25 de noviembre de 2020
|
Buscar
FIN DE SEMANA

La Audiencia Nacional ha fijado 32 sesiones de juicio oral del "caso Saga" hasta el 5 de diciembre

Arranca el juicio contra Teddy Bautista por el expolio de la SGAE: La Fiscalía le pide siete años de cárcel

Teddy Bautista, expresidente de la SGAE.
Teddy Bautista, expresidente de la SGAE.
Este lunes comienzan las sesiones de juicio oral contra Teddy Bautista y otros directivos de la SGAE por el llamado caso Saga. La Fiscalía pide para el músico canario siete años de prisión por haber desviado fondos de la SGAE a la SDAE, una empresa dedicada a gestión digital. Bautista está acusado de apropiación indebida y administración desleal.

Este lunes a partir de las 10 de la mañana se celebrará la primera de las sesiones del juicio de la SGAE, en la que está acusado Teddy Bautista. El juicio continuará los días 15, 16, 17, 21, 22, 23 y 24. En octubre serán los días 5, 6, 7, 19, 20, 21, 22, 26, 27 y 28. En noviembre será los días 3, 4, 5, 10, 11, 12, 17, 18, 23, 24, 25 y 3, 4 y 5 de diciembre.

Tras nueve años a la espera de juicio, el expresidente del Consejo de Dirección de la Sociedad General de Autores, Teddy Bautista, se sentará en el banquillo de la Audiencia Nacional acusado de desvío de fondos por el llamado Caso Saga, por el que la Fiscalía le pide siete años de prisión.

El caso Saga arrancó el 1 de julio de 2011 cuando Bautista fue detenido junto al director de la SDAE (filial digital de Sgae), José Luis Rodríguez Neri, y otras siete personas, en el marco de esta operación que investigaba el desvío de fondos a través de esta filial digital.

En el año 2017 la Fiscalía concretó la acusación y pidió un total de 7 años de cárcel para Bautista y de 12 años y medio para su socio José Luis Rodríguez Neri por un fraude por el que Neri cobraba sobresueldos facturando hipotéticos servicios, según la Fiscalía Anticorrupción. Según el escrito de conclusiones provisionales, Bautista está acusado de apropiación indebida o administración desleal.

Teddy Bautista.

El juez de Instrucción número 5 de la Audiencia Nacional José de la Mata dictó la apertura de juicio oral también contra el cantante canario Juan Carlos ‘Caco’ Senante, y los ex directivos Enrique Gómez Piñeiro y Ricardo Azcoaga por delito continuado de administración desleal o fraudulenta en la gestión de la entidad. La resolución fija fianzas para todos ellos que suman 288.788,78 euros en concepto de responsabilidad civil que deberán hacer frente en el caso de ser condenados, y que deben ser prestadas en el plazo de tres días. De no hacerlo, "se procederá al embargo de sus bienes en cuantía suficiente hasta cubrir las sumas fijadas".

Se les juzgará por el desvío de 50.354 euros, que fueron dirigidos a una empresa del músico y a la adquisición de un timple, que los peritos judiciales valoran en unos 3.000 euros.

El juez emplaza a los abogados de los cuatro exdirectivos a presentar escrito de defensa proponiendo las pruebas de que intenten valerse y que se sustanciarán en vista oral ante el juez Central de lo Penal de la Audiencia Nacional, José María Vázquez Honrrubia. Como alternativa a los delitos de administración fraudulenta el auto propone que puedan ser condenados por apropiación indebida o falsedad.

Proyecto Arteria

Además, todavía está pendiente de salir a jucio el caso Arteria. En esta causa la Fiscalía Anticorrupción solicita cuatro años de prisión por un delito de administración desleal y una indemnización a favor de la Sociedad General de Autores y Editores (SGAE) de 29,8 millones de euros para el que fuera su presidente, Teddy Bautista, por sus maniobras en la gestión del llamado 'proyecto Arteria', dirigida esencialmente a inversiones en "espacios escénicos".

En el escrito de acusación acerca del 'proyecto Arteria', el fiscal hace un recorrido en la trayectoria de Eduardo Bautista, conocido artísticamente como Teddy Bautista, al frente de la SGAE para subrayar que ha ostentado el "máximo poder de decisión de ejecución" en el seno de la entidad.

Hasta tal punto, señala, que los distintos órganos de la estructura organizativa han estado supeditados a sus designios, sin un contrapeso efectivo", pues los mecanismos de control "sufrieron una progresiva degradación, cuando no eliminación, en paralelo a la acumulación de poder".

Según explica, Bautista llevó a cabo un proyecto que inició en 1999 para dotar a la Fundación Autor y a la SGAE de una red de "espacios singulares" para que el público conociera a la sociedad de autores como una "entidad cultural e importante". Para ello creó Iberautor Promociones Culturales, que diez años después cambió su denominación social a Arteria Promociones Culturales.

Sede de la SGAE en Madrid. 

El 'proyecto Arteria' fue un paso más en la compleja estructura societaria que Teddy Bautista promovió desde su presidencia en la SGAE. "No suponía más que una extensión de sus enormes prerrogativas" en cada una de las entidades que conformaban el llamado 'Grupo SGAE' y "evitó la creación de una auténtica estructura directiva ordenada y funcionalmente responsabilizada", dice Anticorrupción.

La ‘Operación Gran Vía’

Así, desde esta mercantil se realizaron inversiones por encima de los 259 millones de euros dentro y fuera de España, especialmente en la compra de teatros, como el Lope de Vega y el Coliseum de Madrid. La adquisición de los teatros madrileños se denominó 'Operación Gran Vía', que supuso el desembolso de un tercio de la inversión total, indica Anticorrupción.

El escrito apunta que Bautista justificó ante la SGAE esta operación de adquisición, que llegó a calificarla como un asunto de "dimensión cósmica", argumentando que Arteria tenía que tener una presencia cultural en Madrid y que se pretendía levantar el 'Broadway madrileño', concretamente desde Callao hasta Plaza de España.

Asimismo, narró una reunión con el Ayuntamiento de Madrid en la que supuestamente se habían expuesto unos planes para paliar las consecuencias de que no se concedieran la celebración de los Juegos Olímpicos en la capital y que consistiría en un proyecto cultural de gran envergadura que comprendería dos ejes: uno de norte a sur (desde los más emblemáticos museos hasta enlazar con la estación de Chamartín) y otro de este a oeste (desde barrio Salamanca-Retiro hasta Plaza de España).

La SGAE aprueba personarse contra Teddy Bautista

La Sociedad General de Autores y Editores (SGAE) ha aprobado personarse contra Teddy Bautista como acusación particular en el marco del caso Saga y ha afirmado que colaborará con la justicia, tras conocerse que la Fiscalía Anticorrupción solicita cuatro años de prisión para el expresidente de la entidad y 29,8 millones de euros de indemnización para la SGAE.    

La entidad había decidido en septiembre de 2018, bajo el mandato de José Miguel Fernández Sastrón, su retirada como acusación particular contra Teddy Bautista. Sin embargo, ahora van a presentarse como acusación. La entidad ya estaba personada como acusación particular en el caso conocido como la 'Operación Saga', que ahora se juzga. 

La SGAE: Del sainete al esperpento

El precedente de lo que hoy se conoce por SGAE tiene su origen a finales del siglo XIX, en 1899 cuando los hermanos Álvarez Quintero, padres del sainete andaluz, crearon la Sociedad de Autores. En ese momento los autores apenas tenían derechos sobre sus textos. Habitualmente trabajaban para empresarios teatrales que se convertían de facto en dueños de sus textos, dejando a los escritores sin capacidad de maniobra sobre sus creaciones. Fue en 1941, en pleno franquismo, cuando se Convirtió en la Sociedad General de Autores y Editores (SGAE), incorporando a estos últimos. La inclusión de las empresas que se dedicaban a la edición, molestó a varios autores de la época como Eugenio Montes que explicó el cambio con una metáfora curiosa: “Es peligroso que las zorras cuiden el gallinero, pero es que negocien con ellas es imposible”.

Hevia, anterior presidente de la SGAE. 

En los ochenta, durante la presidencia del dramaturgo Juan José Alonso Millán, fue cuando los músicos irrumpieron en la SGAE para hacerla suya. Muchos escritores se quejaron de esta nueva situación. Antonio Gala en una reunión del órgano rector, al que pertenecía, se levantó harto de escuchar gritos y dijo: “ya he comprobado que la música amansa a todas las fieras menos a los músicos”.

Si fueron los padres del sainete los impulsores de la sociedad, en su época de mayor popularidad se acercó más al esperpento de Valle- Inclán. Esto ocurrió durante el largo mandato de Teddy Bautista, de 1995 a 2011. Las grandes críticas de una institución que nació para proteger a los creadores, se iniciaron cuando, durante el Gobierno de José Luís Rodríguez Zapatero, se aprobó el conocido como Canón digital, que grababa en la compra de cintas de vídeo y discos vírgenes para paliar las pérdidas de la industria discográfica. A esto se sumó la decisión de cobrar en tiendas e incluso en bodas de particulares por poder utilizar canciones.

Lo peor vino cuando las acusaciones de corrupción recayeron sobre Bautista y su equipo en el marco de la Operación Saga. Se les acusó de desviar 400 millones de euros. Entonces Bautista acabó renunciando a la presidencia de la SGAE y su retirada de la vida pública.

A Bautista le sustituyó el gallego Antón Reixa, conocido por su grupo de pop irónico de los 80 Os Resentidos. El mandato de Reixa duró poco y acabó con polémica cuando decidió colaborar con la justicia denunciando el conocido como caso de “Ronda de las Televisiones”. Era una nueva corruptela, basada en cobrar derechos de temas musicales libres de derechos que se emitían en programas televisivos añadiendo “falsos arreglos” registrándose como nuevos. Este caso sigue siendo investigado.  

Reixa fue destituido por la Junta Directiva que colocó al frente al cineasta José Luis Acosta. Este se mantuvo hasta su dimisión en 2016. Lo sustituyó el compositor José Miguel Fernández-Sastrón, especialista en jingles publicitarios. Fernández-Sastrón, es nieto de Pepín Bello, el fundador de Galerías Preciados y estuvo casado con Simoneta Gómez-Acebo, hija de la Infanta Pilar de Borbón y sobrina del Rey Emérito Juan Carlos I. Tras él llegó la breve presidencia del gaitero Hevia, sustituido por Pilar Jurado. El actual presidente es el dramaturgo Antonio Onetti.

COMPARTIR: