28 de marzo de 2020
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Carolina Perles trabajó como asesora a las órdenes del nuevo titular de Cultura cuando era Delegado del Gobierno en Madrid

El clan Ábalos domina Madrid: Nepotismo del ministro Rodríguez Uribes que colocó a dedo a la mujer del estratega del PSOE

Exclusiva De izquierda a derecha, Rodríguez Uribes, Perles y Ábalos.
De izquierda a derecha, Rodríguez Uribes, Perles y Ábalos.
José Manuel Rodríguez Uribes, actual ministro de Cultura y Deportes, es un hombre de confianza de José Luis Ábalos. Valenciano, de 51 años, casado y con un hijo, especialista en Filosofía del Derecho, que estudió y trabajó en la Universidad de Valencia, contrató como asesora a Carolina Perles, esposa del ministro José Luis Ábalos, en la delegación de Gobierno en Madrid cuando ocupó este cargo.

José Manuel Rodríguez Uribes, casado y padre de un hijo, es licenciado en derecho por la de la Universitat de València y doctor en Derecho por la Universidad Carlos III de Madrid. Fue profesor de Filosofía del Derecho y Filosofía Política en esta universidad de Valencia entre el 2001 y el 2004.

Los dos principales cargos públicos que ha ocupado son los de jefe de gabinete (2004-2005) y director general de apoyo a las víctimas del terrorismo (2005-2011), en la época del Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero y bajo las órdenes de Peces-Barba, y delegado del Gobierno de Pedro Sánchez en Madrid (2018-2019).  También ocupó el puesto de portavoz socialista en la Asamblea de Madrid tras las últimas elecciones autonómicas. 

Carolina Perles, esposa de Ábalos.

Carolina Perles, hasta ahora asesora nombrada a dedo del delegado de Gobierno Rodríguez Uribes quizás sea trasladada a Cultura también con el nuevo equipo de asesores del ministro. Perles, de 45 años y esposa de José Luis Ábalos. se formó como agente de Policía Municipal en la Comunidad de Valencia, donde se presentó a las oposiciones en las localidades levantinas de Denia, Xirivella, Manises y Riba-Roja, entre otros municipios, pero finalmente aprobó las oposiciones en Valencia en 2008, mientras el ministro Ábalos era entonces concejal del PSOE en este ayuntamiento. Dos meses después se casaron.

Actualmente, Carolina Perles figura como funcionaria en excedencia del Ayuntamiento de Valencia. Esta excedencia la pidió al ser nombrado su marido ministro de Fomento de Pedro Sánchez y tener que abandonar la ciudad del Turia para desplazarse a la capital de España. En Madrid  fue colocada rápidamente por la cúpula socialista en un puesto de libre designación como  asesora de la Delegación de Gobierno en la capital de España, a las órdenes de José Manuel Rodríguez Uribes, casualmente otro valenciano miembro de la Comisión Ejecutiva Federal del PSOE e integrante del llamado clan Ábalos, que ahora ocupará la cartera de Cultura y Deportes.

 

El nuevo ministro de Cultura, Rodríguez Uribes.

Tanto Carolina, como su hermana Inés Perles, de 42 años, son policías por oposición, siguiendo la tradición familiar de su padre Mario, también policía local que se jubiló cuando cumplió 65 años en agosto de 2018. La hermana pequeña de Carolina, que se llama Inés, como su madre, presta actualmente también servicio en la Delegación de Gobierno, esta vez en Valencia donde también fue situada por el clan Ábalos. 

Clan Ábalos

Se da la circunstancia de que el actual delegado del gobierno en esa comunidad es Juan Carlos Fulgencio, otro miembro del clan Ábalos, que fue Intendente de la policía local; mientras que el subdelegado es José Roberto González Cachorro, que fuera jefe de la División Centro de la Policía Local. Y, de nuevo casualmente, ese era el lugar donde la mujer del ministro Ábalos prestaba servicio hasta su traslado a Madrid.

Carolina Perles comparte la vida ahora con José Luis Ábalos, juntos tienen dos hijos, una niña y un niño. Ábalos tiene otros tres hijos de sus dos matrimonios anteriores, el mayor de 39 años, que ya le hizo abuelo. José Luis siempre vivió en la misma casa de la Avenida de la Constitución de Valencia, en un edificio sin ascensor. Hoy, la pareja Ábalos tiene una casa en la urbanización Más Camarena  de Bétera, cerca de la costa mediterránea, aunque el piso donde viven en Madrid es más modesto. 

Tanto Carolina, como su hermana Inés, de 41 años, son policías por oposición, siguiendo la tradición familiar de su padre Mario, también policía local que se jubiló cuando cumplió 65 años en agosto de 2018. Curiosamente, Mario Perles Belenguer, suegro de Ábalos, es también secretario desde el año 2011 de la ya famosa Fundación Internacional de Apoyo al Desarrollo Local y Social (Fiadelso), que fue creada por Abalos en 1992, en plena época felipista y de la que Carolina llegó a ser tesorera. 

La Fundación Fiadelso está regida por un patronato, presidido por Gustavo Casal Ardines, asesor del grupo socialista en la Diputación Provincial de Valencia, además de secretario general de la agrupación socialista de Valencia Norte y candidato del PSOE en varias elecciones municipales. El vicepresidente de Fiadelso es Francisco Barberá, mientras que como secretario figura el suegro de Ábalos, el ya citado Mario Perles Blenguer.  A su lado están los vocales de la Fundación: Julio Cisneros, Abraham Rubio y durante un tiempo también estuvo la propia Carolina Perles Miñana. 

El ministro José Luis Ábalos.

El nuevo ministro, José Manuel Rodríguez Uribes, también es valenciano, tiene 51 años, está casado y tiene un hijo, está doctorado en Derecho y es profesor de Filosofía del Derecho y Filosofía Política en la Universidad Carlos III de Madrid. Según su currículum oficial es discípulo del padre de la Constitución Gregorio Peces-Barba. Con Alfredo Pérez Rubalcaba como ministro del Interior, fue nombrado en 2006 director general de Apoyo a Víctimas del Terrorismo, cargo que ocupó hasta 2011.

Pedro Sánchez le nombró para su comisión ejecutiva federal en 2017, encargándole el área de laicidad, en la que está especializado, como atestigua uno de sus seis libros, Elogio de la laicidad (Tirant Lo Blanch).

En las últimas elecciones autonómicas de mayo de 2019 ocupó el número tres en la lista lo que le llevó luego a ser portavoz adjunto en la Asamblea y a convertirse en un importante apoyo de Ángel Gabilondo, el candidato socialista que a pesar de ganar las elecciones no ha podido formar gobierno por la alianza de PP, Ciudadanos y Vox en la Comunidad de Madrid.

El nuevo ministro de Cultura y Deporte es aficionado al baloncesto y seguidor del Real Madrid y es el segundo político al que Sánchez ficha en la Asamblea de Madrid, tras fichar a Pilar Llop para presidenta del Senado, aunque en este caso el mejor aval del ministro de Cultura ha sido sin duda José Luis Ábalos.

COMPARTIR: