25 de julio de 2021
|
Buscar
EDICIÓN VERANO

Es el presidente de Reliance Industries y tiene una fortuna estimada en más de 76.000 millones de dólares americanos

El intento de asesinato de Mukesh Ambani, el hombre más rico de Asia, tiene a toda India en vilo

El hombre más rico de Asia, Mukesh Ambani.
El hombre más rico de Asia, Mukesh Ambani.
Un coche bomba cargado de explosivos fue hallado hace un mes cerca de la casa de Mukesh Ambani, el hombre más rico de Asia. En los días siguientes a este hecho apareció el cuerpo sin vida del presunto propietario del vehículo y un policía que mantenía encuentros con él fue arrestado. La NIA, el servicio de inteligencia indio, es la encargada de esclarecer los hechos de este peculiar caso que tiene a toda la India consternada.

El pasado 25 de febrero fue hallado un vehículo cargado de explosivos en las inmediaciones de la casa de Mukesh Ambani, en Bombay (India). Ambani es el hombre más rico de Asia. El coche fue visto por el personal de seguridad de Antilia, la residencia de 27 pisos de Ambani.  

El vehículo era una camioneta tododeterreno Scorpio de color verde estacionada cerca de la mansión. Tras ser avisados por el personal de seguridad, la policía llegó con expertos en desactivación de explosivos, acordonó el área y examinó el vehículo vacío. La NIA (National Investigation Agency) es la encargada de esclarecer los hechos.

Los agentes encontraron en su interior 20 barras de gelignita que pesaban alrededor de 2,5 kilos. Este material es un explosivo barato que para explotar requiere de un detonador, pero las barras no estaban conectadas entre sí a ningún dispositivo.  

Dentro del vehículo había cinco placas de matrículas diferentes y una nota dirigida a Ambani y a su mujer, Nita, que decía: "Esto es solo una muestra, la próxima vez conectaremos (todos estos explosivos) y vendremos. Hemos hecho arreglos para hacer estallar a toda su familia".  

Varios agentes de la NIA investigando el coche cargado de explosivos frente a la residencia de Ambani.

La policía de la ciudad recopiló imágenes del vehículo que contenía los explosivos y que apareció estacionado en este exclusivo barrio residencial de Bombai con lujosos bungalows y edificios de apartamentos. El coche de la marca Scorpio estuvo estacionado en un cruce, a una distancia de 15 kilómetros de la residencia de Albani.  

Durante la madrugada, otro vehículo todoterreno blanco marca Toyota se unió al coche cargado de explosivos y al final, las imágenes muestran a un hombre con equipo de protección saliendo del Scorpio y entrando al Toyota, coche con el que partió del lugar.  

El hombre más rico de Asia

Ambani, es el presidente de Reliance Industries y tiene una fortuna estimada en más de 76.000 millones de dólares americanos. El negocio principal del grupo es el refinado del petróleo, pero también tiene importantes inversiones en otros sectores, incluyendo el comercio minorista y las telecomunicaciones.  

Mukesh Ambani es un ingeniero y empresario de la India. Es el presidente, director general y el mayor accionista de Reliance Industries, la mayor empresa asiática del sector privado. El empresario tiene una fortuna que le sitúa en la posición decimonovena de la lista de los hombres más ricos del mundo, según la revista Forbes de 2019.  

Su mansión, que lleva por nombre Antilia, está considera como una de las más costosas del mundo, con un valor en torno a los mil millones de dólares. La propiedad tiene 37.000 metros cuadrados de terreno y cuenta con 27 pisos, algunos de los cuales son dúplex o tríplex, por lo que su aspecto se asemeja a un edificio de 40 plantas. La propiedad cuenta con tres helipuertos, más de 150 plazas de aparcamiento, un salón de baile, un teatro, cine, gimnasio, diferentes jardines, una gran biblioteca, una habitación con nieve y otra sala para la oración. Todo el material está construido por empresarios indios con maderas raras, madreperla, mármol y cristal. El edificio cuenta con 600 empleados para su mantenimiento.

¿Quién era el dueño del coche cargado de explosivos?

El dueño del vehículo Scorpio que investiga la NIA era Mansukh Hiren, un empresario local que tenía una tienda de accesorios para automóviles en la ciudad india de Thane.  

Hiren dijo a los investigadores que el vehículo era propiedad de otro hombre que no le había pagado por un trabajo de renovación del vehículo y que, por tanto, se "adueñó" de la camioneta. Y afirmó en sus declaraciones que el 17 de febrero, cuando viajaba por una autopista de la región el vehículo se estropeó, él lo dejo aparcado en los carriles de seguridad y se marchó, cuando volvió al día siguiente, el coche ya no estaba.  

Después de denunciar el caso del vehículo robado, un líder de la oposición dijo que Hiren debía de tener protección por ser un testigo clave en el caso del coche bomba. Horas más tarde, el cuerpo del propietario de la tienda de automóviles apareció a orillas de un arroyo cerca de Bombai.  

Según las investigaciones policiales, la noche del 4 de marzo, Hiren salió de la tienda hacia el hogar y le dijo su familia que había recibido la llamada de un policía llamado "agente Tawde" y que iba a reunirse con él. Hiren nunca regresó a casa.  

Su mansión Antilia protegida por policías. 

El cuerpo tenía varios pañuelos atados alrededor del rostro y el informe forense preliminar sugirió "ahogamiento como causa de muerte". Sin embargo, la policía de Bombay registró el caso como asesinato, conspiración criminal y destrucción de pruebas contra "una persona desconocida", tras la denuncia presentada por la esposa de Hiren tras su desaparición. La identidad real del policía que quedó con Hiren todavía se desconoce.  

Un policía arrestado, Sachin Vaze 

Uno de los policías que llegó al lugar donde estaba estacionado el coche bomba fue Sachin Vaze, un inspector asistente de un cuerpo de élite de la policía de Bombay.  La NIA interrogó a Vaze que afirmó haber llegado al sitio de los hechos tres o cuatro horas más tarde que los policías federales.  

Después de interrogarlo durante doce horas, los detectives federales arrestaron a Vaze por su presunta participación en el plan para estacionar el automóvil con explosivos fuera de la casa del empresario Ambani, el hombre más rico de Asia.  

La Agencia Nacional de Investigación (NIA), una unidad federal antiterrorista, acusó a Vaze de conspiración, intimidación criminal y conducta negligente en el manejo de explosivos. Un tribunal rechazó su petición de libertad bajo fianza. Por otro lado, la esposa de Hiren afirmó que su marido conocía muy bien a Vaze y los dos utilizaban el mencionado automóvil.  

Vaze tenía ya antecedentes policiales. En 2004 fue suspendido en relación con la muerte de un ingeniero de software de 27 años, que había sido arrestado por él mismo en relación con una explosión en esta ciudad.  Vaze ha negado, sin embargo, todas las relaciones con este mediático caso.  

Lo último que se conoce es que la NIA ha incautado la impresora utilizada para imprimir la carta de amenaza a Mukesh Ambani. Este aparato fue hallado en el piso de un policía convicto que estaban en libertad condicional. El populoso país de India está a la espera de nuevas hipótesis que den respuestas a un caso que tiene consternado a una nación con más de 1.400 millones de habitantes

COMPARTIR: