19 de septiembre de 2020
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Se refiere a la inclusión y utilización de los ficheros Sidenpol y Perpol por parte de los policías que instruyen diligencias bajo mandato judicial

Recelo entre los agentes: Una nueva orden del DAO, José Ángel González, complica más las investigaciones de Policía Judicial

El DAO José Ángel González.
El DAO José Ángel González.
Una circular del DAO (Dirección Adjunta Operativa) de Policía Nacional, el comisario principal José Ángel González, a todas las comisarias españolas, ha provocado cierto malestar entre los agentes que instruyen diligencias y casos relacionados con investigaciones judiciales, ya que su labor se puede ver obstruida y dificultada por esta nueva orden que imposibilita acceder a información muy importante para resolver casos criminales.

Una circular del DAO (Dirección Adjunta Operativa) de Policía Nacional, el comisario principal José Ángel González, ha provocado inquietud y cierto desconcierto entre los agentes de Policía Nacional que hacen labores administrativas como recoger denuncaias, pero también a los investigadores de delitos como homicidios, violaciones y otros delitos graves.

La circular, fechada el 27 de mayo, a la que ha tenido acceso elcierredigital.com, lleva en el asunto "Remitiendo instrucciones sobre el respeto a la protección de datos de carácter personal con ocasión de la tramitación de atestados policiales" y como destinatario "todas las dependencias policiales".

La instrucción titulada "sobre el respeto a la protección de datos de carácter personal con ocasión de la tramitación de atestados policiales" difunde en cuatro folios algunas directrices sobre el uso del programa Sidenpol. Argumenta el DAO que es necesaria la instrucción "con ocasión de la tramitación de atestados policiales, derivadas especialmente de un uso indebido de los ficheros dependientes del Ministerio del Interior".

La primera dice que "todas las unidades de Policía Nacional utilizarán, para la tramitación de los atestados policiales, exclusivamente y de manera obligatoria, la aplicación Sidenpol".

La instrucción advierte que "se reflejarán únicamente las anotacones vigentes que, en el momento de la consulta, aparezcan en el fichero Perpol" y "expresamente se dispone la prohibición de utilizar para confeccionar el referido informe de antecedentes, los datos registrados en el fichero Sidenpol, por tratarse de una base de datos con una finalidad declarada distinta".

El oficio remitido por el DAO.

Aquí viene el primero de los problemas, ya que se supone que los atestados mandados a los jueces instructores o las diligencias que engordan los sumarios llevan habitualmente incorporados los antecedentes policiales, si el sospechoso ha sido anteriormente detenido y si tiene otras causas en las que está siendo investigado.

Explica la instrucción del DAO que "el preceptivo informe sobre antecedentes policiales reflejado en la correspondiente diligencia contendrá únicamente los datos relativos a las personas detenidas, invesstigadas o denunciadas. La inclusión en dicho informe de datos relativos a terceras personas encartadas en el atestado (víctimas, perjudicados o testigos) sólo se realizará ante la existencia de un motivo lógico y razonado, orientado a la comprobación del delito y averiguación de los delincuentes, debiendo expresarse en el atestado la finalidad pretendida con la inclusión de dichos datos y el resultado obtenido". Es decir, de esta manera, hubiera sería complicado llegar ahora, por ejemplo, hasta Antonio Anglés, cuando se encontró un volante médico de su hermano Enrique y casi imposible llegar hasta Miguel Ricart, que figuraba en las fichas policiales como cómplice y acompañante fijo del propio Anglés.

Un veterano investigador policial explica a elcierredigital que "entendemos que la protección de datos es importante y hay que preservar este derecho de los ciudadanos, pero de verdad que el trabajo policial diario es mucho más complicado que todo esto y de verdad que estas fichas nos proporcionan muchos hilos de los que tirar para acabar con los "malos"".

El sistema de denuncias Sidenpol.

Respecto a las diligencias de reconocimiento fotográfico anuncia el DAO que "cuando las imágenes empleadas tengan su procedencia en la reseña de una persona detenida será preceptivo, antes de utilizarlas, consultar la vigencia de estas anotaciones. A tal fin, está absolutamente justificado y resulta oportuno el uso de las aplicaciones informáticas disponibles que garantizan la actualización y vigencia de las imágenes objeto de tratamiento en la medida en que el personal adscrito a la Dirección General de Policía puede acceder y consultar las bases de datos policiales por razón del servicio o de una investigación concreta que fuera de su competencia".

Y José Ángel González termina su instrucción con "el resto de los funcionarios policiales, meros usuarios de las bases de datos, se abstendrán de pronunciamentos al respecto que excedan su cometido".

Básicamente lo resume este mismo investigador policial en que "esta instrucción que ha emitido el DAO del CNP lleva consigo que si un juez ordena a un Policía Nacional investigar algún asunto y ordena que se informe solo al Juez, este policía no puede utilizar la aplicación SIDENPOL, no pudiendo dar cuenta de las detenciones anteriores, o existencia de requisitorias, ni datos de víctimas, perjudicados o testigos".

Las herramientas Sidenpol y Perpol

El fichero Sidenpol es un fichero policial con datos personales de cualquier ciudadano, aunque no tenga antecedentes policiales ni haya sido investigado. Aquí se incluye todo lo que la Policía Nacional sabe de nosotros, como nuestro número de DNI, domicilio, sexo, nombre de nuestros padres...

Pero la Policía usa hasta 49 bases de datos, la Guardia Civil tiene 9, pero ambos Cuerpos disponene de otros 100, aproximadamente, ficheros de control administrativos.

El origen de Sidenpol era ayudar en el trámite de denuncias y para consultas de los propios policías. Pero, hasta ahora los datos recopilados en fases tempranas de investigación se incluían en esa base y luego se deberían probar durante el proceso de la investigación. Ahora esos datos que no son relevantes, ya no deberían procesarse, y por lo tanto deben ser bloqueados o eliminados.

Este fichero almacena datos personales, incluida la salud, vida sexual y raza, de todas aquellas "personas físicas nacionales y extranjeras que tengan órdenes de búsqueda vigentes o cesadas, que hayan sido detenidas o se haya demostrado su implicación en hechos delictivos o sobre las que haya recaído alguna sentencia judicial por procesos penales". Hasta ahora también se recogían datos referidos a "personas físicas y jurídicas que atentan contra la seguridad pública" y a "investigadas por hechos de tráfico ilícito de drogas", por ejemplo.

En el caso del fichero Perpol los datos contenidos son de "personas físicas nacionales y extranjeras que tengan órdenes de búsqueda vigentes o cesadas, que hayan sido detenidas o se haya demostrado su implicación en hechos delictivos o sobre las que haya recaído alguna sentencia judicial por procesos penales". Es decir, toda la recogida de antecedentes penales.

"La cuestión es que por Ley cualquiera puede pedir la cancelación de antecedentes policiales, los del fichero Sidenpol y los "malos" lo saben, así que ahora tenemos mucho más complicado luchar contra ellos", concluye este investigador policial.

 

COMPARTIR: