13 de noviembre de 2019
|
Buscar
FIN DE SEMANA

El gabinete de Comunicación y Marca del BBVA, con Ayuso, Moliner y Ballabriga, planeaba todas las estrategias para temas conflictivos como Ausbanc

El expresidente del BBVA, Francisco González, intentó que la Copa América de Vela se le concediera a Iñaki Urdangarin

Exclusiva Francisco González, Juan Carlos I e Iñaki Urdangarin.
Francisco González, Juan Carlos I e Iñaki Urdangarin.
El expresidente del BBVA, Francisco González, intentó que iñaki Urdangarin participará en la Copa América de Vela a través del Instituo Nóos. En estas estrategias, el gabinete de Comunicación del BBVA estuvo enterado de todos los negocios importantes de la entidad, como recogen en las actas. Por la Dirección de Comunicación pasaron desde Javier Ayuso hasta Ignacio Moliner que pusieron sobre la mesa del presidente los negocios de Urdangarin, Ausbanc y la contratación del excomisario Villarejo.

El intento del expresidente del BBVA, Francisco González, para que Iñaki Urdangarin  participara en la Copa América de Vela figura en el sumario del archiconocido caso Noos, en el que se investigaba la malversación de fondos públicos por parte del cuñado del Rey Felipe VI.

Así para la consecución de los objetivos dentro de la organización de la 33ª Edición de la Copa de América de Vela se utilizó por parte de la trama del caso Nóos la figura de  Francisco González. Esta edición se celebró el año 2010 en la costa de Valencia a lo largo de tres regatas.

Se utilizó como tarjeta de vista para intentar la penetración al entonces presidente del BBVA, Francisco González, señalándose la buena relación entre el BBA y la Casa Real, que luego meses más tarde acogería como responsable máximo de comunicación al dircom de esta entidad crediticia, Javier Ayuso, mano derecha del ya jubilado González.

Un correo fechado el día 20 de septiembre de 2007, señala como Iñaki Urdangarín, esposo de la infanta Cristina de Borbón, relata a su socio Diego Torres las presuntas gestiones de su suegro, el monarca español Juan Carlos I, para que el proyecto de la participación de un segundo equipo de vela en la 33ª edición de la Copa de América de vela llegase a buen puerto.

Estas gestiones se realizaron, entre otros, con el presidente de grupo hotelero Iberostar, el mallorquín Miguel Fluxá, al que se le indica como manera de presentación la buena relación que existe entre la Casa del Rey y el BBVA, así como la amistad manifiesta con su entonces presidente Francisco González. El email de Urdangarin reza así:

“El Rey [Juan Carlos de Borbón] me comenta que un amigo suyo ha hecho la gestión que le pedimos a Miguel Fluxá [propietario y presidente del grupo Iberostar]…Por otro lado, le he transmitido la buena sintonía con BBVA y que le iba a dar un empujón a Paco González”.

También en uno de los correos que obran en esta instrucción judicial, fechado en octubre de 2007, Urdangarín, que por entonces ya residía en Washington y que supuestamente estaba alejado de todos los negocios, le indica de nuevo a su socio Diego Torres lo siguiente:

“Tengo un mensaje de parte del Rey y es que le ha comentado a Cristina, para que me lo diga, que le llamará Camps a Pedro [se supone que Pedro Perelló armador del equipo que disputaría la Copa de América a través del Ayre Challengue] para comentarle el tema de la base del Prada. Y que en principio no habrá problema y que nos ayudarán a tenerla”.

El empresario Miguel Fluxá.

El proyecto de este nuevo equipo que participaría en la edición número 33 de la Copa de América de Vela, junto al Desafío Español, pretendía conseguir más de 100 millones de euros de diversos patrocinadores y Urdangarín sería el presidente de su consejo social. Mientras que su socio, Diego Torres, se encargaría de toda el área social. Finalmente, el proyecto se desinfló, a pesar de contar con “la buena sintonía del BBVA” y “el empujón a Paco González”.

Las oscuras labores del alto cargo del BBVA

A su vez, durante varios años el hoy director global de Negocio Responsable del BBVA, Antoni Ballabriga, recientemente también nombrado copresidente del comité directivo global de UNEP FI (Iniciativa Financiera del Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente), fue pieza fundamental en el organigrama de la empresa de Urdangarin, Instituto Nóos.

Actas de las reuniones del BBVA.

Toni Ballabriga entró en el BBVA en el año 2007 por recomendación, según indican fuentes solventes, de la Casa Real. Se le nombró director de Responsabilidad y Reputación Corporativa, dependiente del gabinete de comunicación con Javier Ayuso e Ignacio Moliner. Hasta entonces, su actuación profesional era la de colaborador e íntimo amigo de Urdangarin. Fue durante meses la mano derecha del marido de la infanta Cristina de Borbón.

Por esta vinculación profesional y personal estuvo investigado en el caso Noos. Fue imputado dentro de la Operación Babel, la pieza separada nº 25 del caso Palma Arena, por el juez José Castro en relación a la manera irregular y fraudulenta de gestionar los recursos públicos por parte del yerno del rey de España, Iñaki Urdangarín. Un caso donde luego fue desimputado, curiosamente, con el apoyo de la entonces abogada del sindicato Manos Limpias.

Según la instrucción judicial de la pieza separada nº 25 del caso Palma Arena, llevada por el juez José Castro, Ballabriga fue la persona que al parecer medió con José Blanco, el entonces ministro socialista del gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero, para que el escándalo del caso Valencia Summit se tapara por parte de los diputados socialistas en las Cortes Valencianas. Ballabriga fue investigado, aunque su causa fue sobreseída sin cargos hacia su persona.

Toni Ballabriga, del BBVA.

Según un nuevo correo remitido por Diego Torres al juez Castro, José Blanco, ex ministro de Fomento y portavoz del PSOE, ayudó a silenciar las críticas al Valencia Summit. La persona de contacto fue presuntamente Antonio Ballabriga, ex directivo de Nóos y alto cargo del BBVA.

Así Ballabriga informa en un correo a Urdangarin y a Torres de que Blanco “habló” con el socialista Juan Ignasi Pla, entonces jefe de la oposición en Valencia, para “desactivar el tema de las preguntas parlamentarias”. Fue en abril de 2006 cuando se habían empezado a cuestionar los convenios millonarios para organizar el Valencia Summit. Y Blanco, según se relata en la relación de Ballabriga, se encargó de silenciar el asunto. “Están tratando de hacer una comunicación personal con la diputada [socialista] que solicitó la información“.

También en otro correo Ballabriga, ya por entonces en el BBVA, donde hoy es director global de Negocio Responsable del banco, plantea a su jefe Urdangarín la posibilidad de participar en la organización de los fallidos Juegos Europeos. Al haber abandonado el cuñado de Felipe VI los negocios de Nóos, Ballabriga le propone figurar como portavoz de una “plataforma de apoyo” al evento para evitar que se le vincule a Noos, institución a la que había tenido que renunciar formalmente un mes antes por las presiones de la Casa del Rey.

Toni Ballabriga le indica la necesidad de reunirse con el propio José Blanco y con el ex secretario de Estado para el deporte, el socialista Jaime Lissavetzky, luego portavoz del PSOE en el Ayuntamiento de Madrid, para “explicar tus nuevos proyectos fuera de Nóos”.

Este alto cargo del BBVA, Antoni Ballabriga Torreguitart (Toni, como se le conoce en los círculos bancarios), trabajó codo con codo con Iñaki Urdangarín en el Instituto Noos, donde ejercicio de director, cargó que abandonó en el año 2007, meses después de que el yerno del Rey Emérito tuviera que salir formalmente de su organigrama, en teoría, por indicación del emisario de la casa real, el abogado José Manuel Romero Moreno, conde de Fontao.

Nacido en Barcelona en 1968, pasó así a dirigir el departamento de Responsabilidad y Reputación Corporativas del BBVA, dependiente del área de Comunicación e Imagen del Banco, que dirigía por entonces el periodista Javier Ayuso, luego al frente de la comunicación del Palacio de la Zarzuela.

Ballabriga, licenciado en Administración y Dirección de Empresas y máster por ESADE –entidad donde coincidió en sus pupitres con Iñaki Urdangarín y donde plasmó una gran amistad-, ya había colaborado con anterioridad con el BBVA. Lo hizo con el diseño del Plan de Acción Social para Latinoamérica, iniciado mientras que estaba en el Instituto Nóos, al lado del cuñado del rey de España.

A su vez, las investigaciones judiciales y policiales han permitido esclarecer que la trama de Iñaki Urdangarín disponía de cuentas bancarias en el BBVA, gracias a los correos electrónicos incautados en los distintos registros practicados en las sedes sociales. La imagen del Banco presidido ahora por Carlos Torres Vila se tambalea.

Caso Villarejo

Tras el escándalo del espionaje encargado por el BBVA al excomisario José Manuel Villarejo, la cadena Ser desmontó la versión de que Francisco González, expresidente del BBVA, no conocía este encargo. Esa cadena de radio publicó las actas donde se planteaba una reunión con el entonces presidente González para tratar un seguimiento a la asociación Ausbanc, que había iniciado la guerra de las claúslassuelo contra este banco.

En esa reunión se decidió hacer el encargo a Villarejo de que espiara a Luis Pineda, entonces máximo responsable de Ausbanc y las revistas Mercado de Dinero y Ausbanc. Este seguimiento a Pineda quedó reflejado en facturas incautadas en la operación Tandem.

Luis Pineda, detenido por la Policía Nacional.

En la reunión donde se firmó esta acta, acudieron el exdirector general de comunicación Ignacio Moliner; el exdirector de Patrocinios Ignacio Maldonado; el director de Marca, Identidad y Marketing del BBVA, Carlos Pérez; y el exdircom del BBVA y encargado de los medios de comunicación, Goyo Panadero, que organizó ese encuentro en 2012.

Según las copias de las actas de ese Comité de Dirección, Comunicación y Marca, a las que ha tenido acceso elcierredigital.com, el 13 de febrero de 2012, Goyo Panadero, entonces director de Comunicación del BBVA, que luego sería sustituido por Ignacio Moliner, convocó una reunión para varios temas, entre ellos en el punto 6 se recoge "sentar con Domingo y Tomás Blasco para tratar temas de Baselga, Pineda y Armas". Los asistentes a ese briefing fueron el propio Panadero, más Ignacio Moliner, Toni Ballabriga y Carlos Pérez.

Un posterior encuentro celebrado el 5 de marzo de 2012, con la asistencia de Goyo Panadero, Ignacio Moliner, Ignacio Maldonado y Carlos Pérez reflejó en su punto 2 del acta los temas a tratar con el presidente de la entidad, entre ellos Ausbanc, que supuestamente había sido tratado 15 días antes por el gabinete de comunicación.

Declaración de Ignacio Moliner ante el juez Pedraz

En junio de 2016 el propio Ignacio Moliner, que ya por entonces no trabajaba en el BBVA, contó ante el juez Santiago Pedraz en relación a las denuncias de extorsión contra Luis Pineda, responsable de Ausbanc, que "en noviembre de 2010 mi predecesor, Goyo Panadero, me advirtió que si no se accedía a las pretensiones de Pineda, éste tomaba todo tipo de acciones. Intentó contactar conmigo en diciembre de 2010 y como no accedí fue crítico en sus redes sociales y sus publicaciones". 

Javier Tebas, Francisco González e Ignacio Moliner durante la presentación de la Liga BBVA.

Moliner también fue interrogado sobre su relación con la expulsión de Ausbanc del registro de Asociaciones de Consumidores y Usuarios por la Agencia Española de Consumo, Seguridad Alimentaria y Nutrición (Aecosan), en marzo de 2014, ya que la secretaria General de Sanidad y Consumo en aquella fecha, Pilar Farjas, era cuñada del hermano de Moliner, tal y como éste reconoció ante el juez Pedraz cuando fue llamado como testigo en la causa contra Pineda por los delitos de organización criminal, extorsión, estafa y blanqueo de capitales.

A preguntas del abogado del BBVA Moliner explicó que "Telefónica también sufrió fuertes críticas porque se negaba también (a pagar publicidad a Ausbanc). Moliner señaló a Luis Abril, su homónimo en la dirección de comunicación de Telefonica, puesto que dejaría en noviembre de 2012, como la persona que había compartido este problema con él.

El cierredigital.com sacará en los próximos días nuevos documentos exclusivos sobre la relación BBVA-Ausbanc. 

COMPARTIR: