23 de septiembre de 2021
|
Buscar
FIN DE SEMANA

José Luis Perea, de ATA, señala que estas cifras "ponen de manifiesto el abandono total de las administraciones públicas en materia preventiva"

Siniestralidad laboral en autónomos: Fallecen veintisiete personas en lo que va de año

Un soldador.
Un soldador.
En el primer semestre del año, 27 trabajadores autónomos fallecieron en accidentes laborales. De estas muertes, casi un tercio se han producido en Andalucía. En total, en España se han registrado 15.878 accidentes entre autónomos de los que 15.467 han sido leves, 373 graves y 11 muy graves. Estas cifras, explica José Luis Perea, secretario general de ATA, "ponen de manifiesto el abandono total de las administraciones públicas en materia preventiva".

La mortalidad, resultado de accidentes laborales en los autónomos, ha reducido su progresión con respecto a años anteriores. Durante 2019, se produjo el fallecimiento de 80 autónomos en accidentes mortales; en 2020 fueron 75, incluso a pesar de las limitaciones de actividad laboral. En los seis primeros meses de 2021 la cifra mantiene una curva descendente contabilizándose 27 accidentes mortales en autónomos. De mantener la tendencia, este tipo de siniestros se reduciría de 75 en 2020 a menos de 60 en 2021. Lo mismo se observa en los accidentes muy graves. Los graves mantienen cifras similares.

En este sentido, José Luis Perea, secretario general de ATA, asegura que, "aunque nuestro objetivo es llegar a la mortalidad cero, que en un año en el que se ha recuperado parte de la actividad se note una ligera mejoría, nos marca el camino”.

De los accidentes mortales en autónomos, siete fueron accidentes de tráfico. En total, en los seis primeros meses del año se han producido 15.878 accidentes en autónomos, un seis por ciento del total de los accidentes registrados. De ellos, 15.467 han sido leves, 373 graves y 11 muy graves, además de los 27 mortales ya comentados.

Por gravedad y CCAA

Si analizamos los datos por comunidades autónomas destaca que, de los 27 accidentes mortales, prácticamente un tercio se han producido en Andalucía. Han fallecido en el ejercicio de su actividad, en el primer semestre de 2021 en esta comunidad, diez autónomos.

El resto se han producido en: Comunidad Valenciana (cuatro accidentes mortales), Castilla y León, Cataluña y Castilla-La Mancha (tres accidentes mortales en autónomos cada una), Madrid (dos accidentes mortales) y un accidente mortal, tanto en Extremadura como en Cantabria.

Las comunidades autónomas que concentran mayores accidentes leves de autónomos son Andalucía (2.731 accidentes), Cataluña (2.083 accidentes), Comunidad Valenciana (1.786 accidentes) y Comunidad de Madrid (1.648 accidentes).

Un taller de coches. 

Debemos recordar que sólo desde el 1 de enero de 2019 todos los autónomos tienen cubiertas las contingencias por accidente de trabajo y enfermedad profesional. “Algo que no ocurría antes y que ahora nos da datos mucho más exactos para poder acometer propuestas y soluciones” ha asegurado José Luis Perea, secretario general y responsable del área de Formación y Prevención de Riesgos Laborales de ATA.

“Son casi 16.000 los autónomos que han tenido un accidente laboral en el primer semestre de 2021. Pone de manifiesto el abandono total que tenemos por parte de las administraciones públicas, tanto central como autonómica, en el desarrollo de acciones y políticas que fomenten una cultura preventiva que nos haga trabajar o ir al trabajo de una forma más segura. Desgraciadamente, el sector servicios, agricultura y construcción siguen siendo sectores peligrosos por el alto índice de siniestralidad. Un índice, eso sí, muy similar al de los trabajadores por cuenta ajena, pero que en el caso de los accidentes muy graves, los autónomos sufren porcentualmente más accidentes de esta clase que los asalariados”, ha añadido Perea.

Por edad y gravedad

Los autónomos entre 26-45 años concentran casi la mitad del total de accidentes, tanto para varones como mujeres de ambos colectivos. Aunque las mujeres autónomas representan un tercio del total de autónomos sufren menos accidentes laborales que los autónomos varones, en concreto el 18% del total.

Esguinces y torceduras, fracturas cerradas y otros tipos de dislocaciones son, una vez más, los tipos de lesiones más frecuentes.

COMPARTIR: