20 de septiembre de 2021
|
Buscar
FIN DE SEMANA

El controvertido letrado escapó hasta dos veces de prisión después de estar vinculado a escándalos como 'El Nani', 'el Dioni' o el vídeo de Pedro J.

Las fugas más mediáticas de España: La historia del abogado Rodríguez Menéndez (II)

Emilio Rodríguez Menéndez.
Emilio Rodríguez Menéndez.
José Emilio Rodríguez Menéndez es una de las figuras más controvertidas de las últimas décadas. Ha protagonizado todo tipo de polémicas tanto en los tribunales de Justicia como en los medios de comunicación y hasta en la arena política. Tras su salto a los platos de televisión por la defensas de ‘el Dioni’ y Antonio David y sus historias de amor con distintas famosas fue encarcelado por la difusión del famoso vídeo sexual de Pedro J. sin embargo el abogado protagonizó hasta dos fugas.

El nombre de José Emilio Rodríguez Menéndez comenzó a aparecer por primera vez en los medios de comunicación a finales de los setenta y fue vinculado a la política cuando orbitaba en torno a la UCD de Adolfo Suárez en las primeras elecciones locales y autonómicas de la historia reciente de España, en mayo de 1979.

Poco después su nombre se asoció a escándalos al ser condenado en Santiago de Chile, en plena era de Augusto Pinochet, por estafa, bigamia y ejercicio ilegal de las profesiones de abogado y psicólogo.

Pero el controvertido abogado José Emilio Rodríguez Menéndez salto realmente a la fama por sus defensas de Neus Soldevila, ‘el Nani’, ‘el Dioni’ y Antonio David, caso que le permitiría llegar a los platos de televisión y entrar de lleno en la prensa rosa.

Casado en cuatro ocasiones, sus relaciones sentimentales le pusieron en el punto de mira de la prensa del corazón. Y su obsesión por las famosas quedó patente en sus relaciones con nombres del papel couché como con Mila Ximénez, Nuria Bermúdez, con Sonia Moldes ex novia del Conde Lecquio, y con Malena Gracia, entre otras.

Dos fugas

Fue condenado tras hacer público el famoso vídeo protagonizado por el entonces director del periódico El Mundo, Pedro J. Ramírez, en el año 1997. De hecho, fue condenado en 2004 a dos años de cárcel por atentar contra su intimidad, aunque huyo del país y en 2005 fue detenido en Argentina. No obstante, el abogado fue puesto en libertad 24 horas después, mientras el Gobierno de España acordaba solicitar su extradición.

Un año más tarde, en 2006, intentó entrar en España, pero finalmente fue detenido y trasladado a una prisión en Salamanca tras intentar huir de los controles policiales del aeropuerto de Lisboa. José Emilio Rodríguez Menéndez tenía en aquel momento vigente dos órdenes de busca y captura, una de ellas por el delito cometido tras la difusión del vídeo de Pedro J. y otra por fraude a la Hacienda pública.

La sala de lo penal del Tribunal Supremo elevó su condena por delito fiscal continuado de seis a 10 años de prisión al considerar que se habían cometido cuatro delitos. Tras ingresar en la cárcel, en el año 2008, poco después, en agosto de ese mismo año se fugó. El letrado había conseguido un permiso que le había concedido un juez de vigilancia penitenciaria al que recurrió la negativa de la Junta de Tratamiento de la cárcel de autorizar su salida durante unos días.

Suspendido el juicio contra el abogado Emilio Rodríguez Menéndez por  motivos de salud

Emilio Rodríguez Menéndez.

El abogado había solicitado este permiso tras cumplir una cuarta parte de la condena, condición indispensable para poder disfrutar de este beneficio. Rodríguez Menéndez salió de la prisión de Teixeiro el 18 de agosto y tenía que haber regresado el 22, lo que supone un quebrantamiento de condena del que se dio cuenta la Policía Nacional, a la Guardia Civil, al juez de guardia y al de Vigilancia Penitenciaria.

Emilio y su mujer, Vanessa Palomares, con la que se casó en 2005 poco antes de ingresar en prisión partieron rumbo a Francia y luego a Paraguay. Acabaron de nuevo en Buenos Aires, donde la policía española los localizó y detuvo al abogado poco después, en octubre de 2010, al salir de un piso en el conocido barrio bonaerense de Palermo.

En 2012 fue detenido en Lisboa y encarcelado en Salamanca temporalmente. España reclamaba su extradición, pero la justicia argentina lo denegó.  Entró de nuevo en España en 2014, cuando las condenas y el delito por la fuga habían prescrito.

En la actualidad, Rodríguez Menéndez se encuentra a la espera de juicio. El 5 de mayo iba a sentarse en el banquillo por la presunta comisión de un delito de estafa a unos inversores con un supuesto falso negocio en Buenos Aires (Argentina) de compra y venta de petróleo, pero se canceló por sus problemas de salud.

COMPARTIR: