazo en la cara que hace que el hombre quede agachado tapándose el rostro con la mano. Poco antes de marcharse, el agresor espeta un claro “ojalá te mueras” al hombre, que todavía se encuentra conmocionado por la violencia del golpe.

El vídeo de la agresión comienza a hacerse viral en Twitter, donde se producen las primeras informaciones falsas. En primer lugar, el sindicato Unión Federal de Policía afirma que se ha agredido “a un policía con un punzón en el ojo”, pero un día más tarde, el sindicato elimina la publicación y explica que el agredido no era policía, sino que se trataba de un enfermero. Pese a la aclaración, la información errónea se mantuvo publicada durante un día entero, por lo que muchas personas que accedieron a ella en ese momento, la consideraron cierta y la difundieron.

El motivo de la agresión también se ha convertido en una fuente de noticias equivocadas ya que, debido a que el atacante no llevaba la mascarilla, la mayoría de los medios de comunicación afirmaron que el motivo del ataque fue que el enfermero le pidió que se la pusiera aunque, tal y como ha explicado RTVE, el Hospital 12 de Octubre afirma que no puede aclarar el motivo de la agresión y la policía tampoco ha confirmado que esta sea su causa real.

Hospital 12 de Octubre.

Pero la información que más repercusión tuvo en los medios de comunicación y en las redes sociales fue la supuesta pérdida del ojo del enfermero agredido a causa del puñetazo. Este hecho acaparó numerosos titulares en las páginas web de los periódicos de nuestro país y, aunque es cierto que la víctima tuvo que ser operada de un ojo, el Hospital 12 de Octubre afirmó que no lo había perdido, de hecho, el enfermero regresó a su casa tan solo unas horas después de la intervención, sin que aún se conozca la gravedad exacta de la lesión.

Por último, tanto en las redes sociales como en los espacios informativos, se informó de que el agresor llevaba escondido un objeto punzante en la mano con la que golpeó al enfermero pero, tras analizar el vídeo detenidamente, resulta imposible determinar de qué se trataba realmente, ya que, podría ser un teléfono móvil, la funda de unas gafas o cualquier otro objeto.

Ahora, con la detención del presunto autor de la agresión, un joven de 19 años con varios antecedentes por delitos contra el patrimonio y varias órdenes de búsqueda y captura de juzgados de Alicante y Mallorca por robos y hurtos, será la investigación la que determine las causas del ataque. El arrestado está acusado de un delito de lesiones graves.

Este suceso ha demostrado la importancia de verificar la información antes de publicarla y ha evidenciado los peligros que suponen las redes sociales a la hora de compartir noticias no contrastadas. Está en la mano de todos  mantener una actitud crítica a la hora de informarnos.

COMPARTIR: