29 de septiembre de 2023
|
Buscar
FIN DE SEMANA

La 'crisis’ de la prelatura a la que el Papa ha reducido su influencia se extiende a España con disputas por el dinero y las mentiras a la diócesis

Nuevo 'varapalo' al Opus Dei: Queda equiparado a una mera asociación de sacerdotes

El Papa Francisco junto al líder el Opus Dei, Fernando Ocáriz Braña
El Papa Francisco junto al líder el Opus Dei, Fernando Ocáriz Braña
Continúan las tensiones entre la Iglesia y la prelatura del Opus Dei. El pasado día 9 el Papa Francisco emitió un motu proprio sobre las prelaturas personales, que a partir de ahora quedarán equiparadas a asociaciones clericales con facultad de incardinar clérigos, lo que a efectos prácticos significa que el Opus Dei ve reducida su influencia. Paralelamente, en España los problemas para el Opus Dei se extienden tras las polémicas por la propiedad del santuario mariano de Torreciudad (Huesca).

El Papa Francisco volvió a pronunciarse el pasado día 9 de agosto para limitar la autonomía del Opus Dei un año después de la entrada en vigor del Ad charisma Tuendum (es un motu proprio del Papa Francisco emitido el 14 de julio de 2022), con el que el Pontífice recortó el poder de la Obra y su prelado.

Ahora, el Papa da un paso más con un nuevo motu proprio sobre las prelaturas personales, actualmente la única que existe en el seno de la Iglesia es la fundada por Escrivá de Balaguer (Opus Dei), que a partir de ahora quedarán equiparadas a “asociaciones clericales públicas de derecho pontificio con facultad de incardinar clérigos”. Dicho de otra manera, la organización del Opus Dei queda equiparada o reducida a una mera asociación de sacerdotes.

cq5dam.thumbnail.cropped.1500.844

El Papa Francisco y el líder del Opus Dei, Fernando Ocáriz Braña

En cuanto al máximo responsable del Opus Dei, el prelado Fernando Ocáriz, al que Francisco quitó hace un año la posibilidad de ejercer como obispo, pasa a ser, según el nuevo motu proprio, un “moderador”, aunque “dotado de las facultades de un Ordinario”, con derecho a erigir un seminario nacional o internacional, así como a incardinar estudiantes y a promoverlos a las filas con el título de servicio de la prelatura.

En cuanto a la participación de laicos en las actividades apostólicas de la prelatura personal, el texto mantiene esta posibilidad, aunque subraya que “la forma de esta cooperación orgánica y los principales deberes y derechos relacionados con ella se determinarán convenientemente en los estatutos”. Unos estatutos que, en el caso del Opus Dei, todavía no han sido aprobados por la Santa Sede, después de un congreso extraordinario organizado por el Papa en su escrito del año pasado.

Opus-Dei-1

Fernando Ocáriz

Las prelaturas personales pasaron a la competencia del Dicasterio para el Clero, del que dependen también las “asociaciones clericales públicas con facultad de incardinar clérigos”, tal y como se desprende del motu proprio papal en lo que parece un nuevo toque de atención para el futuro del Opus Dei.

El Opus Dei ha manifestado en un comunicado que estudiarán qué consecuencias pueden tener estas modificaciones para la configuración jurídica del Opus Dei, “también en el marco de los trabajos que se están realizando con el Dicasterio del Clero sobre la adaptación de los Estatutos”, expresaba la organización.

Malas noticias para el Opus Dei también en España

Hace escasas semanas el obispo de Barbastro-Monzón, Ángel Pérez Pueyo, nombró en julio al rector que se hará cargo a partir de septiembre del control del santuario mariano de Torreciudad, 'casa madre' de la prelatura del Opus Dei. La decisión de Pérez Pueyo supone la primera vez que el obispo diocesano sustituye al prelado del Opus Dei, máximo responsable de la organización, en el nombramiento de la persona encargada de gestionar el centro, que además ha controlado esta obra desde su inauguración el 7 de julio de 1975.

La decisión fue comunicada a través de una dura nota en la que la Diócesis apelaba a la falta de legitimidad del prelado del Opus Dei para tomar decisiones en el santuario encomendado al Opus. Para justificar este argumento y su posición, el obispo recurrió al Código de Derecho Canónico que establece que corresponde al Obispo diocesano el nombramiento del rector y de los sacerdotes dedicados a una iglesia o un santuario, “lo mismo que los sacerdotes de los institutos religiosos que sirven a las parroquias”. 

Medalla-1

Santuario oscense de Torreciudad.

En su comunicado, el obispo Pérez Pueyo reprochó al Opus Dei que no hubiera ofrecido al Obispado una terna de sacerdotes a partir de la que efectuar el nombramiento, tal y como se le había solicitado, motivo por el que el obispo había tenido que designar directamente a un responsable personalmente.

La decisión de Pérez Pueyo acabó destapando una disputa en la que el dinero y los engaños jugaron un rol importante. Paralelamente, la diócesis se encontró con que la aportación simbólica que hacía el Opus Dei por este santuario, acordada a perpetuidad en un convenio suscrito en 1962, no se correspondía con los ingresos obtenidos únicamente por la presencia de peregrinos. Los datos de la Memoria hablan de 190.000 euros frente a 1,2 millones de euros de recaudación en 2022.

Al asunto del dinero se sumaron diversas informaciones que aseguraban que la fundación que gestionaba el recinto había adquirido terrenos colindantes con la intención de construir un macrocomplejo que pondría al santuario al nivel de los grandes santuarios europeos. Todo ello sin el conocimiento de la diócesis.

josemaria-escriva-de-balaguer

José María Escrivá de Balaguer, fundador del Opus Dei.

Otra de las ‘incógnitas’ sin resolver es la propiedad del recinto que, según la nota del Opus Dei, pertenece a la fundación canónica Nuestra Señora de los Ángeles de Torreciudad, una institución de la que no existen registros actualizados y que, según algunas fuentes, está extinta desde hace años. Y de la antigua ermita con su imagen, que fueron cedidas en 1962 por el obispo a la Obra, en un contrato a perpetuidad que, en opinión de la diócesis, no se está cumpliendo.

COMPARTIR: